El presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, pronuncia un discurso durante una ceremonia frente al Palacio de la Cultura en la Ciudad de Guatemala el 9 de marzo de 2022. (JOHAN ORDONEZ / AFP).
El presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, pronuncia un discurso durante una ceremonia frente al Palacio de la Cultura en la Ciudad de Guatemala el 9 de marzo de 2022. (JOHAN ORDONEZ / AFP).
Agencia AFP

Una organización religiosa declaró este miércoles como “Capital Pro Vida de Iberoamérica”, un día después de que el Congreso oficialista endureciera las penas por aborto y cerrara la puerta al matrimonio homosexual.

“Este es un día para celebrar que tenemos un país que aprende, que enseña y hace todo lo posible por respetar la vida desde su concepción hasta la muerte natural”, dijo el presidente conservador Alejandro Giammattei durante una ceremonia pública religiosa junto al grupo cristiano Congreso Iberoamericano por la Vida y la Familia, que se reúne en la capital.

MIRA: En el Día Internacional de la Mujer, Guatemala criminaliza aborto

La declaración, por cuatro años, es la primera que otorga esa organización religiosa que tiene sede principal en México. En ella se reúnen grupos contrarios al aborto y al matrimonio entre personas del mismo sexo.

Giammattei, frente a decenas de personas en la plaza central de Ciudad de Guatemala, señaló que su país protege la vida desde su concepción por mandato constitucional y porque “lo manda nuestra fe”.

Destacó que “mientras que en otros países se están tirando bombas, como Rusia atacando a Ucrania, nosotros le decimos aquí: sí a la vida”.

“Luz a las naciones”

“Hoy somos testigos de una profecía, la profecía es que Guatemala sería faro de luz a las naciones. El actuar de Guatemala es un ejemplo para el mundo”, indicó Aarón Lara, presidente del grupo religioso.

“Se necesita ser muy valiente para defender el derecho a la vida y dejar claro que no existe el derecho humano al aborto”, apuntó Lara, al indicar que se eligió a Guatemala como capital pro vida por las políticas del gobierno.

El Congreso guatemalteco, controlado por oficialistas conservadores, aprobó el martes por la noche la “Ley para la Protección de la Vida y la Familia”, que eleva de tres a 10 años la pena máxima de cárcel a “la mujer que causare su aborto o consintiere que otra persona se lo cause”.

También castiga con prisión de hasta 50 años al responsable de un “aborto o de maniobras abortivas efectuadas sin consentimiento de la mujer” y que causen la muerte de esta.

Cerca de donde se celebró la ceremonia, un grupo de mujeres colocó en hilera varios ataúdes negros en protesta contra la actividad gubernamental y la reciente ley aprobada.

“Estamos hablando de una nueva inquisición en un proceso social en el que las mujeres vamos a tener cada vez menos voz. Estamos retrocediendo siglos”, dijo a la AFP la activista Ada Valenzuela de la Red De Defensoras de Derechos Humanos de Guatemala.

Giammattei también develó un monumento en el Palacio Nacional y renombró como “Patio de la Vida” una de las áreas del edificio histórico.

Riesgo de crímenes de odio

La norma aprobada también reformó el Código Civil para dejar en claro que “se prohíbe expresamente el matrimonio entre personas del mismo sexo” en Guatemala.

Restringe además a los centros educativos la posibilidad de enseñar sobre diversidad sexual.

Los diputados impulsores de esta ley señalaron en el texto que hay “grupos minoritarios de la sociedad guatemalteca” que proponen “modelos de conducta y convivencia distintos al orden natural del matrimonio y de la familia, los que representan una amenaza al equilibrio moral de nuestra sociedad y por ende un peligro para la paz”.

Legisladores opositores advirtieron que la norma, que debe ser promulgada por Giammattei, criminaliza a las mujeres que puedan sufrir un aborto espontáneo y discrimina y estigmatiza a la comunidad LGTBI, situación que aumenta el riesgo de crímenes de odio, alertaron.

“El objetivo del proyecto político reinante en Guatemala es claro: robarle a los guatemaltecos mientras los intentan distraer con teorías conspirativas absurdas, como la ‘ideología de género’. El costo humano lo pagan todos, en especial las mujeres, LGBT y los más humildes”, escribió en Twitter el investigador para las Américas de Human Rights Watch, Juan Pappier.

El ombudsman de Guatemala, Jordán Rodas, adelantó que impugnará la ley al considerarla “inconstitucional” por violar derechos humanos y convenios internacionales suscritos por Guatemala.

“Las mujeres y las personas LGBTIQ vamos a resistir todo intento del gobierno de turno que pretende restringir nuestros derechos y libertades. Nuestra lucha es por cambiar el país para que la justicia y la dignidad sean posibles para todas las personas”, señaló la organización no gubernamental Visibles.

_______________________________

VIDEO RECOMENDADO

Rusia: Vladimir Putin reconoce las repúblicas separatistas y genera el rechazo internacional
El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha dado una nueva vuelta de tuerca en la crisis de Ucrania al reconocer hoy la independencia de las autoproclamadas repúblicas separatistas prorrusas de Donetsk y Lugansk, en la región oriental ucraniana del Dombás, lo que ha generado de inmediato el rechazo y la condena de los principales actores internacionales implicados en esta crisis en apoyo de Kiev: Estados Unidos, la OTAN y la Unión Europea. (Fuente: EFE)

TE PUEDE INTERESAR

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más