Redacción EC

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Hace una semana, la periodista ciudadana le dijo a su abogado que si la justicia le imponía una condena dura, seguiría con su huelga de hambre hasta el final. La reportera fue detenida en mayo tras haber desafiado la versión oficial sobre la . Fue llevada a juicio y condenada este lunes a 4 años de cárcel. “Ella cree que morirá en prisión”, dijo a la prensa el letrado Zhang Keke.

MIRA: China condena a 4 años de cárcel a periodista ciudadana que informó sobre el inicio del coronavirus en Wuhan

Zhang Zhan llegó a Wuhan, epicentro del brote de COVID-19, en febrero. La abogada china de 37 años había dejado su casa en Shanghái para documentar presencialmente los primeros días de la pandemia y la cuarentena en la zona cero. Publicó su contenido en el servicio de mensajería china WeChat, aunque debido a la censura confiaba más en y Twitter, a los que se puede accerder a través de redes privadas virtuales.

Según el diario “”, en sus videos, la periodista mostró un crematorio, el pasillo de un hospital abarrotado de camas rodantes y a los pacientes conectados a tanques de oxígeno. También examinó un centro de salud comunitario y contó que un hombre le dijo que le habían cobrado por una prueba de coronavirus, pese a que los residentes estaban convencidos de que las pruebas serían gratuitas.

En aquel momento, sus reportajes sobre el caótico panorama eran una de las pocas formas que locales y foráneos tenían de conocer la verdad de lo que pasaba en Wuhan, en estricto confinamiento desde fines de enero. Zhang denunció la cuarentena impuesta en la ciudad y se refirió a una “grave violación de los derechos humanos” al hablar del tema. Su retrato de las calles desiertas ofreció una realidad más desoladora que la que el régimen chino quería contarle al mundo.

Zhang fue ferozmente crítica con el gobierno en sus despachos, preguntando por qué se había tratado de silenciar a los denunciantes sobre el virus y cuestionando si el bloqueo de Wuhan se había promulgado con demasiada dureza”, señala “The New York Times”.

El medio también describe cómo Zhang preguntó a peatones en las calles si se sentían agradecidos, en respuesta a las declaraciones de un alto funcionario del Partido Comunista en Wuhan que había afirmado que los residentes necesitaban recibir “educación de gratitud” para reconocer las acciones del régimen en el manejo de la pandemia.

¿Es la gratitud algo que puedas enseñar? Si puedes, debe ser una falsa gratitud [...] Somos adultos. No necesitamos que nos enseñen“, dijo la reportera ciudadana, cuyos reportes en texto y video fueron ampliamente compartidos en las redes sociales.

Su postura crítica también está claramente plasmada en el último video que subió a YouTube. “La forma en que el gobierno maneja esta ciudad ha sido la intimidación y las amenazas [...] Esta es realmente la tragedia de este país”, dijo Zhang Zhan. Y luego dejó de publicar.

Pandemia y libertad de prensa

Zhang Zhan dejó de intercambiar mensajes con sus amistades a mediados de mayo. Poco después se supo que había sido arrestada y llevada de vuelta a Shanghái.

La periodista -el primer caso conocido de proceso judicial por informar sobre la pandemia en China- fue acusada de “provocación de disturbios”, un cargo que suele usarse contra los opositores al Gobierno Chino. En concreto, la justicia la sindica de haber difundido informaciones falsas por Internet.

El estricto régimen de censura que rige en China se relajó brevemente en el inicio de la pandemia, cuando las autoridades de Wuhan intentaban contener el caos y poner orden. Fue en ese momento que periodistas y personas interesadas en la pandemia, como Zhang Zhan, llegaron a la urbe para registrar lo que pasaba.

El Gobierno Chino ha intentado comunicar al mundo que su manejo de la pandemia ha sido un operativo exitoso y censura a quienes dicen lo contrario.

Un oficial de policía trata de detener a los medios de comunicación durante la llegada de uno de los abogados, centro, de Zhang Zhan a un tribunal en Shanghái. (Foto: Kyodo News vía AP)
Un oficial de policía trata de detener a los medios de comunicación durante la llegada de uno de los abogados, centro, de Zhang Zhan a un tribunal en Shanghái. (Foto: Kyodo News vía AP)

Varios críticos a la versión oficial han sido arrestados, censurados o amenazados por la policía dentro de China. Otros tres periodistas ciudadanos desaparecieron de Wuhan antes que Zhang, aunque ninguno ha sido acusado públicamente.

Según la organización Chinese Human Rights Defenders (CHRD), Zhang Zhan fue detenida por publicar que los ciudadanos de Wuhan habían recibido comida podrida durante el confinamiento o que fueron obligados a pagar tasas para poder hacerse pruebas de ácido nucleico.

La ONG defensora de los derechos humanos Amnistía Internacional apunta que el trabajo de Zhang Zhan se centró en informar de detenciones de otros reporteros independientes y de acoso a familiares de víctimas del COVID-19 durante el inicio de la pandemia en Wuhan.

La oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los derechos humanos dijo estar “profundamente preocupada” por la condena de la periodista.

Un activista en favor de la democracia protesta en Hong Kong a favor de Zhang Zhan. (Foto: EFE/EPA/MIGUEL CANDELA)
Un activista en favor de la democracia protesta en Hong Kong a favor de Zhang Zhan. (Foto: EFE/EPA/MIGUEL CANDELA)

Zhang Zhan podía ser condenada con hasta cinco años de prisión. Finalmente recibió cuatro años de pena. Sus abogados ya han adelantado que apelarán la sentencia dictada este lunes.

Otros tres periodistas ciudadanos, Chen Qiushi, Fang Bin y Li Zehua, también fueron arrestados tras haber cubierto esos acontecimientos.

En su video del 7 de febrero, Zhan mencionó que Chen Qiushi acababa de desaparecer y que Fang Bin estaba bajo vigilancia.

Firme en su desafío

Zhang, que se ha negado a aceptar los cargos, empezó una huelga de hambre en junio para protestar contra su detención. En respuesta, las autoridades la alimentaron a la fuerza a través de un tubo de alimentación nasal y le sujetaron las manos con un grillete para que no pudiera sacarlo.

Sus abogados dicen que se encuentra demacrada y en mal estado de salud y que pese a sufrir dolores de cabeza, mareos y dolor de estómago se sigue negando a comer.

Se siente psicológicamente agotada, como si cada día fuera un tormento”, dijo uno de sus abogados, quien había solicitado el aplazamiento del juicio debido a su estado de salud.

Zhang Zhan parecía devastada cuando se anunció la sentencia”, dijo su otro letrado, Ren Quanniu, a la agencia de noticias AFP.

Li Dawei, una amiga que intercambiaba mensajes con ella, dijo que Zhang no había sido periodista ciudadana hasta antes de viajar a Wuhan y la describió como una persona “terca e idealista”, indica “The New York Times”.

_________________________

VIDEO RECOMENDADO

La Unión Europea inicia su campaña de vacunación contra el coronavirus
Menos de una semana después de que la Unión Europea autorizara el uso de la vacuna de los laboratorios Pfizer y BioNTech, países como Italia y España comenzaron

TE PUEDE INTERESAR