(Foto: Pixabay)
(Foto: Pixabay)
Redacción EC

Tras cuatro meses de seguimiento, varias agencias federales arrestaron a 281 presuntos estafadores de todo el mundo que engañaban a sus víctimas mediante el uso de correos electrónicos fraudulentos.

Los recurrían al esquema de estafa conocido como Compromiso por correo electrónico comercial (BEC, por sus siglas en inglés), un ardid dirigido a personal de empresas que realizan transferencias electrónicas y a personas mayores para convencerlos de que transfieran dinero a cuentas bancarias controladas por los estafadores.

A partir de las detenciones, la policía incautó casi US$3.7 millones, según reportó el pasado martes el Departamento de Justicia de Estados Unidos. Se hicieron 167 arrestos en Nigeria, 18 en Turquía, 15 en Ghana y 74 en Estados Unidos.

En algunas de las estafas, los ciberdelincuentes hacían creer a sus víctimas que alguien podría estar románticamente interesado en ellos, que habían ganado un premio de lotería internacional e incluso que había oportunidades de empleo.

"El Departamento de Justicia ha incrementado los esfuerzos para tomar medidas agresivas de aplicación de justicia contra los estafadores que afectan a ciudadanos estadounidenses y sus empresas en esquemas de Compromiso de correo electrónico comercial y otros delitos financieros cibernéticos", dijo Jeffrey Rosen, fiscal general adjunto, en un comunicado de prensa. "Cualquiera que realice prácticas engañosas como estas debería saber que no pasará desapercibidos y se le hará responsable", añadió.

Síguenos en Twitter...