Bill Gates, fundador de Microsoft. (Foto: JEFF PACHOUD / AFP)
Bill Gates, fundador de Microsoft. (Foto: JEFF PACHOUD / AFP)
Redacción EC

Durante los últimos días se ha revivido la charla Ted dada por hace cinco años, en la que advertía a la humanidad que las próximas muertes masivas no se producirían por acción de una guerra nuclear, sino por medio de un virus muy infeccioso.

En marzo de 2015 el empresario informático decía “tenemos que actuar ya, porque el tiempo corre”. Y, llamaba a “fortalecer los sistemas de salud en los países pobres”, “contar con contingente médico de reserva” y “luego equiparar a estos médicos con los militares que tienen rápida capacidad para movilizarse”.

“Si algo va a matar a más de 10 millones de personas en las próximas décadas será un virus muy infeccioso, más que una guerra”, comentaba en los primeros 58 segundos de su discurso.

“En parte, la razón de esto es que se han invertido enormes cantidades en disuasivos nucleares, pero en cambio muy poco en sistemas para detener , no estamos preparados para una epidemia”, añade.

El magnate estadounidense recuerda cómo afectó al mundo la propagación del ébola –virus que se detectó por primera vez en África el 26 de febrero de 1976– y sostuvo que el principal problema de esa enfermedad “no fue que el sistema no funcionara adecuadamente, sino que en verdad no teníamos ningún sistema”.

Por ejemplo, no había equipos epidemiológicos, los informes eran escritos e imprecisos, no había doctores para viajar a enfrentar la crisis.

Durante la charla el fundador de Microsoft, sostuvo que para hacer frente a una pandemia se necesita “cientos de miles de trabajadores”, equipos dedicados al estudio de nuevos métodos de tratamientos y expertos enfocados en evaluar qué instrumentos médicos debieran usarse.

“La OMS existe para monitorear las epidemias, pero no hace lo que estoy hablando”, agregaba Gates haciendo una crítica al sistema de salud mundial.

El también filántropo añadía que se podría hacer frente a la epidemia mediante la construcción de un sistema médico y científico eficaz que permitiera, por ejemplo, la propagación de información al público. Asimismo, el mundo cuenta con avances biológicos que deberían permitirle construir vacunas y medicamentos eficaces para combatir enfermedades.

Por otro lado, el informático calculaba que la próxima pandemia sería altamente costosa para el sistema económico planetario. “El Banco Mundial calcula que una epidemia global de gripe costaría no menos de tres billones de dólares con millones y millones de muertes”.

Emol, GDA

TE PUEDE INTERESAR

Síguenos en Twitter: