Una gran carrera se vivió este sábado en la Chutana. Tras seis horas de dura competencia el triunfo finalmente fue para uno de los Radical SR8 de los hermanos ecuatorianos Villagómez, que volvieron a Lima para cobrarse la revancha del 2016.

 
Pero el espectáculo no solo estuvo dentro de la pista, sino también en los boxes y alredores donde la belleza se hizo presente con las anfitrionas de las marcas auspiciadoras.

Así, el publico asistente salió feliz del Autódromo al sur de Lima y mucho tuvo que ver la presencia de las espectaculares chicas que estuvieron entregando productos y animando a los aficionados a los autos.