Nahir Galarza realiza diferentes cursos en un centro de estudios frente al penal donde está alojada.
Nahir Galarza realiza diferentes cursos en un centro de estudios frente al penal donde está alojada. / Twitter

, la joven condenada a prisión perpetua en 2017 por el asesinato de quien fue su novio, Fernando Pastorizzo, realiza salidas educativas en un centro que queda frente a la Unidad Penal de Mujeres Número 6 de Paraná, según informó ayer su ex vocero, Jorge Zonzini.

“Mientras la Corte Suprema de Justicia de la Nación revisa el fallo récord, misógino y machista, Nahir Galarza asiste a sus clases de música”, escribió Zonzini, quien aprovechó para publicitar el libro que escribió sobre el caso, “El Silencio de Nahir”.

Mira: A un año del asesinato de Fernando Pastorizzo, su mamá lo recordó en Facebook

Además, deslizó que pronto se sabrá la verdad acerca de lo que ocurrió esa madrugada del 29 diciembre de 2017 en la ciudad entrerriana de Gualeguaychú, cuando Pastorizzo fue asesinado a balazos.

Zonzini, que es manager de medios y fue vocero de Nahir Galarza en los días previos al juicio que la condenó a cadena perpetua, apoya al giro que dio la causa cuando la chica afirmó que la obligaron a declarar que había matado a Fernando y apuntó a que fue su padre el verdadero responsable del asesinato.

La denuncia fue presentada en enero por la abogada de Nahir, Raquel Hermida Leyenda, quien confirmó la presentación judicial a pedido de su defendida y denunció a Marcelo Galarza, padre de la joven, como autor del “homicidio agravado” en perjuicio de Pastorizzo y por “violencia de género” contra su propia hija. Además realizó una denuncia por abuso sexual infantil contra el tío paterno de la joven. La denuncia espera su resolución en la Corte Suprema.

Cumpliendo la maldita condena escribió Nahir Galarza, desde la cárcel.
Cumpliendo la maldita condena escribió Nahir Galarza, desde la cárcel. / Archivo

Nahir, quien hace ya cuatro años se encuentra en el penal de Paraná, realiza cursos de música y estudia psicología. Además, trabaja en la lavandería del lugar y recibe las visitas de su madre y su familia materna.