¿Qué debes hacer si eres víctima de extorsión?
¿Qué debes hacer si eres víctima de extorsión?
Redacción EC

Hay diferentes modalidades de extorsión, pero todas tienen algo en común: trabajan en base al miedo. Las amenazas de los delincuentes tocan fibras sensibles como la vida de sus víctimas, la seguridad de los familiares más cercanos o recurren a información privada. Todo para obtener dinero fácil.

A opinión del coronel PNP (r) Elidio Espinoza, las víctimas deben seguir algunas recomendaciones básicas para combatir a los extorsionadores. Ceder ante al chantaje y dar dinero no solo significa perder dinero, significa darle recursos al delincuente para que siga con sus amenazas.

HAY QUE DENUNCIAR
“La persona tiene que reponerse a la primera impresión, del miedo ante una llamada amenazante o ante los impactos de bala en la fachada de su casa. Reponerse y denunciar el hecho”, señaló el ex jefe de la policía de Trujillo.

La lucha contra los extorsionadores se hace a través de una cadena que comienza en la propia víctima, quien debe contactar a los policías. Estos últimos serán los encargados de investigar con apoyo del Ministerio Público.

“En el caso de llamadas o mensajes, por ejemplo, se le pide el número a las compañías telefónicas. El fiscal pide el levantamiento del secreto de comunicación y así se le puede atribuir la llamada a una persona”.

CUIDADO CON LA INFORMACIÓN
Lo ideal es ser reservado con los datos sobre el patrimonio personal, la familia o la vida personal. Las extorsiones pueden partir desde los propios familiares, empleados o compañeros de trabajo. Incluso los amigos pueden compartir información que puede caer en malas manos. Basta conocer el nombre de una persona para obtener datos sobre sus seres queridos.

Sin embargo, una vez que comienzan las amenazas, el cuidado debe ser más riguroso todavía. Tenga cuidado con la rutina de sus familiares tras recibir algún tipo de extorsión.

HACER PÚBLICA LA DENUNCIA
Recurrir a los medios de comunicación es un método que puede hacer retroceder a los extorsionadores. Ver a sus víctimas denunciando por la prensa es un disuasivo para los delincuentes.

“Denunciar los hechos públicamente es positivo porque, por temor, los facinerosos retroceden cuando ven que son detectados y denunciados”, señaló el coronel Espinoza.

HABLE CON LA FAMILIA
Las extorsiones llegan de diferentes formas. Pueden ser amenazas directas o llegar en la forma de llamadas telefónicas de supuestos familiares en peligro.

Por eso debe tener registrados y grabados los números de contacto de sus familiares más cercanos. En caso de una llamada de un conocido en una situación de peligro, trate de comprobar su identidad por la voz o por preguntas personales.

También debe trabajar con todos en el hogar para que nadie divulgue a personas extrañas los nombres de padres, hermanos, tíos o primos. Cualquier tipo de información puede ser utilizada por los hampones.