El expresidente de los Estados Unidos, Donald Trump, levanta el puño mientras camina hacia un vehículo fuera de la Torre Trump en la ciudad de Nueva York el 10 de agosto de 2022. (Foto de STRINGER / AFP)
El expresidente de los Estados Unidos, Donald Trump, levanta el puño mientras camina hacia un vehículo fuera de la Torre Trump en la ciudad de Nueva York el 10 de agosto de 2022. (Foto de STRINGER / AFP)
/ STRINGER
Redacción EC

Varios registros presidenciales durante el mandado de , incluyendo la correspondencia con el presidente de Corea del Norte, Kim Jong Un, aún deben ser entregados al gobierno. Así lo informaron los Archivos Nacionales de al Congreso.

MIRA: Quiénes son los Oath Keepers, el grupo cuyos miembros son juzgados por conspiración sediciosa en EE.UU.

Los Archivos Nacionales hicieron público este lunes el correo electrónico en el que notificaba de la situación a los abogados de Trump el 6 de mayo de 2021, luego de que terminara la gestión del republicano.

“La correspondencia original entre el presidente Trump y el líder norcoreano Kim Jong-un no nos fue transferida. Tenemos entendido que en enero de 2021, justo antes del final de la Administración, los originales fueron puestos en una carpeta para el presidente, pero nunca fueron devueltos a la Oficina de Administración de Registros para su transferencia a NARA”, dijo el consejero general de los archivos, Gary Stern, a los representantes de expresidente.

Otro de los documentos no entregados es una carta que el expresidente Barack Obama le dejó a Trump.

“Aunque no hay una manera fácil de establecer una responsabilidad absoluta, sabemos que no tenemos todo lo que deberíamos”, dijo la responsable del organismo, Debra Steidel Wall, en una carta a la representante demócrata Carolyn Maloney, que dirige un comité de supervisión de la Cámara de Representantes.

Los nombres de los funcionarios que trabajaron en la Casa Blanca y que fueron responsables de los documentos no figuran en esa carta datada el viernes y divulgada la noche del sábado. Sin embargo, se indica que algunos utilizaron cuentas privadas de mensajería electrónica para hacer trámites oficiales y no entregaron esos mensajes como exige la ley.

Wall dijo que los Archivos Nacionales, cuya misión es guardar los registros gubernamentales, consultarán al Departamento de Justicia para emprender eventuales acciones que permitan recuperar “documentos ilegalmente quitados”.

Según informa , el Departamento de Justicia ya ha reclamado archivos de un exmiembro del equipo de Trump, Peter Navarro. La fiscalía dice que este empleó al menos una cuenta no oficial para intercambiar correos cuando trabajaba como asesor comercial del republicano.

Navarro fue procesado con cargos penales por negarse a cooperar con una investigación del Congreso sobre el asalto del 6 de enero de 2021 al Capitolio

La carta también se envió casi dos meses después de que el FBI allanara la residencia de Mar-a-Lago en el estado de Florida. En esa redada se requisaron más de 10.000 documentos, muchos clasificados como secretos.

Trump alegó que esos documentos son privados o están protegidos por privilegios presidenciales y recurrió a la justicia para recuperarlos. Los abogados del expresidente habían entregado una declaración jurada que aseguraba haberse devuelto todos los archivos del gobierno.

Según afirma , Trump pidió a su exabogado Alex Cannon que mintiera por él en una declaración a Archivos Nacionales en la que aseguraba que todos los registros presidenciales que estaban en Mar-a-Lago habían sido devueltos.

Cannon se negó porque no estaba seguro de que la declaración sea cierta. Él estaba encargado de la devolución de documentos que se había extendido más de la cuenta.

Según The Washington Post, el propio Trump se encargó de empaquetar las 15 cajas que se entregaron en enero, antes de pedir a Cannon que enviara la declaración.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más