El avance de la tecnología hace que cada vez más los televisores ofrezcan nuevas y mejores opciones (Foto: Sajjad Hussain / AFP)
El avance de la tecnología hace que cada vez más los televisores ofrezcan nuevas y mejores opciones (Foto: Sajjad Hussain / AFP)
Redacción EC

Si estás pensando adquirir un televisor, ya sea porque el que tienes en casa dejó de funcionar o porque simplemente quieres renovarlo, el es una buena oportunidad que no debes desaprovechar, pero antes de abrumarte por la tecnología y precios, analiza bien qué tipo de equipo quieres para tu hogar.

MÁS INFORMACIÓN: ¿Qué es el Cyber Wowo, cuándo se realizará y qué marcas participan?

Y es que con la gama de ofertas que verás, es casi seguro que te dejarás llevar por la emoción del momento; sin embargo, antes de tomar una decisión de compra, debes tener en cuenta algunos puntos importantes para que después no te arrepientas.

A continuación, te ofrecemos una guía de compra y las 10 cosas que debes considerar antes de pagar por un , así que presta mucha atención.

MÁS INFORMACIÓN: Conoce todas las novedades del Cyber Wow 2021

1. TAMAÑO DE LA PANTALLA

El tamaño de la pantalla del televisor es un punto que se debe tener en cuenta, pues dependerá de dónde estará ubicado, por cuántas personas será visto y la distancia en la que estarás frente a él. Para este último existe una regla general: sentarse a una distancia tres veces más que la altura de la pantalla para HD y dos veces la altura de la pantalla para 4K Ultra HD.

Así, una sala de estar típica debería contar con un Smat TV de entre 55 a 65 pulgadas, pero en otros espacios de tu hogar un tamaño pequeño podría ser mejor, según sea la necesidad.

MÁS INFORMACIÓN: ¿Cómo realizar compras online seguras?

2. RESOLUCIÓN DE LA PANTALLA

La resolución de la pantalla de un televisor está definida por el número de píxeles que componen la imagen; a más cantidad de ellas, imágenes más nítidas en las que apreciaremos todo con mayor detalle.

El número estándar de resolución actual es 1920 x 1080, más conocido como Full HD, pero como la tecnología avanza, ahora existen Ultra HD o 4K, que tienen cuatro veces más pixeles que las pantallas HD, por lo que los objetos pequeños ahora se ven más nítidos y ya servicios que ofrecen sus transmisiones en dicho contenido. Incluso, ahora se ofrece televisores 8K, que en cuestión de nitidez es lo máximo, pero al no encontrar contenido en esta resolución es muy limitado, por lo que no conviene desesperarse comprando uno.

MÁS INFORMACIÓN: ¿Cómo aprovechar los descuentos y comprar de forma inteligente en el Cyber Wow?

3. TECNOLOGÍA DEL SMART TV

Existen tecnologías que mejoran el Smart TV, pero debes saber en qué se diferencian unas de otras para elegir la que más te convenga:

  • LED. Utiliza diodos emisores de luz (LED) para iluminar la pantalla LCD en partes específicas y atenuar en otros puntos para hacer una combinación de áreas en una escena. Si bien, los Smart TV LED y LCD tiene pantallas brillantes y su calidad de imagen mejora constantemente con la retroiluminación de matriz completa, puede presentar imperfecciones cuando hay movimientos rápidos y perder algunos detalles de sombra porque sus pixeles no quedan totalmente negros.
  • OLED. Utiliza una capa de LED orgánicos que son controlados a nivel de píxel para lograr niveles absolutos de contraste y negro. Si bien, muestra mejor una imagen de diferentes ángulos, colores profundos y detalles de sombra, tiene un brillo de pico más bajo que algunos televisores de LCD.
  • 4K. Su tecnología brinda una mejor calidad de imagen tanto en pantallas grandes como pequeñas. Asimismo, mejora la resolución de la imagen hasta por 4 veces más a comparación de la definición HD.
  • HDR. Es esencialmente una actualización del formato 4K o Ultra HD, pero no es aplicable a los juegos HD de 1080p. Cuenta con un panel de calidad y un nivel de brillo excelente.
MÁS INFORMACIÓN: 7 recomendaciones para evitar ser estafado con las compras por internet

4. FRECUENCIA DE ACTUALIZACIÓN

Para comprar un televisor, debes tomar en cuenta la frecuencia de actualización, que está expresada en hercios (Hz), que describe cuántas veces por segundo se actualiza una imagen en la pantalla.

