Natalia Lizama

y llegan a los comicios de hoy, 3 de noviembre, con una diferencia de 7,2 puntos a favor del candidato demócrata, según la encuestadora ; sin embargo, lo que en casi cualquier otro proceso electoral sería un claro indicador de una próxima victoria, en el caso estadounidense la experiencia de las últimas elecciones indica que el vencedor no está definido hasta contar con los resultados completos.

MIRA: EN VIVO | Elecciones USA | ¿Biden o Trump?: EE.UU. vota en unas elecciones bajo máxima tensión

Esto se debe a que en Estados Unidos un candidato puede obtener la mayoría de votos populares y aún así perder la elección, esto debido a los votos del Colegio Electoral, que es la entidad que en realidad cuenta. Esa situación se vivió en las elecciones del 2016 cuando Hillary Clinton iba primera en las encuestas, ganó en el sufragio popular, pero obtuvo solo 227 votos electorales frente a 304 de Trump (se necesitan 270 para asegurar la victoria).

Según el analista político Oscar Vidarte, Donald Trump ganó hace cuatro años porque representaba las demandas de los ciudadanos que no se habían visto favorecidos con la globalización y los cambios económicos que se dieron desde la década de los 90. Este sector de la población representó la mayor cantidad de votos a favor del actual presidente.

Trump genera muchos anticuerpos, pero a pesar de ello representa alguna de las demandas que tiene un sector de la población que no ha sido favorecida. Eso los lleva inevitablemente a no decir por quien van a votar, situación que se vivió hace cuatro años”, afirma Vidarte a El Comercio.

En las elecciones del 2016 Hillary Clinton iba primera en las encuestas, ganó en el sufragio popular, pero obtuvo solo 227 votos electorales frente a 304 de Donald Trump. (Foto: AFP)
En las elecciones del 2016 Hillary Clinton iba primera en las encuestas, ganó en el sufragio popular, pero obtuvo solo 227 votos electorales frente a 304 de Donald Trump. (Foto: AFP)

Los resultados finales de la elección del 2016 terminaron revelando la posibilidad de la existencia de un voto oculto a favor de Trump; es decir, miles de republicanos que apoyaban al magnate neoyorquino silenciaron su respuesta en los sondeos.

Sin embargo, Omar Awapara, analista y director de la carrera de Ciencias Políticas de la UPC, considera que la diferencia recayó en los márgenes de error que posee todo estudio de este tipo.

Las encuestas se equivocaron pero los resultados estuvieron dentro del margen de error, tanto así que Trump pierde el voto popular y gana el voto electoral y en los estados donde ganó de manera sorpresiva los resultados estuvieron dentro de los márgenes de error. Ahora hay más atención a las encuestas a nivel estatal por la importancia del colegio electoral y hay encuestadoras que ponderan el valor de cada sondeo, por estos factores todo hace indicar que no va a haber un voto oculto, si es que se puede hablar de un voto oculto, así como fue en la elección pasada”, explica Awapara.

Otro factor que influyó en el 2016 fue que los demócratas se encontraban divididos desde que Clinton le ganó al senador por Vermont, Bernie Sanders, en las primarias de su partido. El legado de Obama, además, los dejó confiados. Por ello, muchas personas inscritas en el Partido Demócrata que afirmaron irían a votar faltaron a las urnas, provocando que el margen de error terminara favoreciendo a Trump.

El actual mandatario consiguió la mayoría de votos en 30 estados diferentes, además del apoyo en dos de los ‘estados pendulares’ conocidos por no tener una inclinación fija hacia ninguno de los dos partidos. Florida con 29 votos y Pensilvania con 20, fueron los estados que le dieron la ventaja que necesitaba para ganar.

MIRA: Biden o Trump: ¿Quién ganará las elecciones en EE.UU. según las últimas encuestas?

44% de aprobación

Luego de cuatro años frente al poder, Donald Trump ha tenido un índice de aprobación que va de entre un 36% como mínimo y un 47% como máximo a lo largo de todo su gobierno. Actualmente, el candidato a la reelección tiene una acogida que está en un 44.6%, números que no han tenido drásticos cambios desde el inicio de su carrera presidencial.

