Cerrón no culminó su mandato como gobernador regional de Junín porque el Poder Judicial lo condenó a cuatro años y ocho meses de cárcel efectiva por negociación incompatible. (Foto: Lino Chipana)
Cerrón no culminó su mandato como gobernador regional de Junín porque el Poder Judicial lo condenó a cuatro años y ocho meses de cárcel efectiva por negociación incompatible. (Foto: Lino Chipana)
Graciela Villasís Rojas

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

El exgobernador de Junín intentó el domingo, nuevamente, desmarcar al partido , del cual es fundador, del Caso Los Dinámicos del Centro. En un mensaje publicado en su cuenta de Facebook, calificó la investigación de una “persecución política”, e incluso afirmó que contra él hubo “una investigación por lavado de activos y se dieron con la sorpresa de que no hay desbalance patrimonial y que el fiscal había solicitado el sobreseimiento”.

Sin embargo, El Comercio accedió a información financiera que reporta los depósitos de dinero en efectivo de origen desconocido que realizó en cinco entidades financieras y que alertan un desbalance en sus cuentas.

MIRA: Vocero de Perú Libre sobre caso Los Dinámicos del Centro: “Nosotros no hacemos espíritu de cuerpo”

En enero del 2013, Cerrón ingresó US$20.000 al BCP. Este dinero, cuyo origen no se conoce según la información de entidades financieras, lo colocó en una cuenta de fondos mutuos hasta marzo del 2015, cuando retiró el monto y los intereses generados. Estos depósitos sospechosos ingresaron al sistema bancario desde el 2013, en su primera gestión como gobernador regional de Junín ( 2011-2014).

Según la declaración jurada que presentó a la contraloría, a inicios del 2013, Cerrón tenía un ingreso mensual del Estado por S/14.300. No registró ingresos por actividades privadas y como bienes reportó un monto de S/69.457. En ese año, se registra un crecimiento inusual en su patrimonio. En la declaración que presentó al final del 2013, reportó como bienes S/680.400, diez veces más que en la anterior.

En enero del 2016, Perú Libertario (ahora Perú Libre) logró su inscripción como partido. Meses después, en agosto, Cerrón depositó S/16.809 en el Banco de Nación. Este monto, sobre el que se desconoce su procedencia, ingresó a una cuenta con otros S/546.689. En noviembre del mismo año, el exgobernador retiró S/575.460, dinero del que no se conoce su destino.

Al año siguiente, en octubre del 2017, Cerrón abrió una cuenta de ahorros en el BBVA por S/212.000. Parte de ese dinero, S/170.293, tiene origen desconocido que depositó en efectivo en la misma entidad anteriormente. En diciembre del mismo año ingresó S/602.800 y tampoco se sabe la procedencia. Esa cantidad se integró en una cuenta a plazo fijo y después pasó a una de ahorros. El monto representa parte del cheque por S/900.000 que Cerrón transfirió al Interbank el 3 de marzo del 2020.

Al Interbank también llegó dinero que Cerrón tenía en la Caja Huancayo [ver el gráfico]. El dinero fue a una cuenta a plazo fijo que canceló en junio del 2020. Estos movimientos bancarios se realizaron después de ganar las elecciones para una segunda gestión en el Gobierno Regional de Junín, que empezó en enero del 2019.

Cerrón no culminó su mandato porque el Poder Judicial lo condenó a cuatro años y ocho meses de cárcel efectiva por negociación incompatible. El 20 de octubre del 2019, el consejo regional lo suspendió. Al día siguiente, fue recluido en un penal, donde solo estuvo dos meses luego de que un tribunal superior le redujera la pena y la variara a prisión suspendida.

En tanto, sus movimientos bancarios no se detuvieron. Al igual que en las otras entidades, Cerrón registra depósitos y retiros en el Interbank, el BBVA y la Caja Huancayo.

Para el abogado penalista Carlos Caro, existe un “indicio fuerte” para que se inicie una investigación por lavado de activos a fin de conocer la ruta del dinero. “Es un personaje expuesto políticamente [PEP]. Ha sido gobernador regional en dos ocasiones y, por lo tanto, el sistema de prevención de lavado de activos debe ser más estricto conforme la legislación”, sostuvo.

El experto penalista explicó que los PEP son los funcionarios que han tenido posiciones de poder en el Estado. “Son personas a las que se les debe auditar con más exhaustividad que cualquier ciudadano porque es de riesgo”, indicó.

El Comercio buscó los descargos de Cerrón enviándole mensajes y a través del coordinador de prensa de PL. Hasta el cierre de esta edición, no hubo respuestas.

Boluarte depositó a Cerrón

, candidata a la vicepresidencia por Perú Libre, transfirió a Cerrón S/15.709 desde una cuenta mancomunada que posee junto a Braulio Grajeda Bellido. Fue el 15 de diciembre del 2020. Esto llamó la atención de las autoridades financieras, según confirmó este Diario.

Grajeda es actual vocero del partido y postuló al Congreso por la región Lima.

Boluarte, en un comunicado en sus redes sociales, señaló ayer que como secretaria de economía del partido abrió una cuenta bancaria porque, en noviembre pasado, Cerrón solicitó la colaboración económica de los militantes para el pago de su reparación civil. Ante ese pedido, el Comité Ejecutivo Regional de PL decidió apoyar “solidariamente ese requerimiento”.