MOAB, la enorme bomba que EE.UU usó en Afganistán [INTERACTIVO]
Redacción EC

atacó el jueves un complejo de túneles del Estado Islámico al este de Afganistán con la bomba no nuclear más grande jamás usada en combate por el ejército norteamericano, la , conocida como la "madre de todas las bombas".

La bomba, conocida oficialmente como GBU-43, contiene 11 toneladas de explosivos. La Fuerza Aérea la apoda MOAB ("Mother Of All Bombs" o "madre de todas las bombas"). La MOAB es un arma fabricada a solicitud de la Fuerza Aérea que ha estado en su arsenal durante más de una década pero que nunca había sido utilizada en combate, aunque estuvo disponible durante toda la guerra contra Iraq.

MOAB está diseñada para impactar objetivos de menor resistencia como instalaciones superficiales, entradas de túneles y concentraciones de tropas. Se lanza desde la parte trasera de una aeronave, viaja hacia su objetivo por medio de GPS, y cuenta con un paracaídas que frena su descenso en una primera etapa.

► 

Durante el desarrollo del MOAB, el Pentágono hizo una revisión formal de la justificación legal para su uso en combate y concluyó que no se le puede llamar un asesino indiscriminado bajo la Ley de Conflictos Bélicos.

"A pesar de que la MOAB deja una enorme huella, es discriminatoria y requiere de un lanzamiento deliberado hacia su objetivo", se señala en la revisión. "Se espera que el arma tenga un importante efecto psicológico en aquellos que atestiguan su uso".

El Pentágono señaló que no existe un estimado preliminar de víctimas o daños a causa del ataque, el cual fue definido por el presidente Donald Trump como una "misión muy, muy exitosa".

► 

El cuartel general estadounidense en Kabul dijo en un comunicado que la bomba fue arrojada a las 19:32 horas locales contra un complejo de túneles en el distrito de Achin, en la provincia de Nangarhar, muy cerca de la frontera con Pakistán y donde ha estado operando la filial afgana de Estado Islámico.

Estados Unidos estima que hay entre 600 y 800 combatientes del Estado Islámico en Afganistán, la mayoría en Nangarhar. Los norteamericanos se han concentrado en combatirlos al tiempo que asisten a las fuerzas afganas en su lucha contra el Talibán.

Apenas la semana pasada, un soldado de las Fuerzas Especiales del Ejército de Estados Unidos, el sargento segundo Mark R. De Alencar, de 37 años y originario de Edgewood, Maryland, murió en combate en Nangarhar.

El portavoz del Pentágono, Adam Stump, dijo que la bomba fue lanzada desde un avión de carga MC-130 de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, que dijo que había sido llevado a Afganistán "hace algún tiempo" para su uso potencial.

El comandante de las fuerzas estadounidenses en Afganistán, general John W. Nicholson, dijo en una declaración escrita que el ataque buscó minimizar los riesgos para las fuerzas afganas y estadounidenses que realizan operaciones de limpieza en el área de Achin, "maximizando la destrucción" de los combatientes de Estado Islámico y sus instalaciones.

Agregó que la organización terrorista ha estado utilizando artefactos explosivos improvisados, búnkeres y túneles para fortalecer sus defensas.

Una prueba de la MOAB realizada por en el 2003 por Estados Unidos. (Reuters).

"Esta es la munición adecuada para reducir estos obstáculos y mantener el impulso de nuestra ofensiva contra ISIS-K", agregó, repitiendo las siglas que usan los militares estadounidenses para referirse a la red afgana afiliada al Esatdo Islámico.

Ismail Shinwari, gobernador del distrito Achin, dijo que el ataque estadounidense se realizó en un área montañosa remota en la que no hay viviendas civiles en la cercanía, y que al momento no hay reportes de civiles lesionados. Señaló que en las últimas semanas se han registrado fuertes combates en la zona entre las fuerzas afganas y los combatientes del Estado Islámico.

El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, dijo que los miembros del Estado Islámico habían utilizado los túneles y cuevas de Achin para maniobrar con toda libertad.

LEE MÁS EN

TAGS RELACIONADOS