El hombre se salvó de ser atrapado por las llamas pero sufrió graves heridas.
(Captura de video, @CyLTVNoticias).
El hombre se salvó de ser atrapado por las llamas pero sufrió graves heridas. (Captura de video, @CyLTVNoticias).

Un hombre que intentaba proteger a su pueblo de un incendio forestal estuvo a punto de morir el lunes cuando las llamas envolvieron su excavadora, obligándolo a correr para salvar su vida mientras se sacaba las llamas de la ropa.

Ángel Martín Arjona había estado cavando una zanja en un campo para impedir que el fuego que se aproximaba llegara a la localidad de Tábara, en el noroeste del país, cuando el mar de llamas se cerró sobre él.

MIRA: El plan de España para que miles de extranjeros puedan trabajar legalmente en el país

En un video que se viralizó en redes sociales se puede ver al hombre conduciendo a gran velocidad antes de tomar una curva cerca de una valla. Segundos después, su máquina desaparece entre las llamas y el humo.

Arjona luego sale corriendo de entre las llamas, tropieza y cae. Pero enseguida se levanta y continúa la carrera, con los pantalones aún ardiendo y un bombero con equipo de protección siguiéndole.

Se puede escuchar a la persona que filma pidiéndole a alguien que llame una ambulancia.

Arjona, propietario de un almacén de construcción, fue trasladado al hospital en helicóptero con graves quemaduras tras su dramática huida, dijo a Reuters su amigo, el mecánico Juan Lozano.

“Se podía haber quemado todo, absolutamente todo. No lo hizo porque hay buenos profesionales y gente que tiene los cojones de protegernos”, dijo Lozano.

Los bomberos luchaban el lunes contra las llamas en todo el sur de Europa, mientras la ola de calor hacía que la gente buscara la sombra y agravaba el temor al cambio climático.

Ola de calor

En España, donde la ola de calor extremo comenzó hace nueve días, los fuegos persistían, especialmente en la provincia de Zamora, al noroeste, que ya sufrió un gran incendio hace un mes.

Según las autoridades regionales, casi 6000 personas tuvieron que ser evacuadas.

El tráfico ferroviario permaneció suspendido entre Madrid y Galicia, región del noroeste conocida como una de las mayores reservas de lobos de Europa, donde casi 30.000 hectáreas de terreno ya habían ardido en un incendio anterior en junio.

Tras varios días en los que se superaron los 40ºC en gran parte del país, la agencia de meteorología española anunció una ligera tregua. Pero los termómetros debían mantenerse cerca de los 40ºC en algunas zonas y volver a subir a partir del miércoles, sobre todo en Madrid y Andalucía. Podrían volver a alcanzarse los 44ºC en Sevilla este fin de semana.

Agencias AFP y Reuters