La víctima recibió entre seis y ocho disparos cuando se encontraba festejando la obtención del Campeonato Uruguayo. Una testigo asegura que el perpetrador vestía un buzo con el escudo de Peñarol, clásico rival del Nacional. (Captura de video)
La víctima recibió entre seis y ocho disparos cuando se encontraba festejando la obtención del Campeonato Uruguayo. Una testigo asegura que el perpetrador vestía un buzo con el escudo de Peñarol, clásico rival del Nacional. (Captura de video)
Redacción EC

Montevideo. Fueron entre seis y ocho disparos. Uno de ellos dio debajo de la axila del cuerpo de un joven que caminaba anoche junto a decenas de hinchas del por 8 de Octubre rumbo a 18 de Julio, en la ciudad de , para seguir los festejos tras la obtención del . Tenía 24 años y fue llevado de apuro a Médica Uruguaya, pero falleció en el camino.

El hecho ocurrió en la esquina de 8 de Octubre y Presidente Berro, donde unos 500 hinchas ocupaban casi media cuadra. Según se ve en un video que circula en redes sociales, grabado desde un edificio, los hinchas caminaban entonando canciones de aliento cuando se escucharon los disparos y cayó uno de ellos. Varios corrieron desesperados. Otros asistieron al que cayó. Un segundo hincha resultó con una herida leve en el brazo y sería llevado más tarde a la mutualista SMI.

En otro video, registrado por una cámara de seguridad y también viralizado en redes sociales, se ve cómo una persona camina hacia un árbol y desde allí efectúa los disparos.

Una testigo del hecho dijo a El País de Uruguay que la persona que disparó llevaba un buzo oscuro con el escudo de Peñarol, clásico rival del Nacional. También que iba acompañado de al menos dos personas más. Un grupo de hinchas tricolores corrió al agresor pero se pudo escapar.

El fiscal de Homicidios Juan Gómez fue informado del tema por la noche y, según dijo a El País, dispuso medidas relativas a la investigación, “que pasan desde el análisis de cámaras a la toma de declaración de testigos”. El fiscal había pedido todos los datos, como la ficha de la persona y otros detalles.

Lamentamos este tipo de situación. Uno no entiende cómo puede ocurrir”, dijo Gómez. “Como sea, esto no tiene ninguna justificación posible, que alguien cometa este tipo de tropelías”, agregó el fiscal, aún sorprendido por el ataque.

Efectivos de Inteligencia continuaban trabajando en la medianoche y visitaban las viviendas de la zona en busca de cámaras de seguridad, según comprobó El País en el lugar.

Por la noche, Peñarol publicó en su cuenta de Twitter un mensaje en el que repudia “enérgicamente” el episodio “en que un parcial de Nacional fue asesinado y otro herido”. Y agrega: “Que el o los responsables de estos hechos sean identificados y puestos a disposición de la Justicia competente”.

Un poco antes, Nacional condenó “un nuevo acto de violencia, otro injustificable asesinato en el marco del fútbol uruguayo”. La institución llamó a todos sus hinchas “a mantener la calma y la responsabilidad aún en medio del dolor”. Y agregó: “Ya no es día para celebrar, todo Nacional abraza a una familia”.

Antecedentes

El 17 de noviembre de 2010, tras un partido de segunda división, murió de dos balazos un hincha de Villa Teresa, Marcelo López, de 40 años, en la cancha del club Oriental de La Paz, Canelones. Fue el último asesinato vinculado a un partido de fútbol.

Antes, el 11 de marzo de 2006, falleció el hincha de Cerro Héctor da Cunha (35 años), apuñalado cerca del Estadio Centenario. Ese fue el último caso en Primera División.

Más acá en el tiempo, el festejo por los 125 años de Peñarol el 28 de setiembre de 2016 terminó en tragedia en la plaza de Santa Lucía, en Canelones. Esa noche Hernán Fioritto y otros dos hinchas de Peñarol fueron baleados por parciales de Nacional que intentaban robar banderas. Fioritto luchó por su vida, pero falleció el 4 de noviembre de ese año.

En diciembre de 2018 quedaron libres 15 de 16 hinchas detenidos porque llevaban dos años en prisión y la Fiscalía no presentó una acusación contra ellos. El otro detenido quedó en libertad a comienzos de 2019.

Fuente: El País de Urguay, GDA.