Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Youtube

Historias inspiradoras en el fascinante mundo de los youtubers

El panorama actual de los blogueros. Las ‘youtubers’ Ariana Bolo Arce, Esperanza y Ana Celia Rosas nos contaron su historia

Historias inspiradoras en el fascinante mundo de los youtubers

Historias inspiradoras en el fascinante mundo de los youtubers

John Lennon había pasado a segundo plano. En el mismísimo Strawberry Fields Memorial, en el Central Park en Nueva York, la atención no estaba en el fallecido ex Beatle, sino en una joven mujer que, cinco metros más allá, era la protagonista de una larga cola que duró horas y que congregó a emocionadísimos adolescentes.

Quienes estaban allí en agosto del 2015 en honor al autor de “Imagine” no entendían qué pasaba. Pero varios minutos después la duda se había disipado. “Es una ‘youtuber’”, exclamó alguien con total sorpresa. Era un triunfo del internet de los millennials.

UNA DÉCADA DE YOUTUBE

Desde su creación en el 2005, el portal ha presentado variaciones de distintas dimensiones. La popularidad de los videos ha incrementado notablemente, lo cual ha influido en la profesionalización de los responsables de los canales. Cada vez hay más videos elaborados con técnicas audiovisuales, cámaras modernas, implementos especializados y un contenido cada vez más relevante para los infinitos nichos que componen la audiencia online. Eso sí, todo esto bajo el modelo ‘DIY’, las siglas en inglés para “Hazlo tú mismo”.

Las temáticas de los videos pueden variar desde un tutorial para armar muebles hasta experiencias con videojuegos. Precisamente, el bloguero que más ingresos anuales tiene, según informó la revista Forbes, es el sueco Felix Kjellberg, de 26 años, cuyo canal “PewDiePie” se centra en videojuegos en línea, los cuales difunde con un formato diferente: grabarse a sí mismo en plena competencia. Tiene más de 42 millones de suscriptores y ha recaudado más de 12 millones de dólares en 2015.

YouTube se ha convertido en una plataforma muy atractiva para los anunciantes, quienes llevan a cabo distintas estrategias para aprovechar el tráfico de las hoy estrellas de YouTube, como poner anuncios en Adwords, pagar a los ‘youtubers’ para que hablen de sus marcas y ‘unboxing’ o crear canales con nuevos jóvenes a modo de marketing.

LA COLABORACIÓN, LA ÚLTIMA TENDENCIA

El portal de Alphabet, ex Google Inc., congrega a los ‘youtubers’ con sus conferencias YouTube Creator Day y los anima a que realicen colaboraciones entre ellos con el fin de incrementar suscriptores y, por ende, las posibilidades de mejorar ingresos. Y no solo eso, también dispone de estudios para ‘youtubers’ en varios países.

Ejemplo de esta nueva característica es un reciente video de ‘Smosh’, el segundo canal que más ingresos recauda (8.5 millones de dólares en 2015). El sitio compartió una fatal entrevista con la protagonista de “Los juegos del hambre”, Jennifer Lawrence. La actriz se burló de los anfitriones a petición de otro ‘youtuber’, Dylan Miceli-Nelson, un joven bloguero que soñaba con gastarle una broma a ‘Smosh’.

El comediante Roman Atwood, otro sumamente popular, cuenta con hilarantes escenas junto al bromista Yousef Erakat. Sin embargo, no todo es comedia. Algunos están innovando con experimentos sociales, en muchos casos, con mensajes aleccionadores. Tal es el caso del estadounidense Coby Persin, quien asustó a mujeres menores de edad, luego de haberlas citado vía Facebook, para alertar a los cibernautas y a los padres sobre los peligros de pactar encuentros con gente desconocida a través de las redes sociales.

YOUTUBE MADE IN PERÚ

En esta historia que se está forjando velozmente en internet destacan dos casos peruanos que vale la pena resaltar. Uno es el de la joven ‘youtuber’ Ariana Bolo Arce (21), quien empezó en la aplicación de videos cortos Vine, otro hit de las redes. Sus producciones contienen una cuota de humor cotidiano y su canal cuenta con más de 135 mil seguidores.

