Hay 940 grupos que fomentan odio y racismo en EE.UU.
Hay 940 grupos que fomentan odio y racismo en EE.UU.
Redacción EC

"El Universal" de México/ GDA

Dos hombres en un auto llegaron a un estacionamiento en Carolina del Norte, donde citaron a un reportero de la cadena . Le pidieron que los siguiera a un campo de girasoles; ahí bajaron del auto. Vistiendo túnicas blancas y capuchas puntiagudas que les cubrían cabeza y rostro, con dos agujeros a la altura de los ojos, los hombres se identificaron: eran miembros de Loyal White Knights, un ala del grupo de supremacía blanca Ku Klux Klan (KKK).

Aunque la escena podría haber tenido lugar en los años 60, esta, que circuló en medios de todo el país, ocurrió apenas el pasado 29 de julio. Robert Jones, como se identificó uno de los hombres, explicó al reportero que su grupo está molesto con la llegada de niños migrantes indocumentados a EE.UU. “Si no podemos regresarlos, creo que disparando a un par de ellos y dejando sus cadáveres en la frontera verán que hablamos en serio cuando decimos que hay que detener la inmigración”, dijo Jones.

Hasta el 2013 existían 940 grupos de odio activos en EE.UU., de acuerdo con el reporte que realiza cada año la organización Southern Poverty Law Center (SPLC).

La mitad de ellos se ubica en la zona sur, es decir, en 14 de los 50 estados. Tan solo en los cuatro estados que colindan con México –California, Arizona, Nuevo México y Texas– operan 160. “En los últimos años hemos visto que hay más grupos de odio cerca de la frontera”, explica Mark Potok, investigador senior fellow de SPLC.

“Especialmente se ve ese incremento en California y Arizona, donde los grupos son antiinmigrantes y antilatinos. En , el número es un poco menor porque en esa área de la frontera estuvo abierta por 150 años; la gente está acostumbrada a escuchar el español y a trabajar con latinos. Lo que ocurre en California y Arizona, en cambio, se debe a un choque cultural: un número elevado de blancos se muda ahí para retirarse y pasar sus últimos años en un sitio soleado; vienen de estados del norte, menos diversos, y les impacta ver una cultura diferente”, amplía.

Muchos y de todo tipo

Del 2000 al 2013, el número de grupos creció en 56%. El período coincide con el reforzamiento de la seguridad en la frontera tras los atentados del 11 de setiembre, el aumento de inmigrantes no blancos, la recesión económica en los años 2008-2009 y el triunfo de , el primer presidente afroamericano.

El censo incluye a neonazis, KKK, racistas ‘skin head’, blancos nacionalistas, hasta anti-LGBT, antimusulmanes, negros separatistas, extremistas nativistas, vigilantes de la frontera y grupos antiinmigrantes.

La lista compilada por SPLC se basa en publicaciones y sitios de Internet de los propios grupos, reportes ciudadanos, noticiosos y de agencias gubernamentales, e incluye a aquellos que han participado en actos criminales, marchas, manifestaciones y publicidad. No todos han estado involucrados en actos violentos o criminales.

En su último reporte, el FBI registra 5.796 crímenes de odio en el 2012, que involucraron a más de 7 mil víctimas. De ellos, 48% fue por motivos raciales. Más de la mitad de agresores fueron de raza blanca; y una cuarta parte, afroamericanos. En el caso de las víctimas agredidas por su nacionalidad u origen étnico, seis de cada diez eran latinas.

Inicialmente, un gran número de actos de odio lo perpetraban individuos o grupos antisemitas durante los años 60. Luego, durante el movimiento de derechos civiles, se incrementaron aquellos que tenían como objetivo a la comunidad afroamericana.