Jorge Nieto dijo que no está de acuerdo con la prohibición de la reelección de congresistas.  (Foto: César Campos | El Comercio)
Jorge Nieto dijo que no está de acuerdo con la prohibición de la reelección de congresistas. (Foto: César Campos | El Comercio)
Sebastian Ortiz Martínez

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Después de más de 40 años, vuelve a postular al Congreso. Esta vez bajo el símbolo de Victoria Nacional, el partido que ahora conduce . El exministro de Defensa considera que el país necesita de una “verdadera reforma política” para lograr la estabilidad y también cuestiona la “purga” de generales en la Policía Nacional.

MIRA: El nuevo núcleo de Keiko Fujimori: ¿cómo la candidata reestructuró su círculo de confianza?

— ¿, de George Forsyth, también implica una alianza de su partido, aún en formación, con esa agrupación? ¿Cuáles son los alcances?

Mi presencia en la lista de Victoria Nacional como invitado es el resultado de un acuerdo con el Partido del Buen Gobierno y tiene bases políticas de entendimiento. El primero es la necesidad de recuperar el Estado para el interés público, porque ha sido atrapado por la corrupción en los diferentes niveles de gobierno. Y el segundo es la necesidad de volver a colocar en la agenda pública, políticas en contra de la desigualdad.

— ¿La alianza entre Victoria Nacional y el Partido de Buen Gobierno es solo electoral? ¿Usted puede garantizar que se mantenga en una eventual bancada en el Congreso?

Esta es una alianza que legalmente no está formalizada, porque el Partido del Buen Gobierno no tiene su registro, estamos en ese esfuerzo, pero es un pacto político y la idea de este es que fructifique en un trabajo conjunto en el Congreso como en el Gobierno.

— Si usted y otros representantes del Partido del Buen Gobierno son elegidos congresistas, ¿no dejarán Victoria Nacional para formar una bancada propia?

Nuestro partido es un partido que busca la cohesión, el acuerdo, el entendimiento, y trabajaremos de esa manera como siempre lo hemos hecho.

— ¿Quién ha sido el responsable por la formación de las listas de candidatos al Congreso?

Yo no he tenido participación [en la conformación de las listas], solo, al momento de plantear, el nombre de militantes del Partido del Buen Gobierno para los espacios de invitados. El proceso de selección ha corrido por cuenta de los encargos de Victoria Nacional.

— ¿Y quiénes son?

No los conozco.

— ¿La conformación de las listas de candidatos al Parlamento garantiza que no se hallará, más adelante, candidatos cuestionados?

Entiendo que han hecho todo el trabajo necesario en la selección, en la lista hay personas que destacan como Patricia Arévalo y Jorge Chávez, que también forman para de la plancha presidencial.

— Forsyth, al momento de presentar a su equipo técnico, lanzó la propuesta de implementar en los procesos anticorrupción. ¿No cree que ese uso coloquial del lenguaje puede caricaturizar las iniciativas de exalcalde de La Victoria?

¿Usted entendió que lo quería decir? ¿Lo entendió?

— Sí, pero…

Esa es justamente parte del discurso político, decir las cosas de manera que sean fácilmente entendibles por la gente, no tenía sentido ponerse en ese momento a tratar el tema de la tradición romana del derecho o la tradición anglosajona. Este tipo de iniciativas, que es una forma de buscar la participación ciudadana, se está ejecutando ya en España o en Argentina. Y si se está en un mitin debe decir las cosas de la forma más sencilla posible.

— Yendo al punto de fondo sobre la propuesta, diferentes abogados penalistas han indicado que la reforma del sistema de justicia tiene otras prioridades. ¿Han analizado la viabilidad de los jurados ciudadanos? ¿Cuál es la ruta para implementarlos?

No sé cuáles son las prioridades que mencionan los penalistas a los que usted se refiere, pero yo le digo que una prioridad de la sociedad peruana, y se ve en las encuestas, es la lucha contra la corrupción. Nuestro Poder Judicial está bastante desprestigiado, es de las instituciones que menos valoración positiva tiene. La propuesta trata, entonces, de abordar dos puntos. El primero es fortalecer la lucha contra la corrupción y la otra es reforzar el proceso de reforma judicial. Llevamos 20 años en el esfuerzo por reforma el sistema de justicia y hasta la fecha no ocurre. Vamos a apelar a la ciudadanía para que esto se acelere y camine.