 

Ella nació en Ecuador, pero llegó al Perú después de cumplir un año. Su pasión por los videos nació cuando cumplió 11 y comenzó en YouTube hace más de un año con el apoyo de sus padres, quienes le consiguieron la cámara que quería. Su primer video fue un monólogo que titula “La vida es cruel”. “Desde ahí no hemos parado”, exclama.

“Yo comencé mis canales de Vine, Facebook y YouTube haciendo las cosas que a mí me divierten, no por interés. Hay algunos que hacen cosas solo para tener más seguidores y eso me disgusta”, enfatiza Ariana en conversación con El Comercio.

Ella no utiliza guiones. Cuando se le ocurre una idea simplemente prende la cámara y empieza a grabar de manera espontánea junto a su primo Giancarlo y a su hermano David. “Creo que el día que deje de reírme de mí misma, ese día ya habrá pasado mi etapa de los videos y me dedicaré a otra cosa”, avizora.

Ariana no se preocupa mucho por el tema económico en esta red. “Nosotros también podemos vivir de un sueño. Además, la popularidad que has tenido es un constante sube y baja. Te quieren, te tiran flores y de ahí te tiran barro. Pero es increíble el cariño que te pueden dar. Supongo que los alejo de un día difícil”, reflexiona.

 

Otro caso es el proyecto “Tejiendo Perú”, cuya incursión fue totalmente distinta. Esperanza (72) perdió a su hija mayor Patty por un cáncer de mama. “Durante su enfermedad y luego de su muerte el tejido fue una compañía y una terapia para mí”, confiesa a El Comercio.

Junto a su otra hija Ana Celia grabó un video hace seis años para un concurso de televisión, pero fue rechazado. Fue entonces que su nieto Alejandro insistió en algo natural para él, pero visionario para el resto: colgar el material didáctico en YouTube. Así nació el espacio un 30 de junio de 2009.

“Tejiendo Perú nació como una necesidad emocional de acompañar a otras personas en los beneficios del tejido. No fue una necesidad económica. Los primeros años no teníamos ingresos”, aclara Ana Celia, profesora de Educación Inicial.

Ana y José Josan, coach ejecutivo del canal, mencionaron que el equipo está en un proceso de cambios para adaptarse a públicos y plataformas: la incursión de Lorena, su sobrina de 12 años, y el diseño de la app “Tejiendo Perú Móvil”. Además, están en la búsqueda de auspiciadores para cada sección (hilos, lanas, cremas humectantes, masajes, productos para familia, viajes, turismo, etc.).

“Hemos entendido que a nuestro público le gusta mucho el compartir emociones junto con tejido. Queremos incorporar un reality para que nos conozcan más. Vamos a grabar compartiendo con tejedores y artesanos de diversos lugares para incentivar el turismo artesanal”, cuentan Ana Celia y Esperanza.

Otro de sus objetivos es fomentar la prevención y control del cáncer de mama, una lucha por la que se han comprometido incansablemente desde hace más de diez años.

“Tejiendo Perú”, al igual que Ariana,  es un claro ejemplo de la profesionalización de los ‘youtubers’ en el mundo, una tendencia ineluctable. Su contenido poco a poco va especializándose, dirigiéndose a diferentes públicos, mejorando  su calidad, innovando en tecnología, pero siempre con la sinceridad y la noble causa que motivó a los gestores a iniciar el proyecto.

ALGUNAS CIFRAS DE TEJIENDO PERÚ

Público usuario es 35% varones y el 65% mujeres
51% del público tiene entre 18 y 34 años
1150 videos tutoriales aproximadamente
150 mil reproducciones diarias de los videos
4.5 millones de reproducciones mensuales
+196 millones de reproducciones de los videos
+531 mil suscriptores

Tags Relacionados:

YouTube


Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