Los manifestantes se enfrentan con la policía de Chile durante una protesta cerca de la Plaza Italia de Santiago. (AP Photo/Fernando Llano).
Los manifestantes se enfrentan con la policía de Chile durante una protesta cerca de la Plaza Italia de Santiago. (AP Photo/Fernando Llano).

Santiago de Chile. [AFP]. Una persona murió la noche del viernes tras caer a un foso mientras participaba de una masiva manifestación en las cercanías de la de Santiago, donde se registraron violentos enfrentamientos con la policía, confirmó el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH).

El autónomo INDH dijo en un mensaje en su cuenta de Twitter que “instará para que la causa de fallecimiento de la persona que llegó a la exposta central [asistencia publica] sin signos vitales, se esclarezca lo más rápido posible”.

Con este último caso, sumarían 29 los muertos en el marco de las protestas sociales en Chile. Un reporte anterior de la Fiscalía sumaba 26 víctimas fatales, a la que se agregan dos personas quemadas en un saqueo y que fueron recientemente encontradas.

Incendio y violentos choques en nueva marcha en Chile

Según testigos, el hombre -de unos 40 años y que no ha sido identificado- murió tras caer al interior de un foso donde habría recibido una descarga eléctrica tras escapar de la policía que cerca de la medianoche intentaba dispersar a los manifestantes reunidos desde la tarde en los alrededores de la Plaza Italia de Santiago.

Este lugar es escenario de frecuentes protestas desde que el viernes 18 de octubre comenzaran las manifestaciones sociales en Chile en reclamo de profundas reformas y en contra del gobierno del derechista Sebastián Piñera. Tradicionalmente los viernes es cuando se realizan las manifestaciones más masivas y que terminan en violentos enfrentamientos con agentes antidisturbios.

La policía reprime la manifestación en la Plaza Italia. (REUTERS/Ivan Alvarado).
La policía reprime la manifestación en la Plaza Italia. (REUTERS/Ivan Alvarado).

La última marcha

Miles de personas volvieron este viernes a enfrentarse violentamente con la policía en los alrededores de la plaza Italia de Santiago, en una nueva marcha convocada en apoyo a los reclamos sociales que estallaron hace más de dos meses en Chile.

A través de redes sociales, los manifestantes fueron convocados este último viernes del año a la plaza Italia de Santiago, epicentro semanal desde el 18 de octubre de masivas protestas ciudadanas en contra del gobierno del derechista Sebastián Piñera.

Y tal como ocurrió la semana pasada, la policía copó a media tarde con un gran número de efectivos los alrededores de la plaza, sin dejar que las personas se agruparan y dispersando a los manifestantes con chorros de agua y gas lacrimógeno.

Pero después de casi dos horas de enfrentamiento y luego de que se declarara un incendio en un tradicional centro cultural en las cercanías, miles de manifestantes lograron finalmente llegar hasta el centro de la plaza Italia, constataron periodistas de la AFP.

Siguen las protestas porque le gobierno no cambia nada”, dijo a la AFP Cristian Díaz, de 36 años, en la plaza Italia, donde los manifestante desplegaron un lienzo que decía: “Solo luchando avanzamos”.

“Vamos a seguir en la lucha hasta que Piñera dé su brazo a torcer de las cosas que está pidiendo el pueblo”, afirmó por su parte Luis Rojas, de 46 años, sobre la petición de cambios al sistema privado de pensiones, una mejor educación y salud, entre otros temas.

Las autoridades intentan retomar con un gran despliegue la normalidad del centro de Santiago, afectado desde el estallido social que inició con protestas por el alza de la tarifa del Metro pero que derivó en un reclamo de transformaciones sociales profundas, al que el gobierno de Piñera ha dado una respuesta “insuficiente”, según los manifestantes.

“Le pedí a Carabineros el máximo compromiso con resguardo de las personas que se manifiesten en paz y les he solicitado el mayor esfuerzo para cautelar la seguridad de los ciudadanos, apegándose a los protocolos y a las normas que rigen a las fuerzas de orden y al país”, dijo el Intendente (gobernador) de Santiago, Felipe Guevara.

