Donald Trump buscará la reelección en las elecciones del 3 de noviembre. (Foto: Jim WATSON / AFP).
Donald Trump buscará la reelección en las elecciones del 3 de noviembre. (Foto: Jim WATSON / AFP).
Redacción EC

Alguna vez le pegó a uno de sus profesores del colegio porque estaba en desacuerdo con una orden que le había dado. El joven , quien muchos años más tarde se convertiría en presidente de , solo conocía mimos y consentimientos de parte de su familia. El cuarto de cinco hermanos se había acostumbrado a no tener que mover ningún dedo para conseguir lo que ansiaba y planeaba seguir así.

Melania Trump: la primera dama más polémica de la historia de Estados Unidos | PERFIL

Hasta que su padre, Fred Trump, lo mandó a la Academia Militar de Nueva York.

A Donald no le fue muy difícil adaptarse. De hecho, una vez que descubrió cómo podía ser el primero en la cola para el desayuno, no paró hasta lograrlo.

Entonces él soñaba con ser jugador de baseball, aunque dejó de lado ese interés porque el salario era muy bajo. Más adelante descubriría que lo que verdaderamente le atraía era la pantalla grande. Quería ser director de cine.

Sus biógrafos cuentan que él se identificaba Orson Welles y su ópera prima “Ciudadano Kane”.

Donald Trump: “Vamos a ganar con un apoyo sin precedentes de los hispanos”

Su padre, nuevamente, se haría presente para llevarlo por lo que consideraba el mejor camino. A partir de ese momento, Donald lo acompañaría al trabajo para prepararse para tomar las riendas de la Organización Trump, un negocio de bienes raíces de gran éxito en Nueva York.

De la mano de mi padre, empecé con pequeños tratos en Brooklyn y Queens, y salieron bien”,

Los Trump, de izquierda a derecha: Robert, Elizabeth, Fred, Donald y Maryanne. (Campaña Trump).
Los Trump, de izquierda a derecha: Robert, Elizabeth, Fred, Donald y Maryanne. (Campaña Trump).

TODO POR LA VICTORIA

Donald Trump siempre quiso ser el mejor. El número uno. La enseñanza del padre caló en él como en ninguno de sus otros hermanos, y sí que le dio buenos resultados en su vida.

No importaba quién fuera su oponente.

En alguna ocasión, recordó el ahora mandatario de Estados Unidos, le quitó a su hermano Robert un grupo de edificios. Resultó que él había construido uno que le gustó tanto, que decidió tomar los ajenos y anexarlos al suyo. En una entrevista le preguntaron su opinión sobre quitarle a otros sus propiedades. “Es la historia de siempre, ¿no es así?”, respondió.

A quien no le cuadró el mandato del patriarca fue a su hermano Fred Jr., quien se volvió un alcohólico y falleció a los 43 años por un problema cardiaco. “Él hubiera sido muy feliz si no hubiera tenido la orden de competir. Pero tenía que hacerlo por el ambiente en el que vivíamos, pero fue eso mismo lo que terminó por matarlo”, declaró Donald.

Para ser exitoso, dice Trump, hay una clave: nunca revelar sus debilidades.

Línea de vida de Donald Trump. (AFP).
Línea de vida de Donald Trump. (AFP).

HAZTE FAMA Y ÉCHATE A LA CAMA

Donald Trump se vende a sí mismo como un millonario que nunca deja de cosechar éxitos. Todo lo que toca es oro, se jacta. Pero su verdadero negocio no son las inversiones inmobiliarias, sino agregarles su propio sello, símbolo de una vida de lujos.

Por años, Trump vivió en su triplex ubicado en el piso 66 de la torre más alta de la Trump Tower en Manhattan. Su hogar, en algún momento valorizado en cien millones de dólares, tenía puertas bañadas en oro y diamantes, retratos de la familia, estatuas de mármol blanco del dios Apolo, una fuente en la sala, frescos en el techo y .

El mandatario tenía su residencia permanente en la Trump Tower de Nueva York. (Foto: Getty Images)
El mandatario tenía su residencia permanente en la Trump Tower de Nueva York. (Foto: Getty Images)

El negocio florecía, su marca también.

En paralelo, la pantalla grande y chica lo sedujeron. Son inolvidables sus apariciones en películas como “Mi pobre angelito” o series como “El príncipe del rap”.

Pero Donald Trump también tuvo fracasos económicos.

En Atlantic City abrió varios casinos, aun sin saber nada del negocio. Lo que sí sabía era cómo hacer que los reflectores apuntaran hacia a ellos y, así, conseguir más clientes. Michael Jackson y Hulk Hogan fueron algunos de sus invitados más celebrados.

