(Foto: cortesía)
(Foto: cortesía)
Carlos Fernández

colaborador de El Comercio

Dcarlosfb@gmail.com

Dos cuerpos más de las siete personas que murieron en el Wiñaymarca o lago menor del Titicaca fueron encontrados la tarde del jueves por las autoridades de Perú y Bolivia. Sin embargo, todavía faltan dos cadáveres por ser rescatados.

Se trata de los cuerpos de Emilio Calizaya Aguilar y Francisco Clares Nina, que ya están en la morgue del Hospital de Yunguyo. 
Uno de los cadáveres fue ubicado cerca del Puente Desaguadero, en el lado boliviano, y fue rescatado por personal del Centro de Instrucción de Buceo en Altura y de la Capitanía de Puerto Guaqui, que coordina esas acciones con la Marina de Guerra de Perú.

El otro cadáver fue encontrado cerca del poblado de Yanapata, en el distrito de Copani, en lado peruano. Las autoridades peruanas dijeron que la ubicación de cuerpos se complica debido a que las corrientes internas del lago menor han desplazado los cadáveres a una zona amplia.

-El caso-

La tarde del miércoles 3 de octubre, la lancha en la que viajaban Avelino Yujra, Juan Clares, Francisco Clares, Franklin Clares, Wily Polloquiri, Telesforo Calisaya y Amelia Choquecota, partió del muelle artesanal del distrito de Copani, en la provincia de Yunguyo, y tenía como destino Bolivia.

Ellos debían llegar al muelle Santa Rosa, en la localidad boliviana de Guaqui, y retornar a Puno el jueves 4. El jueves 11, las familias de los desaparecidos empezaron con la búsqueda de sus parientes. Durante las indagaciones, encontraron un bote volcado y flotando en el lago, que se presume es el que utilizaron los fallecidos.

El viernes 12, hallaron el cuerpo de Juan Bautista Clares Nina y el martes 16, personal de la Capitanía de Puerto Mayor Guaqui y del Centro de Instrucción de Buceo en Altura de Bolivia encontraron el cadáver de Amelia Choquecota de Calizaya.

La tarde del último miércoles, fue encontrado el cuerpo sin vida de Avelino Yujra, que fue trasladado a la morgue del Hospital de Yunguyo. En las tareas de rescate participó personal de la Policía Nacional y del Ministerio Público.

Hasta el momento, se desconocen las causas que generaron el vuelco de la nave y la desaparición de los siete pasajeros. Se presume que los fuertes vientos ocasionaron el naufragio de la pequeña embarcación.

Síguenos en Twitter como

TAGS RELACIONADOS