Agencia Reuters

Agencia de noticias

Un agente de policía del Capitolio de murió este jueves como consecuencia del asalto de seguidores del presidente Donald Trump al Congreso registrado este miércoles, informó la cadena de televisión CNN.

Con este fallecimiento, ya son cinco las personas fallecidas a causa de esos incidentes, que se produjeron cuando los congresistas estaban reunidos para ratificar la victoria del demócrata Joe Biden en las elecciones presidenciales de noviembre.

Además del policía, cuya identidad aún no ha sido revelada, perdieron la vida cuatro de los manifestantes: Ashli Babbitt, una mujer de 35 años residente en San Diego (California, EE.UU.); Benjamin Phillips, de 50 y de Ri (Pensilvania); Kevin Greeson, de 55 años, de Athens (Alabama); y Rosanne Boyland, de 34 años, de Kennesaw (Georgia).

Así lo anunció el jefe del Departamento de Policía Metropolitana de Washington D.C., Robert Contee III, en una rueda de prensa en la que no dio detalles sobre las circunstancias específicas de las muertes, aunque tres de ellas fueron por “emergencia médica” y otra por disparo.

Ese último fue el caso de Babbitt, la mujer de San Diego que pereció después de recibir un disparo de un agente de la Policía del Capitolio de EE.UU., de acuerdo con un comunicado de ese cuerpo, que se encarga exclusivamente de la seguridad del propio edificio y los colindantes, propiedad del Gobierno.

MIRA: EN VIVO | Senado de EE.UU. vuelve a reunirse para certificar el triunfo de Biden tras asalto al Capitolio

“Se brindó asistencia médica de inmediato y la mujer fue trasladada al hospital, donde más tarde sucumbió a sus heridas”, agregó la Policía del Capitolio.

De acuerdo con varios videos difundidos por las redes sociales, Babbitt trató de entrar en una zona del Capitolio a través de una ventana rota, flanqueada por otros asaltantes y fue entonces cuando el policía apretó el gatillo, terminando con su vida de un solo disparo.

Según los medios locales de California, esta mujer era veterana del Ejército estadounidense, libertaria, ferviente seguidora de Trump y partidaria de la Segunda Enmienda, que protege el derecho a portar armas.

El día antes de su fallecimiento, Babbitt aseguró en Twitter que “nada” detendría al movimiento de apoyo de Trump.

“Nada nos detendrá. Pueden intentar y tratar de hacerlo, pero la tormenta está aquí y descenderá sobre DC en menos de 24 horas”, escribió en su cuenta personal.

Babbitt fue la primera víctima mortal confirmada del asalto al Capitolio de EE.UU., que obligó a aplazar las sesiones de la Cámara Baja y el Senado.

Después de casi cuatro horas de asalto, y con todo tipo de destrozos en los hemiciclos y oficinas del Congreso, los legisladores de ambos partidos consideraron importante retomar la misma noche del miércoles la sesión interrumpida y acabaron ratificando la victoria de Biden.

Los oficiales de policía tratan de dispersar a los fanáticos de Trump en el Capitolio. (REUTERS / Leah Millis).
Los oficiales de policía tratan de dispersar a los fanáticos de Trump en el Capitolio. (REUTERS / Leah Millis).

ASALTO AL CAPITOLIO

El Capitolio de fue despejado este miércoles y se restableció la seguridad en su interior, más de tres horas después de que cientos de seguidores del presidente Donald Trump irrumpieran en él por la fuerza, afirmaron los sargentos de armas del Congreso, encargados de su seguridad.

El anuncio llegó poco antes de que entrara en vigor el toque de queda declarado por la Alcaldía de Washington, a las 18.00 (23.00 GMT).

Aunque las autoridades lograron despejar el Capitolio y sus alrededores, muchos de los seguidores de Trump ignoraron el toque de queda y apenas se alejaron un poco del Capitolio, dirigiéndose hacia otras zonas del centro de la capital.

La Policía lanzó inicialmente gases irritantes y de aturdimiento (que al caer desprenden flashes muy brillantes para desorientar) con el fin de expulsar a los seguidores de Trump de las inmediaciones del Capitolio.

Una vez que entró en vigor el toque de queda, los agentes antidisturbios empezaron a avanzar hacia el centro de la ciudad para empujar a los seguidores de Trump lejos del Capitolio, y estos obedecieron, alejándose de la zona lentamente pero sin dar señales de querer regresar a sus residencias u hoteles.

Algunos manifestantes se dirigieron hacia la calle 16, a una intersección situada enfrente de la Casa Blanca y bautizada como la plaza de “Black Lives Matter” (“Las vidas negras importan”).

Allí, dos decenas de ellos se enfrentaron con otros manifestantes contrarios a Trump, a puñetazos, con gas pimienta y una pistola de descarga eléctrica, hasta que la Policía intervino para que pararan, informó el diario The Washington Post.

