Excomandante general de la FAP, Jorge Luis Chaparro (foto: Facebook FAP)
Excomandante general de la FAP, Jorge Luis Chaparro (foto: Facebook FAP)
Karem Barboza Quiroz

El ex comandante general de la (), , reveló, en entrevista con El Comercio, que el secretario general del presidente Pedro Castillo, Bruno Pacheco, y el ministro de Defensa, Walter Ayala, le pidieron que ascienda al “general Briceño”, pero que se negó al pedido de ambos.

MIRA: Militares fueron a Palacio de Gobierno una semana antes de ser ascendidos

Chaparro Pinto, quien tiene 40 años en la FAP, sostuvo que no le han dado ninguna razón para su pase al retiro y que su salida abrupta es un maltrato a la institución y a su persona.

MIRA: Oficiales recomendados por el presidente Castillo visitaron Palacio y el Congreso durante el proceso de ascensos

¿Usted ha tenido alguna información sobre las razones de su salida como comandante general de la FAP?

Lo que le puedo decir en cuanto a la resolución de pase a retiro es que hasta ahora no tengo conocimiento de cuáles son las razones. Nadie me ha informado cuáles son las razones del pase a retiro. El ministro de Defensa me citó y no me dijo nada. Me dijo que él no sabía nada.

Pero para firmar la resolución que lo pasa a retiro el ministro tuvo que estar enterado del por qué, ya que es el titular de la cartera que hace los cambios…

Sí, es correcto lo que usted dice.

¿Qué le dijo, por qué no sabía nada?

El por qué, no lo sé. Él me citó a la 1:30 de la tarde…

¿Cuándo fue?

El día que me enteré, que fue el 4 (de noviembre), yo me enteré a través del Diario El Peruano y me levanté y me fui a la oficina vestido de civil, porque mi resolución decía a partir del 3 (de noviembre), es decir que para el 4 ya no estaba en funciones. Me fui de civil a retirar mis cosas de la oficina. Yo estaba en ese trabajo cuando me llamó la secretaria del ministro (de Defensa) y me dijo que a la 1:30 me esperaba en su oficina. Subí a la 1:30 pm, lo cortés no quita lo valiente, y me presenté al ministro. Conversamos y no me dijo nada, me dijo que él no sabía nada, que es una pena y ya, muchas gracias por los servicios.

¿No mencionó de quién fue la decisión? ¿fue una decisión del presidente?

Sí, eso fue lo que me dijo, que él no sabía nada.

Pero si él dice que no sabía nada, ¿firmó a ciegas un documento?

Exacto, esa es la pregunta que tiene que contestar él, pero yo asistí a una reunión que me convocó él para decirme nada. Yo ya sabía que de esa reunión no iba a salir nada, pase lo que pase no va a cambiar nada. Ya está hecho, el daño está hecho.

Precisemos algo, ¿Cuántos años tiene usted de servicio o ya estaba usted para que lo pasen al retiro?

No, mi pase al retiro está para el 1 de enero del 2024. Yo me gradué el año 1984, por lo tanto, son 40 años de servicio y el 2024 tenía que besar la bandera como lo he hecho hoy. El 1 de enero (2024) o el 31 de diciembre del 2023.

¿Se cambió alguna norma que pueda sustentar su pase al retiro?

No, nada. El proceso de ascensos se inicia el 1 de enero del año. Entonces, ellos no han tenido oportunidad para cambiar nada. Me refiero a Defensa. Ellos solamente regularizan con una resolución las fechas de inicio de las reuniones de la junta, porque el ascenso no lo hace el comandante general. El ascenso lo realiza una junta que presiden el comandante general y tenientes generales, para generales. Y hay otra junta para grados menores, coroneles, comandantes y otra para capitanes y tenientes alfereces. Entonces, estas juntas se reúnen en la fecha que indica el Ministerio de Defensa. De acuerdo a las vacantes aprobadas realizan la evaluación de los legajos de los oficiales que se presentan al ascenso y dan su apreciación. Cada uno de la junta participa y se saca un promedio de la nota y esa es la meritocracia. Esa nota va al cuadro de méritos y se concluye el proceso. Se presenta la relación del personal que asciende a los diferentes grados y pasa para la firma del ministro hasta el grado de coronel; y de generales pasan las resoluciones al presidente de la República.

