Nikki Haley, embajadora de Estados Unidos ante la ONU, habló sobre el conflicto entre Ucrania y Rusia. (EFE).
Nikki Haley, embajadora de Estados Unidos ante la ONU, habló sobre el conflicto entre Ucrania y Rusia. (EFE).

Naciones Unidas. denunció en la ONU una acción "ilegal" de tras la captura en la víspera de buques de la marina de , subrayando que esa conducta hacía "imposible" una "relación normal" entre Washington y Moscú.

Nikki Haley, embajadora estadounidense, reiteró en una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad que "Estados Unidos daría la bienvenida a una relación normal con Rusia. Pero acciones ilegales como esta siguen haciendo eso imposible".

La tensión entre Ucrania y Rusia se disparó cuando las fuerzas navales rusas capturaron, tras dispararles, a tres buques militares ucranianos, acusándolos de entrar ilegalmente a aguas rusas en el mar de Azov.

La confrontación en el mar provocó temores de una conflagración mayor.

Haley culpó a Rusia del incidente, tildando la captura de las embarcaciones como una "escandalosa violación a la soberanía del territorio ucraniano" y denunciando "una nueva imprudente escalada de los rusos".

Además, Haley dijo que sus comentarios reflejan "una preocupación al más alto nivel del gobierno estadounidense", evocando una coincidencia con el presidente Donald Trump y el secretario de Estado, Mike Pompeo.

La advertencia estadounidense ocurre días antes de una reunión prevista entre Trump y el mandatario ruso Vladimir Putin al margen de la Cumbre G20 en Buenos Aires.

El embajador adjunto de Moscú, Dimitri Polyanskiy, denunció un comportamiento "antiruso".

"Ustedes atizan los odios" contra Rusia, lanzó, denunciando "la violación", según Moscú, cometida por los barcos ucranianos en el estrecho de Kerch desde el mar Negro, que separa Crimea de Rusia y es el punto de acceso al mar de Azov.

El representante ucraniano en la ONU, Volodymyr Yelchenko, dijo a periodistas antes de la reunión que Kiev esperaba un endurecimiento de las sanciones contra Moscú "porque Rusia no conoce otro lenguaje".

Pero Haley no amenazó con nuevas medidas y llamó en cambio a un apaciguamiento de las tensiones.

Fuente: AFP