— El equipo especial Lava Jato por los presuntos delitos de cohecho activo genérico, lavado de activos y asociación ilícita. Si eventualmente este proceso llega a una etapa de juicio oral, ¿usted se sometería a un jurado formado por ciudadanos, que no necesariamente tiene conocimiento en Derecho Penal?

Soy respetuoso de la ley como lo he mostrado en todo mi accionar público, por lo tanto, respetaré la ley. Y yo espero que no llegue a juicio, tengo la conciencia tranquila, estoy haciendo lo necesario para que la verdad prevalezca en las investigaciones preliminares, pero si fuese el caso y la ley [de los jurados integrados por ciudadanos] está vigente, por supuesto, yo soy respetuoso de la ley.

— José Miguel Castro, exgerente de la Municipalidad de Lima, declaró que usted recibió pagos directos de OAS por US$120.000 en el 2013, a raíz de un servicio de asesoría política que brindó a la entonces alcaldesa de Lima, Susana Villarán. ¿No cree que la investigación que afronta puede afectar la campaña de Forsyth?

Espero que no, porque eso es falso, todo está ahora en el Poder Judicial.

— Forsyth, en diferentes entrevistas, ha indicado que la ciudadanía va a jubilar a los “viejos políticos” en las elecciones de abril. Usted postuló al Congreso en 1980, fue asesor de Susana Villarán y fue ministro de Defensa en el gobierno de PPK. ¿Usted no es parte de esos “viejos políticos a los que se refiere su aliado?

Creo que no, no se refiere a un tema de edad, sino a una forma de asumir la política, y yo en los cargos que he asumido como autoridad, como ministro de Cultura y de Defensa he dado muestras no solamente de mi probidad, sino también de mi eficacia. Usted recordara que cuando me encargaron la coordinación del Estado para atender el fenómeno de El Niño costera en el verano de 2017, lo hicimos bien y rápido. Y puedo decir sin temor a equivocarme y a ser corregido que atendimos a todas las personas que necesitaban ayuda.

— ¿El embajador tiene un rol en la campaña de Victoria Nacional? ¿Es el principal consejero de George Forsyth?

No le puedo decir nada al respecto, porque no conozco.

— ¿Es necesaria una reforma en la Policía Nacional? ¿Por qué?

Bueno, si nos alejamos un poco de los fenómenos reciente, el de las protestas contra el despacho en Palacio de Gobierno del señor Merino, tuvimos antes de eso un operativo policial en una discoteca en Los Olivos, donde fallecieron 13 personas, en cualquier lugar del mundo ese es un operativo mal hecho. Y desde otro lado, tenemos 513 policías muertos por COVID-19 y más de 20 mil contagiados y ex vox populi, y está en investigación, que parte de eso es de responsabilidad de los jefes policiales que no compraron adecuadamente los elementos de protección de bioseguridad. Si ambos hechos no nos dicen con claridad que se necesita una reforma policial, no sé qué hechos lo podrían sustentar.

— ¿El fue legal y constitucional?

No, yo creo que no fue así. La ley respectiva de ascensos de la Policía es muy clara, su artículo 8 dice que debe ser entre los tres primeros. Y aunque la segunda parte de ese artículo es una ventana de ambigüedad, el reglamento que regula la norma dice que debe ser entre los tres primeros. Adicionalmente a eso, uno de sus autores, el exministro Pérez Guadalupe, ha señalado que se hizo esa ley a imagen y semejanza a las Fuerzas Armadas. Y en ese caso, y lo sé porque fui ministro de Defensa, la elección se produce entre los tres primeros del escalafón. De modo, que fue un error de parte del gobierno hacer esa purga de 18 generales de la Policía solo en base a sospechas y rumores.

— ¿A qué se refiere cuando dice “rumores”?

No han acabado las investigaciones que determinen quiénes tuvieron responsabilidad, si la tuvieron, en la muerte de dos jóvenes [Inti Sotelo y Bryan Pintado] en las manifestaciones, por lo tanto, si no hay investigaciones firmes sobre la participación de los mandos policiales en esas muertes, [las acusaciones] son simplemente presunciones. Y lo mismo, no se han determinado responsabilidad sobre los posibles actos de corrupción que hubiera en la parte previa y en el proceso de la pandemia.