Si en las escenas hay objetos que se mueven rápidamente, con la frecuencia de actualización de 60 Hz, las imágenes podrían verse borrosas, en especial en televisores LCD HDTV, por lo que hay una actualización de 120 Hz, incluso hay de 240 Hz, que serían las mejores opciones.

Existen modelos con soporte de frecuencia de cuadro alta (HFR), que lleva a una actualización más óptima, superiores a los 60 Hz, algo bueno para deportes en vivo.

MÁS INFORMACIÓN: ¿Qué factores se deben considerar para realizar transacciones seguras?

5. PUERTOS HDMI

Presta atención a la cantidad de entradas HDMI que tiene un televisor, pues algunos fabricantes por reducir costos y ofrecen menos en la parte posterior. Lo ideal sería cuatro puertos HDMI y optar, en caso puedas, por el nuevo formato HDMI 2.1. Por ejemplo, si conectas una barra de sonido, un Roku y una consola de juegos, ya acaparaste todo.

Tomando en cuenta que muchos televisores tienen solo un puerto que admite el esquema de protección de copia 4K (HDCP 2.2 - protección de contenido digital de alto ancho de banda), en caso hayas decidido por un Smart TV 4K Ultra HD, asegúrate que sus puertos admitan HDMI 2.0 para conectar futuras fuentes Ultra HD.

La televisión inteligente ofrece a quienes la tienen una infinidad de beneficios  (Foto: Freepik)
La televisión inteligente ofrece a quienes la tienen una infinidad de beneficios (Foto: Freepik)

6. ¿VAS USAR TU TV PARA JUGAR?

Además de usar la televisión para ver lo que queramos, son muchos los que lo utilizan para jugar. De ser así, ten en cuenta que la latencia de entrada o input lag, entre el tiempo que transcurre desde que se realiza una acción con el mando se verá reflejado en la pantalla del televisor, debe ser baja, menos de 20 milisegundos.

Los mejores paneles OLED son mejores que los LCD en este terreno. Además, se debe tener en cuenta que deberán tener el estándar HDMI 2.1 por su velocidad. No olvidar, la VRR (Variable Refresh Rate) que presenta imágenes más suaves, sincronizándose con las de la consola.

Otro de los puntos a tener en cuenta es que la frecuencia de actualización debe tener como mínimo 60 Hz, de preferencia 120 Hz.

7. BARRA DE SONIDO

Debido a que cada vez las pantallas de los televisores son más delgadas, el sonido no es muy bueno, por lo que se debe considerar dos opciones: comprar una barra de sonido o adquirir un sistema de sonido envolvente, aunque este último podría ser complicado para configurarlo.

Las barras de sonido mejoran significativamente la experiencia cuando vemos televisión. Lo mejor es que son prácticos, pues pueden caber en un soporte, colgado en la pared, etc. Por ello, es importante ver los puertos HDMI para que tenga su ingreso.

Los televisores actuales cuentan con al menos un puerto HDMI con capacidad de canal de retorno de audio (ARC), que permite entrada y salida de audio.

8. NO CONFÍES EN TODO LO QUE VES

No te fíes de lo que ves en la tienda, pues en los comercios encontrarás gran cantidad de televisores uno al lado de otro y no notarás bien la nitidez, aún más porque reproducen contenido de la misma marca.

Algo práctico es que lleves un USB con una grabación que conozcas a la perfección y la hagas reproducir, ahí podrás notar la diferencia y validar todo lo que ofrecen los vendedores.

9. ¿EL ÚLTIMO MODELO ES MEJOR?

Si bien, los últimos modelos ofrecen tecnología cada vez más de punta, sus precios no son muy accesibles a todos, por ello, no te desesperes si el dinero no te alcanza para comprar lo más nuevo.

Por eso, si compras en el año actual un televisor de gama alta de hace dos años, que no te sorprenda que, a nivel de tecnología y panel, supere a las nuevas de gama media.

10. PIENSA EN UNA INVERSIÓN A LARGO PLAZO

Además de comprar un televisor que dure los siguientes años, la inversión que realices debe ser íntegra; es decir, debes percatarte que tenga una buena actualización no solo en imagen sino a nivel general.

Si haces esto, valdrá la pena el dinero que desembolses al momento de haberlo adquirido.

Antes de que adquieras un Smart TV, piensa en la inversión a futuro que realizarás (Foto: Freepik)
Antes de que adquieras un Smart TV, piensa en la inversión a futuro que realizarás (Foto: Freepik)