Algunos parlamentarios aducen haber donado el importe recibido. Otros afirman no poder brindar mayores declaraciones. (Ilustración: GEC)
Algunos parlamentarios aducen haber donado el importe recibido. Otros afirman no poder brindar mayores declaraciones. (Ilustración: GEC)
Roger Hernández Sánchez

No es un secreto que cada vez que un asume funciones, la mira es inevitablemente puesta sobre los cobrados por los congresistas electos por Lima.

A poco más de tres meses de instalado el grupo de 130 legisladores que reemplaza al Parlamento disuelto, esta semana se conoció que congresistas recibieron el pago, en medio de la emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus (COVID-19).

¿Qué son los gastos de instalación?

El concepto se sustenta en el Artículo 22, inciso j, del Reglamento del Congreso. En dicho documento se refiere que los legisladores tienen derecho a “recibir las mismas facilidades materiales, económicas, de personal que requiera para el mejor desarrollo de sus funciones”.

Tomando en cuenta el dispositivo, la Mesa Directiva del Parlamento autoriza a la Dirección General de Administración realizar las acciones administrativas y presupuestarias para abonar a los congresistas los gastos de instalación, los mismos que, en la presente gestión y los últimos períodos (2006-2011, 2011-2016, 2016-2019), equivalen a una remuneración parlamentaria mensual (actualmente S/15.600).

Ni en este ni en los congresos pasados se hizo alguna alusión tácita o explícita en torno a los legisladores elegidos por Lima y Callao, por lo cual todos los parlamentarios aplicaban para recibir el pago. Sin embargo, en el acuerdo adoptado en marzo de este año se fijó un plazo de 30 días calendario para conocer qué legisladores declinaron o no solicitaron los gastos de instalación. En dicho caso, la Mesa Directiva del Congreso determinaría el uso de los recursos no utilizados.

Acta donde se toma el acuerdo sobre los gastos de instalación para el período 2020-2021.
Acta donde se toma el acuerdo sobre los gastos de instalación para el período 2020-2021.

Así, se desprende que los gastos de instalación están establecidos con la finalidad de que los congresistas de una nueva gestión tengan un estipendio o recursos económicos para contar con lo que necesitan para iniciar su trabajo en Lima.

Sin embargo, este dinero servía antes para la adquisición de computadoras, teléfonos móviles o material requerido para la labor parlamentaria, herramientas que, con el paso de los años, ya son proveídas por el Congreso, por lo que el pago del importe se ha ido perfilando para ser recibido únicamente por los parlamentarios que no son de la capital al tener que gestionar traslados a Lima, la búsqueda de una vivienda para alquiler, entre otros requerimientos.

¿Qué congresistas por Lima y Callao recibieron esta vez?

Entre los legisladores por Lima y Callao que han recibido los gastos de instalación figuran Mónica Saavedra, Walter Rivera y Paúl García de Acción Popular, así como Rocío Silva Santiesteban y Enrique Fernández Chacón del Frente Amplio.

Además, Martha Chávez, Marcos Pichilingue, Carlos Mesía y Valeria Valer de Fuerza Popular. También Carmen Omonte y Omar Chehade en el caso de Alianza para el Progreso.

Por el Frepap recibieron el importe Alcides Rayme, Wilmer Cayllahua, María Teresa Céspedes, Isaías Pineda, Richard Rubio y María Retamozo. En el caso de Podemos Perú cobraron Orestes Sánchez, María Teresa Cabrera, Luis Castillo y Cecilia García.

Finalmente, obtuvo el pago José Vega de Unión por el Perú y, como legisladora sin bancada, hizo lo propio Arlette Contreras.

Respuestas

Rocío Silva Santiesteban, vocera alterna del Frente Amplio, confirmó la recepción del pago e indicó que ella y su compañero Enrique Fernández Chacón decidieron donarlo. En su caso, mencionó que entregó el monto al Comité Ana Tallada, mientras que en el de su colega a un grupo de adultos mayores.

A través de Twitter, Cecilia García (Podemos Perú) indicó que el importe por gastos de instalación y su sueldo son compartidos con la ciudadanía. (Lee lo que dijo al respecto durante la campaña).

