Caso Ecoteva: Alejandro Toledo nos dijo que guardará silencio
Caso Ecoteva: Alejandro Toledo nos dijo que guardará silencio

SEBASTIAN ORTIZ MARTÍNEZ

El ex presidente evitó hoy pronunciarse sobre la decisión de la 48° Fiscalía Penal de Lima , la ciudadana belga Eva Fernenbug, y al asesor legal de esta, David Eskenazi, por el presunto delito de lavado de activos.

En breve comunicación con El Comercio, el también líder de Perú Posible dijo que guardará silencio, porque el Caso Ecoteva aún está judicializado.

“No voy a responder a ninguna pregunta porque el caso todavía está en el Poder Judicial. No puedo comentar nada porque soy respetuoso de las instituciones”, manifestó desde Estados Unidos, donde reside.

Este caso se originó al descubrir que, a nombre de Eva Fernenbug, suegra de Toledo, se compró, con dinero trasnferido de la empresa Ecoteva Consulting Group, una residencia en Las Casuarinas y una oficina en la Torre Omega. Además se pagaron las hipotecas de las casas de Toledo y su esposa, Eliane Karp, en Camacho y Punta Sal.

Toledo añadió que aún no ha analizado el dictamen de la fiscal Elizabeth Parco, que se reserva el derecho a denunciarlos a Eliane Karp y a él hasta tener nuevas pruebas.

“Eso lo están viendo mis abogados. No me puedo pronunciar sobre ello”, señaló.

“AFECTADOS COLATERALMENTE”
El vocero de Perú Posible, José León Rivera, indicó que el ex mandatario llegaría a Lima en el mes de julio, a fin de participar en la campaña de las elecciones municipales y regionales de octubre próximo.

Insistió en señalar que para los dirigentes peruposibilistas la resolución de la fiscal Parco es un avance, porque Toledo no fue denunciado.

Consideró que Toledo y Karp se han visto afectados de manera “colateral” por la acusación contra Fernenbug y Eskenazi.

Negó que en Perú Posible tras conocer que el dictamen de Parco no incluía a Toledo como denunciado.

HABÍA ELEMENTOS
Para la procuradora de Lavado de Activos, Julia Príncipe, para que la fiscalía acuse a Toledo, a Karp, al jefe de seguridad del ex presidente, Avraham Dan On, y al empresario Josef Maiman.

Príncipe indicó que la sensación que deja la actuación de la fiscal Parco es que "se lavó las manos", pues con su decisión el juez que reciba la denuncia solo se pronunciará por la situación de Fernenbug y Eskenazi.

Hasta ayer el despacho de la procuradora Príncipe no había sido notificado de la resolución.