Primer transexual recibido por un Papa cuenta su vida en libro

El extremeño Diego Neria Lejárraga, el primer  en ser recibido por un papa, el , ha contado su historia personal en un libro al que ha animado a acercarse "sin ninguna gana de morbo", ni buscando la parte frívola de la transexualidad "porque esa historia no está aquí".

"Esto es la vida de una persona humilde, tranquila, de un sitio pequeño, que un día fue tocada por esa varita que se llama Papa Francisco y que creo que puede aportar un poco de esperanza", ha afirmado Diego Neria en el acto de presentación de "El despiste de Dios, Cuadernos de viaje de un hombre que nació mujer" (Tropo Editores). 

La vida privada de este placentino de 50 años, que en 2007 se sometió a una reasignación de género, se convirtió en pública en 2015 después de conocerse que fue recibido en audiencia privada por el Papa Francisco en la Casa de Santa Marta, en la Ciudad del Vaticano, junto a su pareja, Macarena. 

Ahora, este funcionario con fuertes convicciones católicas ha contado su historia en una novela, que ha sido presentada hoy en su Plasencia (Cáceres) natal y cuya primera edición, con 3.000 copias, estará en las librerías el 25 de abril. 

Acompañado por el alcalde de la capital del Jerte, Fernando Pizarro, y el editor de Tropo, Óscar Sipáin, Diego Neria ha explicado que se trata de una autobiografía novelada. 

"Es un recorrido por mi vida, desde pequeño hasta los 50 años, que se hace a través de un viaje que yo hago a Roma con Macarena, mi pareja, para visitar al papa Francisco", ha indicado. 

Neria ha subrayado que su libro pretende, sobre todo, "normalizar un poco a la gente a los que siempre se nos ha considerado apartados de la sociedad", no solo transexuales sino que está dedicado a la gente a la que se ha considerado "distinta". 

"Y desde luego es una llamada absoluta de esperanza. Yo he tenido una vida complicada, pero afortunadamente y gracias a Dios aquí estoy, porque la vida da muchas vueltas y porque tengo muy claro que no se puede tirar la toalla nunca", ha añadido. 

En cuanto a su entrevista con el papa Francisco, Diego Neria ha subrayado que dicho encuentro le ha cambiado la vida, sobre todo interiormente, y que le aportó "muchísima tranquilidad, serenidad" y le "despejó muchas dudas". 

Preguntado por la necesidad de cambios en la Iglesia católica, ha asegurado que hay muchas cosas con las que "no está en absoluto de acuerdo con la Iglesia" y que, por lo tanto, serían necesarios "muchos cambios". 

Ha criticado que son siglos de unas "creencias equivocadas", que están haciendo "muchísimo daño", por ejemplo, entre los menores transexuales latinoamericanos, que "lo están pasando francamente mal porque están superperseguidos, y esto es un punto que marca la Iglesia". 

Neria ha defendido que como institución no puede hablar "mucho ni bien" de la Iglesia en este tema. 

"Pero yo me voy al tema personal. Mi entrevista fue íntima y privada, de modo que lo que la institución piense a día de hoy me afecta relativamente", ha concluido.