• Nigeria: Son 129 las jóvenes secuestradas por Boko Haram - 1
    1/2

    Nigeria: Son 129 las jóvenes secuestradas por Boko Haram - 1

  • Nigeria: Son 129 las jóvenes secuestradas por Boko Haram - 2
    2/2

    Nigeria: Son 129 las jóvenes secuestradas por Boko Haram - 2

Redacción EC

Momentos de tensión, son los que viven los familiares, autoridades y efectivos policiales en la localidad de Chibok, al noreste de Nigeria. Luego de que el pasado lunes por las noches 129 niñas fueran secuestradas por el grupo extremista 'Boko Haram'.

“Más de 100 estudiantes mujeres en nuestro colegio secundario gubernamental en Chibok han sido secuestradas”, dijo Audu Musa, quien enseña en otra escuela pública en la zona.

Según testigos citados por el diario local “The Punch”, unos 50 hombres armados irrumpieron a las 10 p.m. del lunes en un convoy de vehículos y prendieron fuego a edificios públicos y viviendas de Chibok.

Luego fueron a la escuela secundaria, donde capturaron a las estudiantes que pudieron y se las llevaron en un camión.

“Algunos profesores y estudiantes huyeron al verlos, pero secuestraron a quienes se quedaron en la residencia”, comentó el testigo Joseph Walama.

ATAQUES MORTALES 
El hecho ocurrió horas después de un brutal ataque con bombas en una estación de buses de Abuya, en el que murieron 75 personas, lo que aumentó la preocupación sobre la capacidad del Gobierno de proteger a sus ciudadanos de la insurgencia islamista.

Este mismo grupo ya había causado el domingo al menos 98 muertos en ataques a tres localidades del estado de Borno.

Solo en este año, los ataques de Boko Haram contra puestos policiales, militares y edificios del Gobierno, además de escuelas e iglesias, han dejado 1.500 muertos. 

Entre los ataques se incluye el asesinato de 59 personas en un internado, a fines de febrero, que fueron degolladas y quemadas vivas.

Si bien Goodluck Jonathan, presidente del país, dijo que sospechaba de Boko Haram, el grupo no se atribuyó el rapto. Jonathan está presionado para contener la insurgencia, que amenaza la seguridad del principal productor petrolero de África y su estatus como la mayor economía del continente. 

Pese a que Nigeria mantiene una ofensiva antiterrorista en los estados de Yobe, Borno y Adamawa, en el noreste del país (todos ellos bajo estado de excepción), los ataques integristas no cesan.