Redacción EC

Tras permanecer 20 días en la clandestinidad, el suspendido gobernador de Puno, , fue detenido la tarde del pasado domingo en Lima.Y la noche de este lunes fue trasladado a la ciudad de Juliaca (Puno), donde será internado en la carceleta del Poder Judicial, según informó "Latina".

En las imágenes difundidas por el citado medio se observa el preciso momento en que Aduviri llega a la ciudad de Juliaca custodiado por agentes de la Policía Nacional (PNP). Aún se desconoce el penal donde cumplirá su sentencia.



"No soy un delincuente. Los corruptos hoy en día están libres. No he robado a nadie. He protegido el derecho a la propiedad, tierra y territorio. (...) La Policía Nacional me ha traicionado. Hoy día (domingo) iba a entregarme a la Policía Nacional. Me ha traicionado", expresó Aduviri al momento de ser capturado. 

En una publicación en Twitter, la Policía detalló que la detención de Aduviri ocurrió en La Victoria, tras un trabajo conjunto entre la Dirincri y la Dirección General de Inteligencia (Digimin) del Ministerio del Interior.

–Caso–
El pasado 14 de agosto, Aduviri fue sentenciado a seis años y ocho meses de cárcel como coautor no ejecutivo del delito contra la tranquilidad pública en la protesta antiminera denominada ‘Aimarazo’, en el 2011. Además, tendrá que pagar S/ 2 millones por reparación civil.

Tras esta situación, Aduviri pretendió solicitar licencia por 30 días sin goce de haber, pero el Consejo Regional de Puno decidió, el último 22 de agosto, denegar el pedido de reconsideración.

Conforme a los reglamentos del Gobierno Regional de Puno, Aduviri puede ser suspendido por un plazo máximo de 120 días, luego del cual procedería su vacancia, en caso no subsane o revoque la condena de prisión dictada en su contra por el Poder Judicial.