Un audio difundido durante la última audiencia en contra del cardenal Angelo Becciu revela los intentos del acusado por corrupción de obtener una declaración del papa Francisco para librarse del juicio en su contra.
Un audio difundido durante la última audiencia en contra del cardenal Angelo Becciu revela los intentos del acusado por corrupción de obtener una declaración del papa Francisco para librarse del juicio en su contra.
/ ALBERTO PIZZOLI / AFP
Redacción EC

“¿Me dio o no la autorización para iniciar las operaciones para liberar a la monja? (...) Creo que le informé de todo eso, ¿recuerda?”, pregunta una voz muy nerviosa a través del teléfono. A un lado de la línea se encuentra , un cardenal que llegó a ser el tercer hombre más importante del . Al otro lado, perplejo, se encuentre el , quien se venía recuperando de una reciente operación al colon.

MIRA: Secuestro, Al Qaeda y pagos irregulares: Angelo Becciu, la piedra en el zapato del papa Francisco

La conversación se produjo el 24 de julio del 2021, tres días antes de que la justicia italiana iniciara un juicio contra Becciu, acusado de malversación de fondos.

Una persona que se encontraba en la misma habitación que Becciu se encargó de grabar dicha llamada sin conocimiento del Sumo Pontífice católico, según ha revelado el fiscal jefe Alessandro Diddi durante la trigésimo séptima audiencia contra el cardenal.

Para la difusión del audio se ordenó a los periodistas presentes abandonar la sala. Sin embargo, , tuvo acceso a la transcripción.

Abogados involucrados en el proceso confirmaron posteriormente a las agencias The Associated Press y EFE que dicha conversación existió, fue grabada y difundida durante la audiencia. Los defensores del cardenal, sin embargo, aseguraron que no tenían conocimiento sobre las nuevas pruebas en contra de su cliente.

Becciu, además, le había dicho a Francisco que “usted ya me ha condenado, es inútil que se siga el proceso”.

En el 2021 Becciu se convirtió en el primer cardenal investigado por delitos inmobiliarios en el Vaticano.
En el 2021 Becciu se convirtió en el primer cardenal investigado por delitos inmobiliarios en el Vaticano.
/ VATICAN MEDIA / AFP

DEL VATICANO A AL QAEDA

Becciu se convirtió en sacerdote en 1972. Como parte de su trabajo religioso estuvo en la República Centroafricana, Nueva Zelanda, Reino Unido, Francia, Estados Unidos y Cuba, entre otros, hasta que en el 2011 el entonces papa Benedicto XVI lo nombró Secretario para Asuntos Generales en la Secretaría de Estado del Vaticano, el equivalente a la Cancillería de la Santa Sede.

Este cargo convirtió a Becciu en el tercer hombre más importante del Vaticano entre el 2011 y el 2018. Ese último año, además, pasaron dos cosas trascendentales en la vida del religioso: por un lado, Francisco lo nombraría cardenal y le asignaría la labor de elegir a los futuros santos católicos; por otro lado, Becciu terminaría envuelto en una trama de desvío de fondos de la Iglesia.

En el 2018 la Secretaría de Estado del Vaticano contrató a Cecilia Marogna, una supuesta analista de seguridad que estableció una empresa en Eslovenia, por 575 mil euros (unos US$598 mil) para liberar a una monja colombiana que estaba secuestrada por terroristas vinculados a Al Qaeda en Mali.

Durante la llamada, se sospecha que Becciu buscaba que el Papa confirmara que aprobó esa partida de dinero a la empresa de Marogna.

Según las investigaciones en curso, sin embargo, Marogna habría gastado gran parte del dinero enviado desde el Vaticano en comprar artículos de lujo y visitar centros de salud.

Junto a Becciu y Marogna hay otras 8 personas investigadas por la justicia del Vaticano en torno a este caso.

La rehén era Gloria Cecilia Narváez, quien se desempeñaba como misionera en la frontera entre Mali y Burkina Faso cuando fue secuestrada por el Frente de Liberación de Macina en febrero del 2017.

tras negociaciones entre los terroristas y los gobiernos de Mali, Colombia, Senegal y Ghana. Según el comunicado emitido por el Ejecutivo maliense tras la liberación de la religiosa, no se pagó ningún rescate económico.

En el 2018, Francisco nombró a Becciu cardenal y le asignó la labor de elegir a los futuros santos católicos.
En el 2018, Francisco nombró a Becciu cardenal y le asignó la labor de elegir a los futuros santos católicos.
/ ANDREAS SOLARO / AFP

DOS INVESTIGACIONES DIFERENTES

Este audio, que aún no ha sido aceptado como prueba por el tribunal, forma parte de una nueva acusación en contra de Becciu por el concepto de asociación ilícita, aseguró el fiscal Diddi. El religioso viene siendo investigado desde el 2020, cuando estalló un escándalo que lo vinculaba a un controvertido acuerdo para invertir en un edificio de lujo en Londres con fondos de la iglesia.

Según la acusación, Becciu habría destinado US$232 millones de las arcas vaticanas, entre ellas dinero obtenido de las limosnas, a través de empresas extranjeras para adquirir la lujosa propiedad en Sloane Avenue.

Por otro lado, las autoridades del Vaticano también acusaron a Becciu de utilizar fondos de la iglesia para favorecer a sus familiares directos, entre ellos una cooperativa en la región de Cerdeña que era dirigida por su hermano o a un hospital romano en ruinas que empleaba a su sobrina, .

El escándalo, que se convirtió mas bien en un terremoto dentro del Vaticano, llevó a que Becciu renuncie en septiembre del 2020 a su cargo como cardenal por pedido del mismo Francisco.

En agosto de este año, sin embargo, Becciu participó del Consistorio convocado por el Papa para la designación de nuevos cardenales y las conversaciones en torno a la reforma de la Curia Romana.

Al cierre de este artículo, la oficina del Papa no se ha pronunciado sobre el audio revelado en la audiencia.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más