La pandemia puso en evidencia que en el Perú aún existe una gran brecha en cuanto al acceso a Internet en las zonas rurales del país, situación que pone en desventaja y quita oportunidades a millones de ciudadanos. Según un estudio realizado por la Universidad de Washington, las personas en situación de vulnerabilidad que tienen acceso a Internet, pueden obtener grandes beneficios en educación, empleo y salud. Además, el impacto del Internet fijo en los ingresos promedio mensuales de los hogares en áreas rurales asciende a S/ 390, de acuerdo con .

Por ello, Internet para Todos (IPT) viene trabajando para acortar la brecha digital en nuestro país. IPT es una empresa creada por Telefónica, Facebook, BID Invest y CAF, y después de dos años de operaciones ha llevado Internet móvil 4G a cerca de 12 mil comunidades rurales de la costa, sierra y selva, dando acceso a Internet a más de 2 millones de peruanos.

TECNOLOGÍA PARA CAMBIAR VIDAS

En el mundo, debido a la crisis sanitaria, casi 250 millones de estudiantes aún están afectados por el cierre de escuelas, lo que los obliga a confiar en la enseñanza virtual, de acuerdo con data de UNICEF. Ante esta situación, el Estado peruano respondió desplegando una estrategia nacional de educación a distancia a través del programa “Aprendo en Casa”. Según el Ministerio de Educación, el 58% de las familias accedió a este contenido por Internet.

Esta información es relevante para entender el impacto positivo que genera el Internet en la educación de los niños y adolescentes. Por ejemplo, a través de la conexión que ofrece IPT en el centro poblado Catalinayocc, en el distrito de Chuschi, a más de dos horas de Ayacucho, los estudiantes ya no tienen dificultades para atender a sus clases, pues desde el mes de septiembre llegó la conexión 4G para acercar oportunidades. “Gracias a Movistar, estoy logrando mejoras. Incluso, puedo hablar con el profesor y responder sus preguntas”, cuenta Edison Huamaní, estudiante de Catalinayocc.

Los niños de la comunidad de Moya, en Huancavelica, también disfrutan de estos beneficios. “Tener Internet en la comunidad de Moya es una forma de mejorar la educación. Los niños pueden tener la facilidad de hacer investigaciones con más exactitud”, asegura Aide Valenzuela, directora de la IE 36051. Del mismo modo, gracias al acceso a Internet, muchos niños y adolescentes a nivel nacional ahora podrán participar en el Programa Corresponsales Escolares de El Comercio. A través de él, podrán buscar la noticia, investigar, procesar información y difundir lo obtenido en las diversas plataformas del Diario.

La conectividad cambia la vida de las personas: por eso es importante que se realice el máximo esfuerzo entre el sector privado y público para seguir acortando la brecha digital. Conoce más sobre el programa Internet para Todos ingresando .

REPORTAJE PUBLICITARIO