Dijeron que no iban a permitir el ingreso de ningún sospechoso de tener el virus porque ponían en riesgo la salud de la población. (Foto: cortesía El Regional)
Dijeron que no iban a permitir el ingreso de ningún sospechoso de tener el virus porque ponían en riesgo la salud de la población. (Foto: cortesía El Regional)
Redacción EC

Esta mañana, vecinos de Sullana, en Piura, se enfrentaron a los policías y militares que vigilan el centro médico Villa María, pues afirmaban que un extranjero sospechoso de tener COVID-19 iba a ingresar al establecimiento y estaban decididos a impedirlo. En la región Piura, los contagiados de coronavirus ya son 112 y la cifra de fallecidos por la enfermedad aumentó a 9.

Las personas que llegaron hasta el frontis del centro de salud dijeron que no iban a permitir el ingreso de ningún sospechoso de tener el virus porque ponían en riesgo la salud de la población, incluida la del personal médico que labora en el referido centro de salud.

Al parecer, una mala información en torno a la llegada de un extranjero perturbó a los moradores, quienes rápidamente acudieron a expresar su voz de rechazo. Los policías y militares que vigilan el centro de salud intentaron persuadirlos de que la atención era para todos y negaron la versión de la supuesta hospitalización de un extranjero.

Sin embargo, los vecinos se rehusaron a entender. La policía tuvo que usar la fuerza para retirarlos. Esta situación se prolongó por unos 30 minutos. Algunas personas fueron detenidas.

Los distritos donde aparecieron nuevos casos de coronavirus en Piura son Sullo, Tambogrande, Colan, Pariñas, Los Órganos y Chulucanas.