ONPE
ONPE
Fernando Vivas

Columnista, cronista y redactor

fvivas@comercio.com.pe

Resolví mis dudas. No votaré por el mal menor entre los punteros del momento. No puedo hacerlo por Daniel Urresti pues, aunque en los próximos días tuviera una sentencia absolutoria por el cargo de asesinato (caray, qué fuerte), estaría condicionado por la maquinaria que lo lanzó, el partido Podemos. Su líder es nada menos que José Luna Gálvez, referente común de todas las sospechas sobre el vínculo non sancto entre universidad (Telesup), CNM (más de un consejero salió de Telesup) y ONPE (José Luis Cavassa trabajaba en Telesup y a través del defenestrado Adolfo Castillo, habría ayudado a inscribirse a Podemos).

No puedo votar por porque me ha enjuiciado. Sí, estimados, el ‘Hermanón’ se molestó mucho por un artículo mío del 14/11/2014, en el que lo critiqué porque su Canal 11 dio cabida al programa “El juez justo” de la mafia de Rodolfo Orellana. En su demanda, Belmont afirmó que él no manejaba el canal y, por lo tanto, no era responsable de lo que yo criticaba. Vamos, su imagen estaba tan pegada al 11 que su responsabilidad por acción u omisión al difundir la abyección de Orellana, era pasible de crítica. Recientemente, ha dicho que sus hijos lo echaron del canal en abril del 2017. O sea, en el 2014 estaba allí mientras Benedicto Jiménez, conductor de “El juez justo”, presentaba reportajes retorcidos contra las víctimas de Orellana.

Y no puedo votar por , a pesar de que tuvo un digno desempeño congresal. Recuerdo, incluso, que en el 2008 discrepó con la lideresa de su bancada –entonces, Keiko Fujimori– cuando esta, junto a la gran mayoría congresal, aprobó un dictamen exculpatorio del gobierno, de Odebrecht y de sus consorciadas, respecto al encarecimiento de la Interoceánica. Bueno pues, en un solo fin de semana, con un extraño combo de indecisión y arrogancia, destruyó mis esperanzas faltando al primer compromiso por Lima: el debate. Por lo demás, no ha superado su monotematismo de ‘segurólogo’.

Votaré por el que responda a cabalidad preguntas como esta: ¿Qué hará para frenar desde la Municipalidad de Lima la liberalidad y corrupción con la que se construye en muchos distritos? ¿Cómo expropiará lo que falta para construir la ampliación de la Ramiro Prialé? ¿Qué competencias cederá y cómo contribuirá con la nueva autoridad de transporte urbano (ATU)? ¿Cómo apoyará al MTC en el destrabe de la línea 2 del metro? ¿Qué hará para preservar la condición de patrimonio de la humanidad del Centro de Lima (mencione un par de proyectos ejemplares, por favor)? Tengo muchas preguntas más, pero el que responda estas con contundencia, me dará la dicha de no votar viciado.