Redacción EC

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

. Resulta casi imposible que alguien no reconozca ese apellido y lo vincule automáticamente al mundo de la ciberseguridad, pese a que su fundador lleva casi 30 años sin formar parte de la compañía. Un poco más complicado resulta enumerar y conocer todos los detalles en los que ha estado inmerso aquel enigmático gurú de la informática a lo largo de su vida, una larga lista a la que se suma su reciente detención en Barcelona como respuesta a una orden de arresto internacional emitida por .

MIRA: Detenido en España John McAfee, creador de un antivirus y buscado por Estados Unidos

John David McAfee nació el 18 de septiembre de 1945 en Escocia, Reino Unido, pero se mudó desde muy pequeño a Roanoke, Virginia, junto a sus padres. Era un joven quinceañero cuando su papá, quien trabajaba como topógrafo de carreteras y sufría de alcoholismo, se suicidó.

Según un publicado en el 2015, McAfee revivía el traumático episodio cada vez que despertaba.

Estudió matemáticas en la universidad Roanoke College, época en la que también comenzó a beber y emprendió un pequeño negocio de ventas de revistas que le permitieron conseguir “una fortuna”, según en el 2012. Se graduó en 1967 y al año siguiente empezó a estudiar un doctorado en la Northeast Louisiana State College, pero fue expulsado al ser descubierto que mantenía relaciones con una alumna de pregrado.

Consiguió un empleo en la empresa Univac en Bristol, Tennessee, donde codificaba sistemas de tarjetas perforadas hasta que fue arrestado por comprar marihuana. Su abogado consiguió evitar una condena, pero no que lo despidan.

Pese a ello, no tardó en ser contratado por la Missouri Pacific Railroad, donde participó de la implementación de un novedoso sistema informático desarrollado por IBM para mejorar el control sobre los horarios de trenes. A la par, comenzó a consumir LSD y DMT.

MIRA: Detienen en Noruega al fundador de McAfee por llevar lencería como mascarilla

Según Wired, con esta última droga vivió un alarmante episodio. Tras descubrir que una línea de DMT no le hacía efecto, McAfee esnifó toda la bolsa de droga que le habían vendido. “En menos de una hora mi mente estaba arruinada”, narró él mismo para la revista. Debido al alucinógeno, McAfee no entendía las preguntas de la gente, las alertas de la computadora ni otros estímulos a su alrededor.

Terminó escondido tras un tacho de basura en las calles de St. Louis, escuchando voces y esperando que nadie lo viera. Nunca más volvió a la Missouri Pacific Railroad.

En su lugar, decidió probar suerte en Sillicon Valley. Pero su vida siguió cayendo en picada.

Pese a que consiguió trabajo en varias compañías tecnológicas, incluido el Instituto de la NASA para Estudios Espaciales, se había vuelto adicto a la cocaína, lo que ocasionó que se separe de su primera esposa -la alumna de pregrado con la que se acostaba durante su doctorado-, fuese despedido del trabajo y se viese inundado de ideas suicidas.

Mi vida era un completo infierno”, dijo a Wired.

McAfee consiguió acceder a terapia, donde le sugirieron que acuda a Alcohólicos Anónimos. “Ahí fue cuando la vida realmente comenzó para mí”, asegura.

LLEGADA A LA CIMA

Entre sus fallidos intentos laborales, McAfee había pasado por Lockheed Corporation, una empresa multinacional de la industria aeroespacial y militar, donde había ampliado sus conocimientos en el naciente mundo de las computadoras. Para 1986 se enteró de la aparición del primer virus informático y decidió iniciar su propia empresa para enfrentar a estos programas maliciosos.

Así nació McAfee Associates, que en pocos años llegó a facturar 5 millones de dólares por año debido a que era la única opción de ciberseguridad para las grandes compañías del mundo. En 1992 un nuevo virus le permitió a McAfee consolidar su ascenso a la cima.