Los despachos Orestes Sánchez (Podemos Perú) y Paúl García (Acción Popular) indicaron que brindarían una respuesta en las próximas horas, pues los legisladores se encontraban en sesión de trabajo.

En la oficina de Marcos Pichilingue (Fuerza Popular) el congresista dejó dicho lo siguiente: “Cada sol que yo cobro en este Congreso de manera legal será sustentado con mi sudor y trabajo de representación, fiscalización y legislación de proyectos para la población a la que represento, tal como lo vengo haciendo de manera transparente”.

Carmen Omonte (APP) y José Vega (UPP) habían señalado antes de la instalación del Parlamento que no tenían interés en cobrar el concepto; sin embargo, figuran en la lista de beneficiados. Precisamente por ello, este Diario intentó comunicarse con el resto de legisladores de Lima y Callao que recibieron el importe, pero no se obtuvieron respuestas.

Por su lado, Omar Chehade (APP), presidente de la Comisión de Constitución del Congreso, indicó a El Comercio que no brindará declaraciones en torno a los pagos recibidos. “Yo de mi sueldo parlamentario no hablo. Jamás opinaré al respecto, sobre todo si es un tema legal y que está estipulado en la normatividad vigente. En todo caso, pregunte a la Mesa directiva del Congreso”, refirió.

Respecto a los casos de Somos Perú y el Partido Morado, ningún congresista por Lima y Callao aceptó el dinero. Incluso la bancada del Partido Morado cursó en marzo un documento suscrito por Francisco Sagasti, Alberto de Belaunde, Miguel Ángel Gonzáles, Carolina Lizárraga, Zenaida Solís, Daniel Olivares y Gino Costa en el que hacían de conocimiento que renunciaban a su bono de instalación.

El monto por gastos de instalación y otras asignaciones económicas por el desempeño de los miembros del Congreso. (El Comercio)
El monto por gastos de instalación y otras asignaciones económicas por el desempeño de los miembros del Congreso. (El Comercio)

¿Quiénes dijeron en campaña que no iban a recibir?

Durante la campaña electoral, El Comercio publicó un especial interactivo tras encuestar a diversos candidatos. Tres de ellos adelantaron que no iban a recibir los gastos de instalación y ahora figuran en la lista. Se trata de los ahora congresistas Mónica Saavedra, Cecilia García y Carlos Mesía.

Especial de El Comercio durante la campaña electoral
Especial de El Comercio durante la campaña electoral
Especial de El Comercio durante las elecciones
Especial de El Comercio durante las elecciones
Especial de El Comercio durante la campaña electoral
Especial de El Comercio durante la campaña electoral

A su turno, la congresista María Teresa Cabrera señaló que iba a consultar si podía donar dicho monto.

Mira el especial de El Comercio y las respuestas de los entonces candidatos

Mediático

El cobro del importe por parte de los legisladores de Lima y Callao siempre ha hecho noticia. Muestra de ello fue la recordada declaración de Martín Belaunde (Solidaridad Nacional), representante por Lima, cuando dijo en 2011 que destinaría parte del pago de instalación a reparar su carro.

"No he hecho ninguna gestión para obtenerlo. Ha sido un pago legal que yo estoy destinando para mis funciones parlamentarias, entre otras cosas para el mantenimiento mayor de mi automóvil que está despedazándose", dijo.

Ante los cuestionamientos, un día después de sus expresiones anunció su dimisión a la mencionada prerrogativa.

El Congreso del 2016 también estuvo en el ojo de la tormenta. El ahora encarcelado Edwin Donayre, natural de Ayacucho pero elegido por Lima, admitió el cobro, pero indicó que empleó el dinero “en acto de solidaridad” con su pueblo.

Su colega Karla Schaefer, de Fuerza Popular, también hizo el cobro pese a que fue reelecta como representante de Piura. “Ya me había comprometido para construir dos aulas en Piura, no en zonas urbanas, sino rurales”, dijo a este Diario a través del personal de su despacho.

VIDEO SUGERIDO:

Martín Vizcarra se pronunció sobre el Congreso desde el Hospital Militar