— ¿El próximo Parlamento debe determinar las responsabilidades políticas de Merino de Lama y de los otros que lo acompañaron en su efímero gobierno?

Lo primero que tiene que hacerse es la investigación de los hechos y los hechos son dos muchachos muertos en Lima. Lo que necesitamos es que este gobierno nos dé claramente los resultados en la investigación de estos hechos, sobre esa base se podrán incubar procesos adicionales, sin duda, lo que necesitamos es saber qué pasó.

— ¿Cuáles serán los primeros tres proyectos de ley que presentará de resultar electo?

Un tema fundamental es hacer una reforma política en serio, yo creo que hasta ahora hemos estado haciendo múltiples iniciativas de naturaleza básicamente electoral. Tenemos un tema de fondo, que es el equilibrio de poderes y otros como la arquitectura constitucional de la democracia peruana. Y este será un tema fundamental en mi trabajo como congresista. Necesitamos una verdadera reforma política que nos dé previsibilidad, certidumbre y estabilidad, lo que hemos viviendo en los últimos cinco años ha sido todo lo contrario. Y eso ha tenido consecuencias, no solo en materia política, sino también en lo económico y social.

— ¿La que impulsó el expresidente Vizcarra provocó inestabilidad?

No sé cuál es la reforma política propiciada por el señor Vizcarra.

— Me refiero a las iniciativas que trabajó la Comisión Tuesta.

Fueron iniciativas de corte electoral, no veo ahí una reforma política, sino electoral.

— ¿Y cuáles serían sus otros dos primeros proyectos?

Junto a la reforma política, se debe revisar, particularmente en Lima, la organización jurídica y legislativa del tema del agua, hay millones de ciudadanos en Lima que carecen de este servicio, por lo tanto, se necesita realizar una revisión y determinar cuál es la regulación que impide que toda la población pueda tener agua. Y lo otro es el tema de la conectividad, la pandemia nos ha mostrado que hay un 60% de hogares que no tiene Internet en casa.

— El Congreso aprobó, en primera votación, . ¿Usted está de acuerdo con esta medida?

Así como la mayoría de la sociedad peruana no está de acuerdo con la bicameralidad, no lo está con la inmunidad. Yo creo que en el caso de la bicameralidad es importante que esta sea aprobada, pero claro tiene que pasar por un convencimiento de la sociedad, los políticos tenemos que salir y explicar por qué es importante que existan dos cámaras. Por ejemplo, si el procedimiento de vacancia [contra Martín Vizcarra] hubiera atravesado una segunda cámara es probable que no haya ocurrido. Y en el tema de la inmunidad, lo que la gente no quiere es el uso de este privilegio para la impunidad, para cubrir delitos que se han cometido previamente a la actividad congresal. La inmunidad tiene sentido para las tareas que el congresista desarrolla en materia de control político. Por lo tanto, hay que tener una mirada muy inteligente en sabe qué es lo que queremos, no queremos impunidad, pero sí se debe proteger al Congreso y a los congresistas para que cumplan con sus tareas.

— ¿Y el señor Forsyth comparte su punto de vista sobre la bicameralidad?

Yo entiendo que sí.

— En un eventual gobierno de Victoria Nacional, ¿buscarán el retorno del Senado?

En un eventual gobierno y en un eventual Congreso.

— ¿La no reelección de congresistas se debe mantener?

Es un punto en el cual la mayoría de la población está de acuerdo, porque tenía en la retina a congresistas que se habían ganado una repulsa muy grande, pero yo soy un partidario de que haya un esfuerzo por profesionalizar la política.

— ¿Entonces, entiendo que no está de acuerdo?

Yo no estoy de acuerdo [con la prohibición de la reelección congresal].

— La ciudadanía cuestionó que hubiese congresistas con 20 años consecutivos en el Parlamento. Si usted llega al Congreso, ¿buscará un punto medio para la reelección?

El problema es que hagan bien su trabajo, si hay un congresista que hace bien su trabajo y ha estado 50 años, pues lo queremos ahí, que siga haciendo bien su trabajo. El problema de algunos congresistas no es que estuvieran tanto tiempo, sino que no estaban haciendo correctamente su trabajo en opinión de la mayoría de sociedad. Por eso, yo digo que necesitamos una reforma política integral, que vea el panorama en conjunto y no solo una parte.

