"En cuanto al desconocimiento, el único candidato de los diez primeros que parece tener un espacio importante es De Soto, desconocido para cuatro de cada diez encuestados (38%)". (Ilustración: Giovanni Tazza)
"En cuanto al desconocimiento, el único candidato de los diez primeros que parece tener un espacio importante es De Soto, desconocido para cuatro de cada diez encuestados (38%)". (Ilustración: Giovanni Tazza)
José Carlos Requena

Analista político y socio de la consultora Público

jcrequena@yahoo.com

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

La reciente (17/1/21) muestra una situación estable en la intención de voto, con evoluciones que se mantienen estáticas o no superan el margen de error (+/-2,8). ¿No se encuentra el país ya a poco más de diez semanas del día de la primera vuelta?

MIRA: Elecciones 2021: Gobierno aprobó pago de 120 soles a miembros de mesa

Quizás el reciente movimiento de dos de las principales candidatas presidenciales, Verónika Mendoza y Keiko Fujimori, altere la modorra. Pero lo más probable es que, como anticipa Maria Alejandra Campos (), recién en marzo haya movimientos importantes.

Pero no solo hay que ver la intención de voto. Es en los espacios alternativos donde pueden darse los eventuales movimientos: el antivoto (“definitivamente no votaría por…”) y el desconocimiento (“no lo/la conozco”). Como lo reseñó este Diario el último domingo, en cuatro candidatos presidenciales el antivoto supera el 50% y, en dos, el 70%: Ollanta Humala (73%), Keiko Fujimori (71%), César Acuña (62%) y Julio Guzmán (52%).

Entre los diez primeros, los que tienen menor antivoto bajo son Hernando de Soto (36%), Yonhy Lescano (39%) y Daniel Salaverry (39%). Estas resistencias marcan un techo actual al crecimiento.

En cuanto al desconocimiento, el único candidato de los diez primeros que parece tener un espacio importante es De Soto, desconocido para cuatro de cada diez encuestados (38%). Nuevamente se unen a él Lescano y Salaverry (ambos con 28%), cuyo pasado parlamentario –y, en el caso del segundo, la subordinación a la figura de Martín Vizcarra– podría estar creando una percepción errada sobre el espacio presidencial al que postulan.

Pero como lo han demostrado reiteradamente los últimos años, el sillón presidencial es solo uno de los espacios de poder que se renuevan en las elecciones generales. Será clave evaluar la composición del nuevo Parlamento. Por ahora, los mejores posicionados, aunque con porcentajes menores, son Acción Popular (9%), Partido Morado (8%) y Fuerza Popular (7%). Podemos, activo promotor de legislación efectista en el Congreso actual, aparece con solo 2%. Estas cifras tienen la seria limitación de no presentar un acercamiento fino a las regiones y el exterior, que en conjunto eligen a 97 (95 y 2, respectivamente) de los 130 parlamentarios.

Entre estos rostros, seguramente desconocidos en su mayoría, será fundamental hallar a quienes podrían convertirse en actores fundamentales del quehacer legislativo. Esta información recién se conocerá con precisión luego del 11 de abril, pero puede ya tenerse una idea, al menos embrionaria, de los ocupantes de las curules.

En medio del incierto proceso electoral, es evidente que la pandemia volverá a ocupar el mayor espacio de las preocupaciones de los gobernantes, por lo que pronto debería confirmarse como el principal eje del debate político. Ello tiene un impacto no solo en la relación Ejecutivo-Legislativo, sino en el tono con que se renueven los ocupantes de ambos poderes del Estado. Así, recién el trimestre abril-junio será clave para definir el ritmo y los danzantes del próximo baile.

VIDEO RECOMENDADO:

Cuenca sobre posible moción de censura contra Elice: No creo que medidas extremas sean la mejor salida

TAGS RELACIONADOS