¿Usted cuándo presentó a estos cuadros para los ascensos?

En octubre, en la fecha que establece la resolución del Ministerio de Defensa, en la que nos dan las pautas, cuándo debemos hacer cada acto.

¿Y, posterior a esa fecha, le dijeron por qué demoraba la respuesta a las propuestas?

Fíjese. Hay dos partes; uno son los ascensos y otra la renovación que son los pases al retiro de los oficiales y técnicos. El proceso de ascenso es uno, le hago una exposición al ministro y termina mi función. El ministro tiene la responsabilidad de llevar al presidente las resoluciones de los generales para que las firme y él firmar las de coroneles para abajo, hasta mayores. Allí se acaba el proceso.

Ahora, el proceso de renovación es otra cosa. Es cuando las juntas determinan qué oficiales ya no tienen proyección en la carrera; y esos oficiales pasan al retiro. La propuesta de la FAP fue presentada, si no me equivoco, como el documento daba plazo, la segunda quincena de octubre para la FAP. Lo que me extraña es que hasta ahora no devuelven a la FAP las resoluciones firmadas de aprobación de esas propuestas.

¿En su resolución hubo algún motivo?

Por más que tenga la potestad el presidente de hacer y sacar a un comandante general, tienen que decirlo. Primero tienen que citar, por cortesía, al comandante general y explicarle las razones por las que lo retiran del cargo. Y luego, publicar la resolución y se termina. Pero es una institución armada, no estamos hablando de cualquier oficina del aparato estatal, estamos hablando de una institución armada, donde hay líderes y hay un gran número de personas.

¿Cuál es el mensaje que se da al hacer este cambio, sin mayor sustento?

Es un atropello a una institución armada y a mi persona. Es un abuso, eso es lo que han hecho y han generado un desconcierto en la institución. El día 4, mis oficiales generales, mis oficiales superiores, mis técnicos no sabían qué pasaba. Era una incertidumbre tremenda, nadie se explicaba por qué sacaban a su comandante general. Solo ocurre aquí en el Perú, creo.

¿Hay una intervención negativa de parte del Gobierno en las instituciones armadas porque no solo es la FAP, lo mismo ha pasado con el Ejército?

Claro, sí. Lo que es negativo es el mensaje que les dan a los miembros de la Fuerza Aérea y del Ejército en este caso. Negativo es que yo remuevo al comandante general cuando me da la gana, no es así. Tendrá la potestad, pero tiene que justificarse, tiene que decirse cuáles son las razones para que el personal de la Fuerza Aérea se entere. Cuando me dicen los técnicos ¿por qué, mi general? No sé, les digo. Hasta ahora no entiendo lo que ha pasado, pero tengo que cumplir las disposiciones. Ya hay un nuevo comandante general, tengo que relevar.

¿Cuándo usted se refiere a que tienen la potestad se refiere al gobierno?

Por su puesto, el presidente tiene la autoridad y potestad de cambiar a un comandante general. Eso no está en discusión, así lo establece la norma. Pero, al menos, tengan la cortesía. Así como llama Palacio cuando uno toma el cargo, al menos que llame a Palacio para decirme, ‘sabes qué, por estas razones te estás yendo al retiro’. Entonces, muchas gracias por la oportunidad y yo me retiro tranquilo y así yo también me puedo parar al frente de mis oficiales y mis técnicos para decirles que me estoy yendo por estas razones.

Usted mencionó que hubo la intención de un conocía de intervenir en el proceso de ascensos. ¿Estas personas lograron beneficiarse de estos cambios?

No, justamente eso es lo que yo no he permitido, que estas personas saquen provecho a través de terceras personas. Yo no lo he permitido, a mí me lo han pedido y yo no lo he permitido.

¿Entonces, estas terceras personas le pidieron a usted que beneficie a estos señores?

Sí.

¿Estas personas pertenecen al gobierno?