Turba asalta el Capitolio de EE.UU. y Trump es acusado de intento de "golpe". (AFP).
Turba asalta el Capitolio de EE.UU. y Trump es acusado de intento de "golpe". (AFP).

Una multitud de manifestantes irrumpió en el Capitolio de Estados Unidos el miércoles mientras buscaban obligar al Congreso a desestimar la derrota electoral del presidente , suspendiendo temporalmente un último esfuerzo de algunos de los socios republicanos del mandatario para descartar los resultados.

La policía lanzó gases lacrimógenos y ordenó la evacuación de varios edificios de oficinas después de que los manifestantes irrumpieron en el Capitolio y fueron vistos marchando por los pasillos del Congreso, donde los legisladores se reunían para certificar la victoria del presidente electo Joe Biden.

La policía escoltó a los miembros de la Cámara de Representantes desde el sector donde habían estado debatiendo después de que los legisladores alineados con Trump desafiaran los resultados de las elecciones, un esfuerzo que probablemente no tendrá éxito. El Senado levantó la sesión abruptamente y el vicepresidente Mike Pence, que había presidido una sesión conjunta del Congreso, fue escoltado fuera de la cámara.

La policía del Capitolio dijo a los legisladores en la Cámara que sacaran máscaras antigases de debajo de sus asientos y se prepararan para ponérselas. Los agentes en la puerta principal de la Cámara baja desenfundaron sus armas cuando alguien intentó ingresar. Posteriormente ordenaron a las personas en el salón que se tiraran al piso por seguridad.

Un seguidor de Trump se sienta en la oficina de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi. (Foto de SAUL LOEB / AFP).
Un seguidor de Trump se sienta en la oficina de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi. (Foto de SAUL LOEB / AFP).

Las caóticas escenas se produjeron después de que Trump se dirigiera a miles de seguidores cerca de la Casa Blanca, repitiendo sus afirmaciones infundadas de que le robaron las elecciones debido a un supuesto fraude generalizado.

Funcionarios electorales de ambos partidos y observadores independientes han dicho que no hubo fraude significativo en la contienda del 3 de noviembre, que Biden ganó por más de 7 millones de sufragios en el voto popular nacional.

Han pasado semanas desde que los estados completaron la certificación de que Biden, un demócrata, ganó las elecciones por 306 votos del Colegio Electoral frente a los 232 de Trump. Los variados desafíos de Trump a la victoria de Biden han sido rechazados por cortes de todo el país.

Se esperaba que la certificación en el Congreso, normalmente una formalidad, se prolongara durante varias horas mientras algunos legisladores republicanos se esforzaban por rechazar algunos conteos estatales, comenzando por Arizona.

Fuera del Capitolio, miembros de milicias y grupos de extrema derecha, algunos con chalecos antibalas, se mezclaban con la multitud. Manifestantes que coreaban consignas a favor de Trump derribaron barricadas y se enfrentaron con la policía.

COMENTARIOS

TIM GHRISKEY, JEFE DE ESTRATEGIA DE INVERSIONES, CONSEJERO DE INVERNESS, NUEVA YORK

“Tuvimos un buen día en el mercado en general hasta las 2:15 pm (1815 GMT), cuando se supo que el Capitolio estaba siendo asediado por manifestantes pro-Trump. El mercado ha estado reduciendo sus ganancias desde entonces. La reacción hasta ahora ha sido bastante silenciosa considerando lo que está pasando”.

“Es un poco impactante visualmente ver cómo se desarrolla esto en la televisión para los inversores (...) Sugiere casi una revolución, pero esto va a pasar y Biden será declarado presidente. Eso es lo que parecen estar diciendo los inversores”.

EDWARD MOYA, ANALISTA SENIOR DE MERCADO DE OANDA, EN NUEVA YORK.

“Veo las imágenes de personas asaltando el Capitolio y Pelosi siendo evacuada y el dólar ni siquiera parpadea. Trump parece que ha podido retrasar la certificación (del triunfo de Biden). Esto es una locura”.

“Esto demuestra que en este momento, para los mercados, este espectáculo forma parte solo de los últimos minutos de la administración Trump. Realmente demuestra que los inversionistas, en lo único que están enfocados en este momento, es en el 20 de enero, cuando Biden asuma el cargo”.

Funte: EFE / Reuters

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

__________________________

VIDEO RECOMENDADO

Trump pide a un alto funcionario de Georgia que le ayude a revertir resultados electorales

Trump pide a un alto funcionario de Georgia que le ayude a revertir resultados electorales. (AFP).
Trump pide a un alto funcionario de Georgia que le ayude a revertir resultados electorales. (AFP).

TE PUEDE INTERESAR