Pedro Sánchez: "España puede gobernarse desde el diálogo"
Pedro Sánchez: "España puede gobernarse desde el diálogo"

El socialista no ha perdido tiempo después de que el rey Felipe VI le encomendara la tarea de intentar formar Gobierno en : su primer paso fue nombrar hoy al equipo que negociará una investidura casi imposible y fijar el orden en el que comenzará a hablar con los posibles socios.

"España puede gobernarse desde el diálogo y la moderación, impulsando políticas progresistas y reformistas", dijo Pedro Sánchez, horas después de haber recibido del monarca el encargo.

Es la primera vez en la historia de la democracia española que la tarea de intentar formar Gobierno no la asume la fuerza más votada -que en las elecciones de diciembre fue el Partido Popular (PP) de Mariano Rajoy-, sino la segunda.

El líder conservador declinó intentarlo por no contar con apoyo suficiente para ganar una votación de investidura, pero confía en que Pedro Sánchez fracase y ganarse entonces al Partido Socialista (PSOE) para una gran coalición con el PP y el liberal Ciudadanos.

Seis personas -cuatro del círculo de confianza de Pedro Sánchez y dos negociadores socialistas históricos- tienen el encargo de hablar con los demás partidos y acordar un programa que conduzca al líder del PSOE a la presidencia del Gobierno.

El grupo está encabezado por el portavoz parlamentario socialista, Antonio Hernando. Sus miembros tienen experiencia en la gestión de asuntos complicados y están considerados como políticos moderados.

El líder del PSOE se da un mínimo de un mes para presentarse a la votación de investidura y ha dado prioridad en los contactos a los partidos que cree que pueden apoyarle. En la primera ronda, que iba a arrancar en la tarde (local) de este miércoles con varios partidos pequeños, ha dejado fuera al PP, así como a las formaciones nacionalistas e independentistas.

Será el jueves y el viernes cuando tengan lugar las conversaciones importantes. Hablará entonces con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y con el de Podemos, Pablo Iglesias.

El líder socialista aspira a pactar su gobierno con las "fuerzas del cambio", como ha denominado a los dos partidos emergentes. Pero Podemos y Ciudadanos, tercera y cuarta fuerza parlamentarias, se vetan entre ellos y han instado a Sánchez a decidirse por uno, lo que implica tener que buscar más apoyos.

Un acuerdo con el partido izquierdista precisaría del apoyo de formaciones nacionalistas e independentistas, ya sea activo o mediante abstención. Y el pacto con los secesionistas es una de las líneas rojas que el PSOE le ha fijado a Sánchez.

El acuerdo con el liberal Ciudadanos necesitaría de un voto a favor o una abstención del PP y este no está dispuesto a apoyar de ninguna forma un Ejecutivo que no esté presidido por Mariano Rajoy.

Fuente: DPA

TAGS RELACIONADOS