Increíblemente Trump se sigue moviendo dentro de un porcentaje de apoyo que en 4 años ha cambiado muy poco. El público que lo apoyó y lo hizo presidente, sigue amparándolo”, comenta Awapara.

Por esta razón, ambos analistas esperan que un gran grupo de republicanos tenga la disposición de ir a votar a lo largo del día en las urnas estadounidenses. Uno de los factores que los moverá a sufragar presencialmente son las declaraciones de Trump en contra del voto por correo.

Tras cuatro años frente al poder, Donald Trump ha tenido un índice de aprobación que va entre un 36% como mínimo y un 47% como máximo a lo largo de todo su gobierno. (Foto: Reuters)
Tras cuatro años frente al poder, Donald Trump ha tenido un índice de aprobación que va entre un 36% como mínimo y un 47% como máximo a lo largo de todo su gobierno. (Foto: Reuters)

Hasta el lunes 2 de noviembre, aproximadamente 95 millones de ciudadanos, lo que representa a más de 68% de personas en comparación a las elecciones pasadas, votaron de manera anticipada.

Muy diferente a lo que sucedió en el 2016, ahora los demócratas han mostrado entusiasmo por acudir a sufragar. Esto se ve reflejado en los históricos récords que se vienen rompiendo desde que empezó la votación anticipada.

La estrategia de Biden es ganar los 4 o 5 estados que no logró Hillary. La base social de Trump se ha mantenido pero en esta ocasión parece no ser suficiente para ganar”, asegura Awapara.

La balanza se inclina hacia los demócratas

Los resultados comenzarán a ser de conocimiento público hoy, 3 de noviembre, a partir de las 7:30 pm. Carolina del Norte, estado al cual se le permitió comenzar el conteo de los votos de manera anticipada, será el primero en dar un posible ganador.

Sin embargo, el conteo final se sabrá dentro de varios días, esto debido a que se permitirá que los votos por correo lleguen a las oficinas hasta el 12 de noviembre.

Por otro lado, Trump ha repetido durante su campaña que y ha esbozado dudas sobre la fiabilidad de las votaciones por correo, lo que podría causar que los comicios terminen desembocando en una batalla legal e incluso tener que definirse en la Corte Suprema.

MIRA: ¿Cuándo conoceremos el resultado de las elecciones en EE.UU. y qué pasará si no hay ganador el martes?

Por el momento, la balanza parece inclinarse hacia el lado de Joe Biden y no necesariamente por ser el gran favorito sino porque muchos votantes no quieren que Trump siga en el poder. “No sé si sea una apuesta a favor de Biden sino una apuesta anti Trump”, señala Awapara sobre los resultados de esta jornada.

Vidarte, por su parte, considera que los demócratas han aprendido de sus errores y que están utilizando estrategias que “permiten tejer puentes entre las minorías”, una de ellas fue elegir a Kamala Harris como compañera de fórmula de Biden. Harris es una política y abogada de padres indio-jamaiquinos que en el 2016 se convirtió en la segunda mujer afroamericana y la primera mujer surasiática electa como senadora de EE.UU.

Biden está siendo mucho más cuidadoso. Yo creo que el partido demócrata se ha dado cuenta de sus errores y está tratando de no cometerlos nuevamente", finaliza el analista.

El analista político Oscar Vidarte considera que los demócratas están utilizando estrategias que “permiten tejer puentes entre las minorías”, una de ellas fue elegir a Kamala Harris como compañera de fórmula de Biden. (Foto: Reuters)
El analista político Oscar Vidarte considera que los demócratas están utilizando estrategias que “permiten tejer puentes entre las minorías”, una de ellas fue elegir a Kamala Harris como compañera de fórmula de Biden. (Foto: Reuters)

VIDEO RECOMENDADO

Republicanos vs. Demócratas: ¿Quién ganará la presidencia de Estados Unidos? |El Comercio te explica

TE PUEDE INTERESAR