— Dentro de esta gran reforma de la que usted habla, ¿se debe permitir la reelección congresal?

Dependerá, si tenemos dos cámaras puede haber reelección en una y en otra, no; puede haber un tipo de representación en una y otro tipo en la otra; puede haber un distrito único nacional en una de las cámaras y un distrito múltiple en la otra. Reitero, necesitamos una mirada integral que produzca orden y representación, no se trata de discutir medidas parciales.

— ¿Cuál es la posición de Victoria Nacional sobre el enfoque de género en la educación pública?

No lo conozco, no hemos trabajado en ese tema.

— Hay varios temas de Victoria Nacional de los que usted no está enterado. Es el partido por el que postula.

No, no, me ha preguntado [por el enfoque de género]…

— Le pregunte por el enfoque de género en la educación, por la formación de las listas, usted es el número 1 [en Lima]…

Sí señor, y soy aliado de Victoria Nacional, ellos tienen su organización y procedimientos internos, al igual que el Partido del Bueno Gobierno. Somos aliados puntualmente en un conjunto de temas que son fundamentales.

— ¿Está a favor o en contra del matrimonio de personas del mismo sexo?

A mí me parece que la unión civil es un tema fundamental, es un derecho que han ganado.

— ¿Está a favor o en contra del aborto terapéutico? ¿Por qué?

A favor, es parte de las conquistas de la modernidad, tenemos que respetar la vida de la mujer.

— ¿La candidatura al Congreso es un “premio consuelo”, luego de no lograr inscribir al Partido del Buen Gobierno, con el que pensaba postular a la Presidencia?

No soy quien tiene que juzgar eso, en el medio del proceso de registro del partido se nos cruzó la pandemia y 120 días de cuarentena. Cuando salimos de esos 120 días, encontramos a una sociedad muy golpeada, con mucho temor al virus, con incertidumbre por el desempleo y mucha tristeza porque cientos de miles hemos perdidos a personas muy cercanas. Nos fue imposible registrar con el plazo del 30 de setiembre, que fue arbitrario y puesto por el Congreso. Y cuando anuncié que no tenía registro se me acercaron dos o tres partidos a ofrecerme que sea su candidato presidencial, pero decliné. Siendo militante de un partido no podía registrarme en otro solo por ser candidato.

Y antes de que se supiera lo del plazo del 30 de setiembre, yo venía conversando con algunos partidos, frutos de esas conversaciones, cuando ya se había cancelado la posibilidad de que yo fuera candidato presidencial, se vio la posibilidad de ser cabeza de la lista [al Parlamento de Victoria Nacional]. Y ahora vamos a hacer los esfuerzos por tener la mayor bancada congresal.

— ¿Cuál es su opinión sobre al Parlamento? ¿Cree que busca la inmunidad?

Primero está por verse que el Jurado Nacional de Elecciones apruebe esa candidatura, hay un artículo en la Constitución que establece que todo funcionario público debe renunciar con seis meses de anticipación [si desea postular], no menciona expresamente a los presidentes de la República, porque el legislador nunca se puso en la posibilidad de que un presidente renuncie a tal cargo para ser candidato al Congreso. Aquí ha ocurrido una situación nueva, singular, que es que el presidente ha sido vacado, esperemos que primero el jurado valide o no la candidatura del señor Vizcarra.

— Los dos últimos Congresos han sido cuestionados, el primer prácticamente forzó la renuncia de PPK a la Presidencia y el actual vacó a Vizcarra. ¿Cómo debe ser la relación del próximo Parlamento con el Ejecutivo?

Necesitamos un Congreso que nos dé certidumbre, estabilidad y buenas leyes. ¿Qué leyes fundamentales han dejado estos Congreso? El panorama es muy desolador, hay muchos temas en el país que requiere de buena legislación. Y el Congreso es al mismo tiempo un foro central para lograr la estabilidad política, sin ella no tendremos desarrollo ni crecimiento económico sostenido. Por lo tanto, darle estabilidad al país es la tarea central del próximo Congreso.

TE PUEDE INTERESAR: