En menos de un año, "Un sol con proteína" ha conseguido dotar de más de 20 mil raciones de este alimento a las ollas comunes de Pamplona Alta. (Foto referencial: USI)
En menos de un año, "Un sol con proteína" ha conseguido dotar de más de 20 mil raciones de este alimento a las ollas comunes de Pamplona Alta. (Foto referencial: USI)
Thalía Cadenas

Existen personas que hacen que este mundo valga la pena. Como ya se sabe, la pandemia del Covid-19 recrudeció los índices de pobreza en el Perú. Según , la pobreza monetaria alcanzó a un 30,1% de la población en el 2020, lo que equivale a 9 millones 820 mil peruanos.

MIRA: Así se come en un resort todo incluido en Punta Cana | VIDEO

El INEI precisó que la “Línea de Pobreza es el equivalente monetario al costo de una canasta básica de consumo de alimentos y no alimentos, que para el año 2020 ascendía a 360 soles mensuales por habitante, lo que quiere decir que la persona cuyo gasto mensual es menor a S/ 360 es considerada pobre”.

Por otro lado, el mismo organismo señaló que para calcular el nivel de la Línea de Pobreza Extrema se considera solo el costo de la canasta básica de consumo alimentario que tuvo un valor de S/ 191 por persona, es decir, se considera en pobreza extrema a las personas cuyo gasto mensual no cubre el valor de la canasta básica de consumo alimentaria.

En ese marco, surge “Un sol con proteína”, una iniciativa que lleva este alimento de origen animal a las personas en pobreza extrema. El proyecto es llevado a cabo por un grupo de buenas personas que se juntaron para ayudar a los más necesitados. En menos de un año han conseguido dotar de más de 20 mil raciones de este alimento a las ollas comunes de Pamplona Alta, en San Juan de Miraflores.

(Foto: Un sol por proteína)
(Foto: Un sol por proteína)

“Un país que no come bien está condenado al subdesarrollo. Si no comes bien, no piensas bien. Si solo el 8 o 9 por ciento de la población donara un sol, se solucionarían los problemas de la anemia y la desnutrición del país porque se cubriría a estos millones de personas en extrema pobreza que no tienen acceso a las proteínas.Con esta idea tan sencilla y el respaldo de las ollas comunes, donando un sol- que es menos que un pasaje o una gaseosa- podemos colaborar “, dice a Provecho de El Comercio Emilio Pérez de Armas, quien es parte de esta iniciativa.

Con el dinero que reúnen semanalmente compran pescado, pollo, huevo, bofe, sangrecita, etc. Estas compras son realizadas por las monjas combonianas y las dirigentes de las ollas comunes. Todo el proceso es publicado en el de esta organización.

“Un sol con proteína” viene trabajando con cuatro ollas comunes de Pamplona Alta y acaban de agregar a dos más. Sin embargo, esperan poder llegar a todo el Perú. Las ollas comunes que quieren participar se pueden poner en contacto a través de las redes sociales.

“Las hermanas combonianas son nuestros contactos con las ollas comunes. Ellas gozan de mucha credibilidad. Era clave involucrarlas en el proyecto. Ellas se encargan de hacer un filtro serio. Revisamos que haya seriedad en las personas que lo piden y que la olla común goce de una buena reputación. Pueden llamarnos de todas las regiones”, finaliza Pérez de Armas.

¿Cómo donar?

  • Número de cuenta soles BCP: 19404689502069 // CCI: 00219410468950206993

La cuenta está a nombre de Ametepe Adjovi Essenam, CE 001972683 y Carmen Martín Salguero, CE 001422983. Misioneras combonianas.

  • Yape: 948 786 736

Una vez hecho el depósito, escribe a contacto@unsolconproteina.org

¿Cómo contactarlos?

SIGUE A PROVECHO EN INSTAGRAM

TE PUEDE INTERESAR

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más