Bueno, le voy a decir. El secretario del presidente (Pedro Castillo), el señor Bruno Pachecho, me llamó por teléfono para pedirme que ascienda al general Briceño.

¿Eso cuándo fue?

Antes del proceso de ascenso.

¿Lo llamó el mismo señor Pacheco o a través de alguien?

Me llamó él, me llamó.

El secretario general de Presidencia, Bruno Pacheco se reunió con los coroneles Carlos Sánchez Cahuancama y Ciro Bocanegra dos veces.
El secretario general de Presidencia, Bruno Pacheco se reunió con los coroneles Carlos Sánchez Cahuancama y Ciro Bocanegra dos veces.

¿Él mismo pidió que se favoreciera a otros dos coroneles que mencionó usted?

No, el ministro de Defensa me pidió por el general Briceño, por el coronel Carlos Castillo y por el coronel … Vilca, si no me equivoco.

¿Y también el señor Pacheco por el general Briceño?

Sí; y como le dije que, de ninguna manera, que no iba a aceptar, al día siguiente me envió a un asesor. Al menos, él se presentó como un asesor, se presentó a mi oficina, un coronel retirado de la Policía, llevándome un post-it para decirme lo mismo. Yo tomé media hora de mi tiempo para explicarle que eso no era posible, que de ninguna manera, que se iba a respetar la meritocracia y los procedimientos que estaban establecidos en la ley de ascenso. Y le pedí que me ayude a hacer comprender a esta persona que no era posible y a partir de allí yo no me comuniqué más con esta persona.

¿Este asesor venía de parte del señor Pacheco?

Sí.

¿Usted considera que esa puede ser la razón por la que a usted lo han pasado al retiro?

No lo sé, eso sí no puedo afirmar, pero qué puedo decir….

¿Ya recibió la invitación de la Comisión de Defensa del Congreso citándolo para este martes?

Sí, ya recibí una notificación.

El ministro Walter Ayala habría sido una de las personas que llamó al excomandante general de la FAP para abogar por el ascenso de tres integrantes de dicha institución. Foto archivo GEC
El ministro Walter Ayala habría sido una de las personas que llamó al excomandante general de la FAP para abogar por el ascenso de tres integrantes de dicha institución. Foto archivo GEC / HUGOCUROTTO

Lo más probable es que le pregunten sobre estas intervenciones para favorecer a las personas que mencionó a través de terceros ¿usted tiene algún mensaje de Whatsapp, texto o captura de la llamada que recibió del señor Pacheco?

No, yo soy una persona que tienen el corazón limpio, si fuese otra persona lo hubiera grabado. Y tampoco hice nada con el pos-it que me llevó ese asesor. Me lo dio, se lo devolví y ya está, porque si yo fuese otra persona, yo me quedo con el post-it y lo denuncio por tráfico de influencias.

Justo por eso, porque el día de mañana (martes) le van a preguntar eso y seguro se va a iniciar una investigación sobre eso, porque estamos hablando del asesor principal de Presidencia…

Sí, sí, desgraciadamente es así, pero las cosas como son. Las cosas hay que decirlas.

Incluso se puede hacer un levantamiento del secreto de las comunicaciones...

Seguro, no sé, ya verán. Yo ya estoy en (situación de) retiro, tengo que voltear la página. Lamentablemente mi institución se ha visto afectada, pero creo que con el mensaje de hoy, hice algo por mi institución, para que nadie pretenda influenciar, a través de terceras personas, las decisiones del alto mando de la Fuerza Aérea. Es una institución militar, no es un colegio, estamos hablando de una institución.

¿Usted interpondrá alguna acción legal?

No, ya no hay nada que hacer. Ya está dicha la última palabra, porque no tendrá ningún efecto, conociendo la justicia. Me han hecho un daño a mí y a mi institución, ha sido un atropello, un abuso.

VIDEO RECOMENDADO

Copia De C08-gral Jorge Luis Chaparro
Excomandante general de la Fuerza Aérea sobre ascensos: “No se permitió la intromisión de agentes externos a la institución”

TE PUEDE INTERESAR


Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más