Milagros Asto Sánchez

no ha tenido un primer año sencillo al frente de . La pandemia y los retos dentro y fuera del país le han pasado factura, algo que se puede ver reflejado en lo golpeada que está su popularidad. Aunque reconoció sus desaciertos, el mandatario demócrata cumplió sus primeros 12 meses en la Casa Blanca con una defensa férrea de lo que va de su gestión.

En su discurso del miércoles 19 y posterior rueda de prensa, Biden afirmó que este “ha sido un año de desafíos, pero también ha sido un año de enormes progresos”, entre los que resaltó los avances en materia de vacunación. “Pasamos de dos millones de personas vacunadas en el momento en que presté juramento a 210 millones de estadounidenses totalmente vacunados hoy”.

MIRA: “Un balance decepcionante”: ¿Qué salió mal en el primer año de gobierno de Joe Biden?

También celebró que su gobierno creó “6 millones de nuevos puestos de trabajo, más puestos en un año que en cualquier otro momento anterior”.

El analista político Hernán Molina resalta que Biden dio su discurso de primer año de gobierno en un escenario donde hay cosas que él no puede manejar como la inflación, la oferta y la demanda por el impacto que ha tenido el COVID-19 en la manufacturación y distribución de productos.

Joe Biden cumplió un año en el poder. (Foto: AFP)
Joe Biden cumplió un año en el poder. (Foto: AFP) / Adam Schultz

Lo que Biden trató de decir ante todas las cosas negativas que se escuchan en los medios es que hay cosas buenas. Estados Unidos está mejor en el tema de las vacunas, se aprobó un plan de infraestructura. Él trató de poner la mejor cara posible y de ser escuchado porque sabe que la gente no está recibiendo el mensaje que él quiere, algo que se sabe gracias a su nivel de aprobación que es bajo”, dice a El Comercio.

En ese contexto, expertos analizan qué tan ciertas o no son algunas de las afirmaciones de Biden que más llamaron la atención.

“Un país más unificado”: FALSO

Biden afirmó que Estados Unidos está más unificado que hace un año cuando llegó a la Casa Blanca, pero menos de lo que “debería”, en respuesta a una pregunta de un periodista que le recordó su promesa de unir al país tras la división alentada por su predecesor Donald Trump.

No estoy de acuerdo con la afirmación de Biden. Creo que el país está aún más dividido y no solo porque las acciones de Trump y los republicanos en pos de montar una obstrucción cada vez más severa contra Biden han hecho que la gente que los sigue continúe en esa línea”, dice Molina.

Agrega que la división también es visible dentro del Partido Demócrata que, afirma, con el fin de avanzar con una agenda y no parecer ineficiente frente a su base está contribuyendo a la desunión del país. “Yo creo que el país está aún más dividido que antes, pero unificarlo no es solo la tarea de un presidente, es tarea de todos, sobre todo de la gente que tiene una plataforma como son senadores, gobernadores, etc.”, añade.

El discurso de Trump profundizó la división en el país. (Foto: AFP)
El discurso de Trump profundizó la división en el país. (Foto: AFP) / SAUL LOEB

, analista internacional que trabajó en la Embajada de México en Washington, también cree que la división prevalece en Estados Unidos.

Creo que algo que Biden intentó hacer con su discurso fue centrar el foco en los republicanos, que están en contra de todo, y quitarlo así de la división de los demócratas. En efecto hay una división como no se veía antes. Se ha radicalizado el Partido Republicano, se ha ido más hacia el campo trumpista”, dice la experta a este Diario.

Agrega que esta es una división mucho más profunda de la que se ha visto históricamente en Estados Unidos. “Normalmente veíamos una política pública más al centro, donde era más fácil generar apoyo bipartidista. Hoy vemos unas mayorías muy raquíticas, lo vemos en el caso del Senado, donde hay demócratas que votan en contra de las propuestas de Biden”, apunta.

Los expertos coinciden en que esta realidad se verá reflejada en las elecciones de medio término, en las que Biden y los demócratas se encaminan a la derrota si no actúan para remediar la situación.

“Latinoamérica no es el patio trasero de EE.UU.”: FALSO

Pese a que la región no ha sido una prioridad en su primer año de gobierno, Biden aseguró que Latinoamérica no es el patio trasero de su país, sino el delantero.

