Juan Diego Rodriguez Bazalar

Intentaron enterrarme vivo y ahora estoy aquí para gobernar el país”. Frente a sus seguidores, el presidente electo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, celebró su victoria sobre Jair Bolsonaro con una frase que exageraba el logro. Los comicios del domingo último le dieron el 50,9% de los votos y a su competidor el 49,1%, una diferencia bastante corta (2 millones de un total de 124 millones de electores) que ya permite adelantar que para él no será un camino de rosas liderar la nación.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más