Fujimori es acusada de lavado de activos y otros delitos, por los que se pidió más de 30 años de prisión. (Foto: Poder Judicial)
Fujimori es acusada de lavado de activos y otros delitos, por los que se pidió más de 30 años de prisión. (Foto: Poder Judicial)
María Isabel Álvarez

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

incumplió una de las restricciones impuestas por el Poder Judicial y, de volver a vulnerar las prohibiciones, el fiscal podrá solicitar prisión preventiva en su contra. Esa fue la advertencia que hizo el juez Víctor Zúñiga, en la resolución que emitió este lunes por la tarde.

MIRA | Keiko Fujimori: “Voy a seguir defendiendo la voluntad popular y mi derecho a hacer política”

Al mismo tiempo, el magistrado declaró infundado el pedido fiscal para que se varíe la comparecencia con restricciones y se dicte, por tercera vez, prisión preventiva contra la lideresa de Fuerza Popular.

Aunque Fujimori continuará el proceso en libertad, el juez acogió el argumento del fiscal y dijo que la acusada quebró una de las restricciones: no comunicarse con los testigos del caso de los presuntos aportes ilícitos a sus campañas electorales del 2011 y 2016.

Según explicó el juez, no dictó prisión preventiva al no existir un llamado de atención previo contra Fujimori para que cumpliera las restricciones.

El requerimiento fiscal para que Fujimori vuelva a prisión se basó en la conferencia de prensa donde la candidata estuvo junto al excongresista Miguel Torres, testigo en el caso. Con la resolución judicial, ya no podrá comunicarse más con Torres, quien ha venido declarando como abogado y vocero de Fuerza Popular, por el proceso electoral.

MIRA: Fuerza Popular: ¿Qué opinan seis expertos sobre los alegatos del partido para insistir con nulidades?

Keiko Fujimori tampoco podrá volver a tener algún tipo de comunicación con Lourdes Flores Nano, quien también figura como testigo del proceso, según expuso el fiscal en la audiencia.

Flores, así como Torres son parte del equipo legal del fujimorismo que ha solicitado la nulidad de varias mesas de votación en la segunda vuelta.

La restricción que impuso la sala superior, como condición para decidir la excarcelación de Fujimori, en abril del año pasado, indica que no podrá haber comunicación “con sus coimputados, testigos u otros órganos de prueba”, mientras no concluya su proceso.

Esto, como el resto de restricciones, deberá ser de “cumplimiento estricto”, por parte de Keiko Fujimori, de acuerdo a la resolución judicial de Zúñiga.

Argumentos

En su sustentación, el fiscal Pérez insistió en su pretensión de la prisión preventiva contra la candidata.

“Keiko Fujimori pretende sustraerse del juicio oral, que se archive el proceso [...]. La sala ya estableció el peligro procesal, al incumplimiento de reglas de conducta, Keiko Fujimori tiene que ser internada en un penal, en respeto a la justicia”, manifestó.

La abogada Giulliana Loza señaló que su defendida no ha incumplido las restricciones y que ni a Torres ni a Flores alcanzan las reglas de conducta, porque no son testigos vinculados con aportes falsos. Este argumento fue desestimado por el juez. ”El fiscal no acreditó ni siquiera con un mínimo elemento de convicción la circunstancia que ambos casos pudieran perturbar el correcto desarrollo del proceso”, dijo Loza.

Fujimori se dirigió al juez para expresar su “absoluta discrepancia con la solicitud”. “Es arbitrario, desproporcionado e injusto que se revoque la comparecencia con restricciones que cumplo”, agregó.

VIDEO RECOMENDADO:

Jorge Luis Salas Arenas, presidente del JNE, rechazó que se hable de fraude en las decisiones del ente electoral. (Fuente: JNE)
Jorge Luis Salas Arenas, presidente del JNE, rechazó que se hable de fraude en las decisiones del ente electoral. (Fuente: JNE)