Los empresarios Abel Cabrera y Alejandro Sánchez, además del acalde de Anguía, José Medina son señalados de pertenecer al grupo denominado 'Los Chiclayanos'. Composición: GEC
Los empresarios Abel Cabrera y Alejandro Sánchez, además del acalde de Anguía, José Medina son señalados de pertenecer al grupo denominado 'Los Chiclayanos'. Composición: GEC
Yesenia Vilcapoma

Unidad de Investigación

La resolución de la Fiscalía de la Nación, sobre la investigación preliminar al presidente por una presunta organización criminal en el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento, incluye el testimonio de un colaborador eficaz del Ministerio Público que menciona a los ‘chiclayanos’, un grupo de tres personas cercanas al mandatario que colocaban funcionarios y “manejaban” licitaciones del sector.

“[...] El presidente Pedro Castillo había decidido repartir funciones para que se hagan cargo del control sus personas de confianza, su familia y otras personas que apoyaron al gobierno. […] Dentro de ese poder de mando está Abel Cabrera Fernández en el mismo nivel que Alejandro Sánchez y José Nenil [Medina], todas esas personas que ocupan ese poder de coordinación son conocidos como los ‘Chiclayanos’”, declaró el colaborador sobre el grupo cercano al presidente, como indica la resolución fiscal.

MIRA: Pedro Castillo lidera organización criminal en Vivienda, según Fiscalía de la Nación

“Ellos son los que manejan el Ministerio de Vivienda [...] todo bajo el [mando] del presidente, nadie hace nada si el presidente no sabe [,] el modus operandi que trabaja Pedro Castillo con cada ministro o funcionario público de alto nivel es de los dineros entregados a los ministros [...]”, apunta el testimonio.

Los ‘chiclayanos’ son los empresarios Abel Cabrera Fernández y Alejandro Sánchez (dueño de la casa de pasaje Sarratea, donde Castillo tenía reuniones) y el alcalde de Anguía, José Nenil Medina Guerrero.

El alcalde y ‘amigo’

Actualmente, Medina se encuentra detenido de manera preventiva por 10 días por la investigación del Equipo Especial de Fiscales contra la Corrupción del Poder sobre una presunta red criminal que el presidente Castillo lideraría. Según Bruno Pacheco, el alcalde de Anguía, tierra natal del presidente, sería el “cajero” del mandatario. Entre agosto y diciembre del 2021, Castillo y Medina se reunieron nueve veces.

En la disposición de la Fiscalía de la Nación, el colaborador menciona el papel de Medina: “El señor José Nenil era una de esas personas de confianza y amigo de Pedro Castillo, además de haber apoyado a la campaña [electoral del 2021], eso le daba el derecho; para el presidente Castillo, el señor Nenil era un alcalde, que tenía dinero, era profesional y por esas razones le dieron dicha función, así como también se hizo cargo de coordinar con funcionarios del ministro de Vivienda [Geiner Alvarado], todas esas reparticiones se dieron en Breña, en la casa de Sarratea [...]”.

De acuerdo con el Ministerio Público, el mandatario habría comprendido, dentro del Decreto de Urgencia 102-2021, del 19 de octubre del 2021, proyectos desarrollados en Anguía.

El dueño de Sarratea

Alejandro Sánchez, natural de Anguía, es dueño de la casa del pasaje Sarratea, en Breña, que Castillo frecuentaba y tenía reuniones. Según el testimonio del colaborador, Sánchez coordinaba el direccionamiento de licitaciones públicas manejadas por Vivienda con el ministro Geiner Alvarado, cuando era titular del sector, y con Salatiel Marrufo, quien fue su jefe del Gabinete de Asesores.

“En el caso de Alejandro Sánchez, él coordina directamente con el ministro de Vivienda Heiner [Geiner Alvarado] y con el señor Salatiel Marrufo Alcántara, hasta ahora jefe del gabinete de asesores, a razón de que él pidió a Pedro Castillo que los ponga, los designara en esos ministerios, con ese poder Alejandro Sánchez direccionaba los procesos de contratación y por haberlos puesto el señor Alejandro Sánchez les señalaba a Salatiel y Heiner que coloquen personas en el ministerio”.

El ministro Alvarado, también investigado por la Fiscalía de la Nación, estuvo a cargo del sector Vivienda desde el 28 de julio, cuando Castillo asumió la presidencia, hasta el viernes 5 de agosto, cuando pasó al Ministerio de Transportes y Comunicaciones.

Salatiel Marrufo, ante de ser jefe del Gabinete de Asesores de Alvarado en Vivienda, fue asesor del alcalde Medina en Anguía, como reveló El Comercio.

El colaborador declaró que es amigo de Alejandro Sánchez, Abel Cabrera y Fray Vásquez Castillo, sobrino del mandatario que se encuentra prófugo. “Debo precisar que Salatiel Marrufo es quien propuso a Heiner [Geiner] Alvarado para que ocupe el cargo de ministro de Vivienda ante Alejandro Sánchez, Fray Vásquez [sobrino del presidente que está prófugo] y Abel Cabrera, para que hablen con Pedro Castillo y lo nombre como ministro de Vivienda, por ser chiclayano como él [...] con la finalidad de hacerse de todas las licitaciones que hay en el Ministerio de Vivienda. [...]”.

El papel de Abel Cabrera

El delator citado en la disposición de la Fiscalía de la Nación también describe el papel de Abel Cabrera, empresario natural de Chota pero que vive en Chiclayo: “Tenía el poder de coordinar y ordenar tanto al ministro Heider [Geiner Alvarado] como a Salatiel Marrufo para pedirle que otorguen presupuestos a los alcaldes de varias provincias para hacerse de obras públicas a través de los alcaldes con el Ministerio de Vivienda”.

Los ‘chiclayanos’ han visitado la residencia presidencial. El 15 de setiembre del 2021, el alcalde Medina registró un ingreso por la puerta posterior de Palacio de Gobierno (la denominada puerta 6), que conduce a la residencia presidencial. Esa vez ingresó acompañado por Abel Cabrera y Alejandro Sánchez. Como informó El Comercio, el ingreso de los tres personajes fue a bordo de un automóvil que está a nombre del hermano del alcalde, Javier Medina.

Descargos

El empresario Alejandro Sánchez rechazó la versión del colaborador eficaz. “Niego rotundamente esas acusaciones y no daré ninguna información más sobre este caso a la prensa. Los únicos indicados en investigar son la fiscalía, lo cual estoy presto a colaborar si ellos lo solicitan”, dijo a este Diario.

En tanto, el también empresario Abel Cabrera cuestionó el testimonio recogido por la Fiscalía de la Nación respecto a que presuntamente habría coordinado el manejo del presupuesto del Ministerio de Vivienda junto a Alvarado.

“Rechazo totalmente esas acusaciones en contra de mi persona, por lo que estoy presto a colaborar con la justicia para esclarecer dichas imputaciones y defender mi inocencia”, afirmó a El Comercio.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más