Los 90 llegaron con pérdidas. Pronto debió cerrar algunos de sus casinos, mientras que su línea comercial de aviones tampoco tuvo mucha suerte. A Trump no le quedó más que declararse en bancarrota en dos ocasiones.

Sin embargo, él siempre se mostró como ganador. Una pieza importante en la creación de su imagen de éxito es el programa “El aprendiz”. Semanalmente, 20 millones de personas vieron el programa.

Resulta curioso que, hasta la fecha, él no quiera hacer públicas sus finanzas personales.

TODAS LAS MUJERES DEL PRESIDENTE

A Trump no solo le gusta el dinero, sino también las mujeres, y eso lo ha llevado a ser protagonista de varios escándalos de alcoba. Se recuerda, por ejemplo, que estando casado con Ivana Trump, se habló de una infidelidad con la modelo Marla Maples.

El divorcio le salió caro: le pagó 20 millones a su exesposa.

Al año siguiente, en 1993, se casó con Maples, a quien tres años más tarde, la volvería la conductora de su nueva adquisición, Miss Universo.

Donald Trump junto a su esposa Melania y al hijo de ambos, Barron. (Reuters).
Donald Trump junto a su esposa Melania y al hijo de ambos, Barron. (Reuters).

Sería en 1998, y durante una fiesta, que conocería a la modelo Melania. En el 2005 se casaron.

Para estar con un hombre como mi esposo, tienes que tener bien en claro quién eres, tener una vida privada, apoyarlo y ser inteligente”, declaró la ahora primera dama.

Pero no todas las relaciones de Trump fueron consensuadas. Así lo destaca el diario , que anota que él ha sido denunciado por 26 mujeres desde los 70.

Él no solo ha negado las acusaciones, sino que se ha defendido apuntando que ellas no eran tan bonitas como para que las acosara.

La primera denuncia fue hecha por Jessica Leeds. Ella señaló que, durante un vuelo a Nueva York, ambos coincidieron en primera clase, y que él la tocó en sus partes privadas. La denuncia fue recogida por “The New York Times”, medio que no cedió a las presiones de Trump quien exigía que se retractaran.

Se recuerda también el reciente testimonio de E. Jean Carroll, quien afirmó que Trump la violó en el probador de una tienda por departamento.

Él también lo negó. En tanto, las víctimas denunciaron haber recibido amenazas de muerte.

Se recuerda una de las más terribles declaraciones del entonces candidato a la presidencia. En el 2015, él dijo a “Access Hollywood” que las mujeres le permitían cualquier cosa a los famosos, “incluso que les agarren la vagina”.

En medio de estas polémicas, el papel de Michael Cohen fue importante: el exabogado de Trump se encargó de solucionar todos los problemas del magnate, incluidos los líos de faldas.

El mismo Cohen declaró que pagó a la estrella porno Stormy Daniels para que no siguiera diciendo que tuvo una aventura con Trump.

LA AMBICIÓN POR EL PAÍS

Para Tim O’Brien, autor del libro “TrumpNation”, el deseo de Trump por llegar a la Casa Blanca habría nacido el día en el que Barack Obama se burló de él.

El desencuentro inició cuando Trump empezó a correr la voz de que Obama no había nacido en Estados Unidos. Cada vez que podía, deslizaba la posibilidad.

Así, en una cena con varios medios de prensa, el entonces presidente de EE.UU. dijo: “Nadie está más orgulloso de ver mi partida de nacimiento que Donald. Pero ahora él estará feliz de poder concentrarse en lo que realmente importa: si realmente llegamos a la luna”.

Barack Obama y Donald Trump el discurso de la toma de mando de este último. (Reuters)
Barack Obama y Donald Trump el discurso de la toma de mando de este último. (Reuters)

Mientras la sala se reía, Trump se mantuvo serio.

Porque ese es : “No me gustan las críticas”.

Pero más allá de las elucubraciones, Trump declaró a ABC News que lo hacía por una cuestión de negocios. Los malos acuerdos del Estado y la pérdida de trabajos eran suficiente motivo para lanzarse.

Así, el 16 de junio de 2015, Trump e Ivana bajaron por las escaleras eléctricas de la Trump Tower en Nueva York. Su hija Ivana lo presentó: “Hoy tengo el honor de presentar a un hombre que no necesita introducción”.

Desde entonces, Donald Trump se volvió el centro de las noticias del mundo por su estilo poco convencional: “Nuestros líderes son estúpidos” o “Cuando México manda a sus personas, estas traen drogas, crímenes. Son violadores”.

A pesar de eso, ganó las elecciones. La historia que sigue ya es conocida.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

Republicanos vs. Demócratas: ¿Quién ganará la presidencia de Estados Unidos? |El Comercio te explica

TE PUEDE INTERESAR