Quito. [EFE]. La Asociación Pro Defensa de la Mujer (Asoprodemu), que aglutina a trabajadoras sexuales de , anunció este domingo que mañana lunes realizará un plantón en Quito para solicitar que se autorice la reanudación de actividades en sitios de diversión nocturna, suspendidas por la pandemia del .

Natalia Valverde, asesora jurídica de dicho colectivo, indicó a Efe que el plantón se efectuará en la plaza de la Plataforma Gubernamental del norte de Quito, donde reclamará a las autoridades la reanudación de la actividad en el marco del proceso de desescalada de la cuarentena.

“Elaboramos un plan de bioseguridad”, con ayuda de especialistas, que se entregó el pasado 14 de junio al Comité de Operaciones de Emergencia (COE), encargado de atender las acciones para hacer frente a la pandemia del coronavirus, añadió.

Valverde aseguró que el trabajo sexual, pese a estar formalmente suspendido, se ha mantenido de forma clandestina, lo que genera un mayor riesgo para las mujeres que lo practican, expuestas a peligros como los abusos y una “disfrazada” trata de personas.

Añadió que, de forma subrepticia, se ha generado un servicio “a domicilio” sin ningún control ni protección, pero que ha proliferado ante la precaria situación de las personas que se dedican a esa actividad.

Por su parte, Lourdes Torres, portavoz del colectivo, indicó que la convocatoria del plantón de hecho se debe a la precaria situación que atraviesan las trabajadoras sexuales por la cuarentena.

Según comentó, en Ecuador hay unas 75.000 personas relacionadas con el trabajo sexual y los sitios de diversión nocturna, que se han quedado sin su fuente de sustento.

En Quito, añadió Torres, unas 3.600 mujeres trabajan en casas de tolerancia y más de 300 en actividades de calle, pero remarcó que todas ellas se encuentran en una situación de vulnerabilidad.

Agregó que entre el colectivo de trabajadoras sexuales de Quito hay unas 700 mujeres de diferentes nacionalidades, especialmente colombianas, venezolanas, peruanas y cubanas, que también se encuentran desprotegidas.

“La necesidad económica que vive el país hace que las mujeres salgan a hacer trabajo sexual, por que no hay comida ni trabajo en estos momentos”, agregó.

Karina Bravo, dirigente de Asoprodemu, aseguró que la medida de presión también se efectuará en otras ciudades ecuatorianas como Guayaquil y Machala, y dijo que su organización espera ser recibida por las autoridades para presentarles sus demandas.

Bravo aclaró que su organización está consciente de la situación sanitaria y que, por ello, se ha elaborado un plan de reanudación de la actividad que, según dijo, cumple con las normas adecuadas para evitar el contagio del coronavirus.

Destacó que en su organización, hasta el momento, no se ha reportado ningún caso de COVID-19.

__________________________

¿Qué es el coronavirus?

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), los coronavirus son una amplia familia de virus que pueden causar diferentes afecciones, desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS-CoV).

El coronavirus descubierto recientemente causa la enfermedad infecciosa por coronavirus COVID-19. Ambos fueron detectados luego del brote que se dio en Wuhan (China) en diciembre de 2019.

El cansancio, la fiebre y la tos seca son los síntomas más comunes de la COVID-19; sin embargo, algunos pacientes pueden presentar congestión nasal, dolores, rinorrea, dolor de garganta o diarrea.

Aunque la mayoría de los pacientes (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial, alrededor de una de cada seis personas que contraen la COVID-19 desarrolla una afección grave y presenta dificultad para respirar.

Para protegerse y evitar la propagación de la enfermedad, la OMS recomienda lavarse las manos con agua y jabón o utilizando un desinfectante a base de alcohol que mata los virus que pueden haber en las manos. Además, se debe mantener una distancia mínima de un metro frente a cualquier persona que estornude o tose, pues si se está demasiado cerca, se puede respirar las gotículas que albergan el virus de la COVID-19.

¿Cuánto tiempo sobrevive el coronavirus en una superficie?

Aún no se sabe con exactitud cuánto tiempo sobrevive este nuevo virus en una superficie, pero parece comportarse como otros coronavirus.

Estudios indican que pueden subsistir desde unas pocas horas hasta varios días. El tiempo puede variar en función de las condiciones (tipo de superficie, la temperatura o la humedad del ambiente).

___________________________

El Comercio mantendrá con acceso libre todo su contenido informativo esencial sobre el coronavirus

____________________________

VIDEO RECOMENDADO

Vietnam: Un hotel donde todo lo que reluce... es oro en Hanoi. (AFP).

TE PUEDE INTERESAR