El peruano Israel Hilario logró la segunda medalla de oro para nuestro país. El huanuqueño fue el mejor en la disciplina de paraciclismo de ruta masculino en contrarreloj categoría C1-2.
El peruano Israel Hilario logró la segunda medalla de oro para nuestro país. El huanuqueño fue el mejor en la disciplina de paraciclismo de ruta masculino en contrarreloj categoría C1-2.
Kenyi Peña Andrade

Cuando tenía 17 años y sufrió aquel trágico accidente con su bicicleta, en el que fue arrollado por un camión, Israel Hilario no fue vencido. Tampoco se sintió un perdedor cuando el doctor le comunicó, también a su familia, que perdería su pierna izquierda para siempre. Lloró, y se sintió impotente, pero nunca tiró la toalla. Y mucho menos lo hizo cuando, según sus propias palabras, la gente lo catalogó como un don nadie por su discapacidad. O cuando en España, una de las cunas del ciclismo mundial, tuvo que demostrar en la Madre Patria que el Perú era más que solo fútbol, exquisita gastronomía y Machu Picchu. Y así lo volvió a demostrar ayer. En paraciclismo de ruta contrarreloj categoría C1-2, nuestro compatriota ganó la segunda medalla de oro para nuestro país en los Juegos Parapanamericanos Lima 2019.


Porque cuando Hilario estuvo en cama durante diez días recibiendo visita médica, otra vez debido a los daños físicos que le causó chocar con una moto en el 2016, él sabía que había motivos para abrir las cortinas de su cuarto y enfrentarse a la vida nuevamente. Aquella vez su bicicleta se partió en dos, pero el huanuqueño se volvió tan fuerte como el casco que lleva puesto para protegerse la cabeza en sus competencias, y su crecimiento en esta disciplina fue tan rápido como cuando se vuelve inalcanzable al pedalear con alma, corazón y vida.

Hilario, en la vida, le ganó a sus miedos y al poco apoyo que recibió en su momento. Superó a todo. Y ayer, en el Circuito de San Miguel, en la prueba contrarreloj, el peruano fue el mejor superando al brasileño Lauro Moro y al colombiano Diego Dueñas.

“Ha sido una experiencia bonita y dura. Esta medalla es para todos los peruanos. Estoy feliz por la gente que me rodea. Este triunfo sirve para hacernos presentes en casa”, mencionó un Hilario emocionado que no dejaba de saludar al público que se hizo presente para apoyarlo

—Un héroe desconocido—

Si bien el paraciclismo es una disciplina poco difundida en nuestro país, Hilario viene escribiendo en estas páginas de éxito y gloria desde hace varios años. Él, por ejemplo, fue campeón de la Copa del Mundo UCI (Unión Ciclística Internacional) en el 2014. Ese mismo año ganó la presea dorada en la Copa del Mundo de Segovia, España; y la de bronce en Castiglione della Pescaia de Italia.

Israel Hilario llegaba a Lima 2019 como una de las cartas peruanas para ganar medallas (fue campeón del mundo en el 2015) y ya clasificado a Tokio 2020. Ayer no defraudó e hizo gala de su calidad.
Israel Hilario llegaba a Lima 2019 como una de las cartas peruanas para ganar medallas (fue campeón del mundo en el 2015) y ya clasificado a Tokio 2020. Ayer no defraudó e hizo gala de su calidad.

Doce meses después, el peruano se consagró como el mejor del mundo. Además, Hilario alcanzó el sexto lugar en el ránking mundial de la UCI a finales del 2018, y en la actualidad se mantiene en el Top 20. Por si fuera poco, a pesar de no cumplir con el objetivo, el peruano se posicionó en sexto lugar en los Juegos Paralímpicos de Río 2016, en una prueba en la que competían 14 paraatletas.

Sin embargo, todos estos premios vinieron a consecuencia de mucha lucha previa y de otros grandes deportistas que le dieron su apoyo.
La medalla dorada que le dieron a Israel fue merecida, porque le sigue ganando a la carrera más importante de su vida con una voluntad de oro.