Zoila Flores Arévalo es una de las profesoras más longevas del Perú | Foto: Hugo Anteparra
Zoila Flores Arévalo es una de las profesoras más longevas del Perú | Foto: Hugo Anteparra
Hugo Anteparra

La profesora Zoila Flores Arévalo viuda de Reátegui, con 105 años de edad, es considerada una de las docentes más longevas del país. Es natural de la provincia de Lamas, de la región San Martín, y desde hace casi dos décadas vive en Lima y aún recuerda cuando se inició y cesó del magisterio.

Nació el 27 de junio de 1917. Las misioneras británicas que llegaron a su natal Lamas fundaron una escuela donde enseñaban pedagogía y al culminar sus estudios, a los 17 años de edad, fue enviada a la provincia El Dorado, para ser docente en la localidad de San José de Sisa.

MÁS INFORMACIÓN | 10 frases para celebrar el Día del Maestro este 6 de julio en Perú

Aún recuerda que para salir cada dos meses a cobrar su sueldo, tenía que viajar dos días en caballo, por caminos peligrosos y cruzar en canoa las caudalosas aguas del río Mayo. Cuatro años después, fue enviada al distrito de San Pablo, en la provincia de Bellavista, para fundar la escuela número 1805, que actualmente se llama Institución Educativa José Gabriel Condorcanqui. En esa jurisdicción se quedó cerca de 70 años y para cobrar su sueldo tuvo que nombrar un apoderado en Lamas, quien le cobraba comisiones cada mes, situación que le perjudicaba económicamente.

Lo más difícil que me tocó durante mi labor como docente fue tener alumnos indígenas que no hablaban castellano. A pesar de ello tuve que buscar la forma de entenderlos y que me entiendan. Mi esposo Francisco Reátegui Dávila, jamás me increpó por llevar a mi familia a vivir en una localidad lejana”, recuerda con nostalgia.

REVISA AQUÍ | Pedro Castillo por el Día del Maestro: “Reafirmo mi compromiso de impulsar una reforma educativa”

Un 12 de octubre de 1929, llegó a Lamas un grupo de misioneras inglesas, entre docentes y enfermeras, quienes fundaron la misión Evangélica, el hospital, orfelinato y la Escuela Británica. Fue ahí donde Zoila Flores se hizo docente y el 14 de octubre de 1970 por cuestiones familiares solicita su cese con más de 30 años de servicio al magisterio.

Mientras trabajaba en San José de Sisa y San Pablo, tuvo once hijos: Victoria, Levi, Marina, Francisco, María, Libertad, Rodrigo, Gilberto, Jaime, Zoila y Gilda. Tiene 31 nietos, 37 bisnietos y dos tataranietos.

SEPA MÁS | Cuarta ola del COVID-19: ¿cuántos días aplica el descanso médico y qué debo presentar?

Actualmente radica en el distrito de Miraflores en Lima y recuerda siempre su labor como docente, de la cual nunca tuvo algún reconocimiento.

Sin embargo, su mayor satisfacción es haber sacado 34 promociones, cuyos alumnos la recuerdan con mucho cariño.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más