Solíamos hablar cuando era un joven en la universidad del patio trasero de EE.UU., pero no es el patio trasero, creo que al sur de la frontera con México es el patio delantero de EE.UU. Somos gente igual”, dijo el mandatario.

El problema que tenemos son las grandes dificultades para compensar los errores que cometimos en los últimos cuatro años, y llevará algún tiempo”, agregó.

Molina considera que las palabras de Biden no van en línea con lo que ha sucedido este primer año. “No es verdad que Latinoamérica es en este momento el patio delantero de Estados Unidos, y no lo ha sido en las últimas décadas”, afirma.

Joe Biden tuvo varios desafíos en materia internacional. (Foto: AFP)
Joe Biden tuvo varios desafíos en materia internacional. (Foto: AFP)

Explica que históricamente Estados Unidos no le ha prestado atención a Latinoamérica. “La falta de atención de Washington a Latinoamérica ha permitido que China y Rusia plantaran bandera en varios lugares que antes no eran su prioridad. Eso refleja un poco la debilidad de Estados Unidos en su presencia en algunas partes y cómo China y Rusia tienen otras ambiciones”, dice el analista que señala que ello es visible en países como Venezuela, El Salvador y Nicaragua.

Por su parte, Estefan enfatiza que a lo largo de este año Estados Unidos ha tenido mucha tensión con sus aliados tradicionales. “Vimos la crisis de los submarinos con Francia, cómo la salida de las tropas estadounidenses de Afganistán no fue coordinada con los otros países que habían formado parte de la operación militar. Biden está buscando ahora mantener buena relación con aliados como Colombia y México porque en un momento de tanta crispación con los adversarios lo mínimo que necesita es mantener a su campo cohesionado”, apunta.

“No creo en las encuestas”: INCIERTO

Algunas veces combativo, Biden fue tajante cuando fue interrogado sobre sus índices de aprobación, los cuales han caído hasta el 40%. “No creo en las encuestas”, respondió sobre el tema.

Al respecto, Brenda Estefan considera que esa expresión llamó mucho la atención pues recordó más a la personalidad de Donald Trump que a la del mandatario demócrata.

Sorprendió sobre todo porque es claro que las encuestas no lo favorecen. Hay una caída en su popularidad, en sus niveles de credibilidad, hay una caída también en la afinidad de los estadounidenses con el Partido Demócrata. Llama la atención que cuando está sucediendo todo esto él diga que no cree en las encuestas, sobre todo viniendo de una persona que normalmente cree en la ciencia y la defiende”, apunta la experta.

“Kamala será mi compañera de fórmula”: PODRÍA CAMBIAR

Biden afirmó que su vicepresidenta, Kamala Harris, será nuevamente su compañera de fórmula si decide buscar la reelección en el 2024.

“Ella va ser mi compañera de fórmula”, dijo sobre Harris, la primera mujer y persona afroamericana en ser elegida vicepresidenta de Estados Unidos, la misma que ha visto caer sus índices de aprobación desde que asumió el cargo.

Molina resalta que Biden no hizo el anuncio propiamente, sino que contestó una pregunta planteada por la prensa sobre el tema. “Si él no dice que se va a presentar a una reelección ya es una derrota cuando apenas cumple un año de gobierno. Si la gente supiera que él no va a ser candidato a presidente ya se empezaría a enfocar en quién podría sucederlo”, señala.

Además, apunta que Kamala Harris tiene problemas de imagen y se ha rumoreado que es una persona con la que es difícil trabajar. “Biden la eligió y tiene que respaldarla”, dice Molina.

Para Estefan aún podría haber cambios en la fórmula presidencial puesto que la afirmación de Biden se ha hecho en un momento muy tempranero del gobierno.

Yo creo que Biden esperará los resultados de las elecciones de medio término y cuando esté más cerca al tercer año de gobierno ya veremos un discurso más alineado a la realidad”, dice la experta.

Añade que hoy llama la atención que los analistas ya estén manejando otros nombres distintos al de Harris para la fórmula presidencial cuando al inicio del gobierno se hablaba mucho de Kamala Harris como la sucesora natural de Biden, en caso de que este no pudiese gobernar por lo avanzado de su edad.

Que ya se están manejando otros nombres dejando de lado el nombre de Kamala habla del momento de fragilidad que vive la dupla presidencial. Yo creo que Biden también hizo esa afirmación para callar esas voces y decir ‘nosotros vamos por ello’”, afirma.

VIDEO RECOMENDADO

TE PUEDE INTERESAR

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más