No es la primera vez que Britney Spears intenta recuperar su libertad. (Foto: Valerie Macon / AFP)
No es la primera vez que Britney Spears intenta recuperar su libertad. (Foto: Valerie Macon / AFP) / VALERIE MACON
Oscar García

Chris Crocker tenía 19 años cuando saltó a la fama, en el lejano 2007, por colgar un video en Internet que todos vimos como un chiste aunque se trataba de un grito desesperado de empatía: “¡Dejen en paz a Britney!” fue uno de los primeros videos virales que conocimos, cuando YouTube todavía era joven y un territorio salvaje. En él, Crocker pedía en llanto que los medios y las redes sociales dejen de portarse como buitres en torno a Britney Spears, su cantante favorita. Tenía razón pero nadie quiso ver el fondo de su denuncia más allá de su crisis histérica. Lo ocurrido con Britney fue un abuso, sin duda, que pasamos por alto durante mucho tiempo.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más