La aparición de Michelangelo, un programa malicioso calificado por la compañía como el peor virus hasta la fecha, no tardó en generar alarma en el mundo empresarial. Y aunque al final terminó infectando a decenas de miles de ordenadores, muy lejos de los , permitió que la compañía pasara a facturar varios millones de dólares y a cotizar en bolsa.

Pese a ello, dos años más tarde McAfee se retiró de su compañía asegurando que buscaba un futuro más prometedor. En 1996 vendió el resto de sus acciones, haciéndose con una fortuna de 100 millones de dólares. Los años siguientes alternaron entre charlas y conferencias, además de dos proyectos de redes sociales llamados PowWow y Tribal Voice que no tuvieron éxito.

LA CAÍDA DE MCAFEE

La crisis del 2008 impactó fuertemente en la economía de McAfee, quien vio cómo su fortuna . Terminando esa década decidió vender sus propiedades y mudarse a Belice.

Se alió con el microbiólogo Allison Adonizio y fundaron la empresa Quorumex, donde se dedicaron a buscar un producto que utilizara plantas para combatir enfermedades. El negocio fracasó y esta caída coincidió con el colapso mental de McAfee.

El empresario comenzó a pensar que era perseguido. Pronto abandonó su vida social para pasar sus días en la taberna Lover’s Bar. Sin embargo, su anonimato y vida carente de interés volvió a cambiar totalmente en el 2012 cuando las autoridades beliceñas lo catalogaron como “persona de interés” luego de que su vecino apareciera muerto, según .

McAfee huyó poco después de ser interrogado, pero fue capturado posteriormente en Guatemala, luego de brindar una entrevista al portal Vice. Aparentemente, , provocando que las autoridades guatemaltecas dieran con él.

Durante su detención contó que había donado 80 millones de dólares al Gobierno de Belice para el desarrollo del país durante los últimos siete años y que, al descubrir que las autoridades habían robado ese dinero, dejó de contribuir. Aseguraba, además, que esta era la razón por la que lo perseguían y lo querían involucrar en el asesinato de su vecino.

Pocos días después fue extraditado a Estados Unidos.

Su accidentado regreso, sin embargo, generó interés en la prensa que comenzó a indagar cada vez más en las sombras de su vida. Un año después fue detenido por conducir drogado y portando armas de fuego. Culpó a su médico por no advertirle que no podía manejar bajo los efectos del Xanax.

En los dos años posteriores se limitó a pequeñas apariciones esporádicas. Se había establecido en Portland, Oregón, y solía escribir ocasionalmente en sus redes sociales sobre seguridad, privacidad y libertad.

En el 2015 sorprendió a más de uno al anunciar que se , para lo que fundó su propio partido denominado “The Cyber Party”. Desafortunadamente para él, su sueño duró poco al no ser apoyado en la Convención Nacional del Partido Libertario.

En mayo de ese año fue nombrado presidente y CEO de MGT Technologies, una misteriosa compañía que pasó de invertir en juegos para celulares a ciberseguridad y en un pequeño fabricante de medicamentos.

A mediados del 2019 volvió a protagonizar una polémica, luego de tuitear que había huido de la CIA. La publicación estaba acompañada de una foto en la que McAfee posa con un rifle a bordo de un yate, aparentemente en altamar.

Menos de una semana después fue arrestado en República Dominicana por portar varias armas en su yate y más de 83 mil dólares que no habían sido declarados.

McAfee es, además, un confeso opositor a las medidas de prevención contra el Covid-19. En marzo denunció que un amigo suyo había sido multado con 2 mil dólares tras , en plena emergencia por el coronavirus.

En agosto volvió a ser arrestado, esta vez en un aeropuerto de Noruega, por negarse a utilizar mascarillas. En su lugar, McAfee llevaba unas pantaletas.

Su último arresto, el de este martes en el aeropuerto de Barcelona, responde a una orden emitida por la CIA, que lo acusa de delitos fiscales. La detención fue realizada por la Policía Nacional Española y McAfee se encuentra en prisión preventiva en la cárcel de Brians.

_____________________

VIDEO RECOMENDADO

John McAfee busca ser presidente

TE PUEDE INTERESAR