Imágenes del sistema AB Aurigae que muestran el disco a su alrededor. (Foto: ESO/Boccaletti et al.)
Imágenes del sistema AB Aurigae que muestran el disco a su alrededor. (Foto: ESO/Boccaletti et al.)
Redacción EC

Un equipo internacional de investigadores ha sido testigo de un suceso sin precedentes desde que se cuenta con instrumentos astronómicos modernos: el nacimiento de un planeta. Así lo dio a conocer el

MIRA: Lanzamiento de la NASA y SpaceX | Sigue EN VIVO el despegue del primer cohete privado tripulado

Luego de que hace unos años el telescopio ALMA detectara las primeras señales de la formación de un planeta alrededor de la estrella joven AB Aurigae, que se ubicada a 520 años luz de la Tierra, ahora estos investigadores muestran en la revista evidencias fuertes de la formación de un planeta.

El informe, que usa observaciones del Very Large Telescope del Observatorio Europeo Austral (ESO), describe un denso disco de polvo y gas en el que los astrónomos han detectado una estructura espiral con un “giro” que marca el sitio donde se puede estar formando un planeta.

MIRA: La Luna como nunca la habías visto: lo que revela el primer mapa geológico de nuestro satélite

Los investigadores, liderados por Anthony Boccaletti del Observatorio de París, creen que esta es la primera señal clara que confirma lo que los científicos creen hace décadas: los planetas nacen en discos polvorientos que rodean a estrellas jóvenes, cuando el gas frío y el polvo se agrupan.

Así, este estudio proporciona pistas cruciales para ayudar a los científicos a comprender mejor este proceso.

MIRA: Confirmado: “Próxima b” es un planeta de masa similar a la Tierra y se ubica en “zona habitable”

Hasta ahora se han identificado miles de exoplanetas, pero se sabe poco sobre cómo se forman -explica Boccaletti-. Necesitamos observar sistemas muy jóvenes para capturar realmente el momento en que se forman los planetas”.

Hasta el momento, los astrónomos no habían podido captar imágenes suficientemente nítidas y profundas de estos discos jóvenes para hallar el ‘giro’ que marca el lugar donde un “planeta bebé” podría estar surgiendo.

Como muestran las imágenes, la región de ‘giro’ amarilla muy brillante cerca del centro de la nueva imagen AB Aurigae, que se encuentra aproximadamente a la misma distancia de la estrella que Neptuno del Sol, es uno de estos sitios de perturbación donde el equipo cree que se está formando un planeta.

La imagen de la derecha es una versión ampliada del área indicada por un cuadrado rojo en la imagen de la izquierda. Muestra la región interna del disco, incluido el 'giro' amarillo muy brillante (encerrado en un círculo blanco) que los científicos creen que marca el lugar donde se está formando un planeta. (Foto: ESO/Boccaletti et al.)
La imagen de la derecha es una versión ampliada del área indicada por un cuadrado rojo en la imagen de la izquierda. Muestra la región interna del disco, incluido el 'giro' amarillo muy brillante (encerrado en un círculo blanco) que los científicos creen que marca el lugar donde se está formando un planeta. (Foto: ESO/Boccaletti et al.)

Gracias al sistema de imágenes de SPHERE, los astrónomos pudieron ver la luz más tenue de los pequeños granos de polvo y las emisiones provenientes del disco interno, con lo que pudieron confirmar la presencia de los brazos espirales detectados por primera vez por ALMA.

Los investigadores esperan que el telescopio extremadamente grande de 39 metros que construye el ESO permita a los astrónomos obtener vistas aún más detalladas de los planetas en formación: “Deberíamos poder ver de manera más directa y precisa cómo la dinámica del gas contribuye a la formación de planetas”, dice Boccaletti.

TE PUEDE INTERESAR

Síguenos en Twitter:


TAGS RELACIONADOS