AL: Cuánto se paga y cuánto se puede ahorrar en telefonía móvil - 5
AL: Cuánto se paga y cuánto se puede ahorrar en telefonía móvil - 5
Redacción EC

Bogotá (El Tiempo / GDA) La Organización mundial de la Salud () señala que debería existir entre 10 y 15 metros cuadrados de espacio público por persona.  Sin embargo, en Latinoamérica el 80% de la población -la  Hábitad estima que será 90% dentro de una década- vive en ciudades que no cumplen con este requisito.

Durante el Foro Urbano Mundial (WUF7) en Medellín se declararon a la seguridad, el acceso a servicios públicos, la movilidad y el como elementos primordiales para lograr la equidad. A propósito de esto, el director ejecutivo de ONU-Hábitat, Joan Clos destaca que "sin estos recursos espaciales donde pueden ocurrir los intercambios personales, culturales y económicos, las ciudades se convierten en lugares de exclusión, prohibición, degradación ambiental y esterilidad económica".

, y , según este índice, tienen las mejores calificaciones con 107, 54 y 58 metros cuadrados de áreas verdes por persona respectivamente. Por el contrario, , y tienen las calificaciones más bajas con 2,9 y 1.494 metros cuadrados.

Otras mediciones como las de  no se refieren al espacio público sino al número de metros cuadrados de áreas verdes por persona; es decir, reservas naturales, humedales y parques artificiales, pero no plazas, andenes, plazoletas y alamedas.

“La abismal diferencia entre ricos y pobres se ve en la gran disparidad espacial que se observa entre la calidad de los lugares donde viven unos y otros”, dice Jan Gehl, urbanista autor del libro Ciudades para la gente.

Quito tienen más de 1.000 metros cuadrados por persona y aún así su puntaje está por debajo del promedio. Esto responde a los criterios de evaluación, los cuales incluyen las políticas de las ciudades para hacer edificaciones verdes y la densidad de la población urbana.

Pese a sus 504,9 habitantes por kilómetro cuadrado, Quito ha crecido hacia sus fronteras y no hacia arriba. Este hecho implica desplazamientos largos, mayor cantidad de emisiones de gas y elevado consumo energético.

BOGOTÁ COMO EJEMPLO
Si se toma en cuenta el mobiliario urbano la situación varía. Si bien Bogotá continúa líder con 6,3 metros cuadrados de espacio público por persona, , , Lima y están de escoltas con 6; 5,2; 2,9; y 1,2 respectivamente.

En Bogotá, el resultado se da gracias a los parques, alamedas, ciclorrutas, y andenes construidos durante los últimos 15 años.

Buenos Aires, por su parte, pretende mejorar ese indicador con el downtown (centro) porteño, un área peatonalizada equivalente a 100 manzanas. México recicla 150 espacios subutilizados para convertirlos en "parques de bolsillo". Lima se concentra en crear nuevos parques, proteger ecosistemas y generar áreas verdes en los sistemas de transporte en un plazo de 20 años.

Gehl, no obstante, argumenta que no solo se trata del tamaño del área pública, sino el provecho que les puedan dar los ciudadanos. Brasilia, por ejemplo, dispone de zonas verdes extensas pero desocupadas, lo cual no cumple con el propósito.