Renzo Giner Vásquez

A sus 24 años, Mélienne ya ha sufrido la pérdida de un hijo. Eran las 8:29 de la mañana del sábado 14 de agosto y se encontraba en el mercado del pequeño pueblo pesquero de Pestel cuando la tragedia se desató. El violento terremoto de magnitud 7,2 sacudió todo el sur de Haití. Cuando el movimiento paró, Mélienne corrió a casa. Un vecino la recibió con el cadáver de su bebe de 18 meses en brazos. Un nuevo desastre se cernía sobre Haití.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más