En medio de los enfrentamientos, un incendio se declaró en el Cine Arte Alameda. (AFP / CLAUDIO REYES).
En medio de los enfrentamientos, un incendio se declaró en el Cine Arte Alameda. (AFP / CLAUDIO REYES).

Incendio de cine arte

En medio de los enfrentamientos, un incendio se declaró en el Cine Arte Alameda, un tradicional centro cultural que funcionaba desde hace casi tres décadas en las cercanías de la plaza Italia, donde durante las protestas albergaba también a personal médico que socorría a los manifestantes heridos.

El incendio comenzó en el techo del edificio, y de acuerdo a testigos, se habría iniciado después que la policía lanzara sobre la estructura bombas lacrimógenas, una versión que no fue confirmada por fuentes oficiales.

Las llamas lograron ser controladas al cabo de casi una hora pero el centro “lamentablemente se encuentra casi en su totalidad destruido”, afirmó el segundo comandante del cuerpo de Bomberos de Santiago, Diego Velázquez.

Unas 16 unidades de bomberos participaron en la extinción del incendio, ubicado en la céntrica avenida Alameda, la principal vía del centro de Santiago.

Los manifestantes facilitaron la llegada hasta el lugar de los bomberos y la evacuación de los trabajadores.

Los dueños del cine informaron por su parte que ningún trabajador ni asistente resultó herido.

La manifestación fue convocada el mismo día en que el presidente Piñera firmó el decreto por medio del cual se convoca a un plebiscito el próximo 26 de abril, para decidir si se cambia o no la Constitución heredada de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), una de las vías de solución planteadas a la crisis social.

Polémica declaración de Piñera

El presidente chileno, Sebastián Piñera, cuyo gobierno ha sido sacudido por intensas protestas, provocó una nueva ola de ira tras unos polémicos comentarios sobre la supuesta falsedad de algunos videos en redes sociales y la injerencia extranjera que lo obligó a dar explicaciones horas después.

Piñera dijo en una entrevista con CNN en Español que hubo una campaña de desinformación “gigantesca” con videos circulando en Facebook, Instagram y Twitter que habían sido “filmados fuera de Chile o “tergiversados”.

El jueves por la noche, un video divulgado por sus redes sociales, Piñera dijo que “al referirme a ciertas ‘fake news’ en entrevista a CNN, no me expresé en forma suficientemente precisa” y que “las violaciones a DDHH deben ser condenadas siempre”.

Sesión en el juzgado

El estudiante de medicina Josué Maureira testificó que fue detenido tres días después del estallido social del 18 de octubre, mientras atendía a manifestantes heridos por la represión policial. Un juzgado determinó la prisión por 120 días de los policías porque los exámenes físicos ratificaban las lesiones que sufrió el joven y porque ellos no debieron cuestionar la salud mental ni la sexualidad de Maureira, lo que aparentemente ocurrió.

La sesión del juzgado había concluido mientras en la Plaza Italia persistía la represión policial contra algunos centenares de manifestantes que, al anochecer, lograron alcanzar el céntrico monumento del lugar, símbolo de los chilenos que en octubre y noviembre protestaban casi a diario, hasta que en diciembre decayeron en número.

Inicialmente la convocatoria de la última protesta de los viernes en el 2019 era para realizar una protesta cuyo tema central era el K-POP coreano, que surgió a comienzos de los noventa luego que algunas bandas mezclaron distintos estilos musicales, incluidos varios provenientes de occidente --rock, hip-hop, reggaetón, música clásica-- que también cuentan con seguidores fuera de Corea del Sur, especialmente entre adolescentes.

En Chile el K-POP fue noticia luego que el gobierno del presidente Sebastián Piñera afirmó recientemente que se analizaron “millones de comunicaciones” de redes sociales tras el estallido social de octubre, en las que se detectó una “injerencia” e "influencia” extranjera en manifestaciones que culminaron con hechos violentos, entre los que mencionaron a cinco grupos, incluidos jóvenes que “son aficionados al K-POP”. Bastó la mención para que las redes sociales ridiculizaran el informe.

Las protestas sociales que estallaron el 18 de octubre en Chile han provocado la crisis más profunda desde el retorno a la democracia en 1990, con un saldo hasta el momento más de una veintena de muertos y miles de heridos.