Esta combinación de imágenes creadas el 9 de abril de 2021 muestra una foto de un vial de la vacuna de AstraZeneca-Oxford y Pfizer. (Thomas SAMSON - INA FASSBENDER / AFP).
Esta combinación de imágenes creadas el 9 de abril de 2021 muestra una foto de un vial de la vacuna de AstraZeneca-Oxford y Pfizer. (Thomas SAMSON - INA FASSBENDER / AFP).
Agencia EFE

Agencia de noticias

La variante Delta del puede escapar a algunos anticuerpos monoclonales de laboratorio, pero las dos dosis de Pfizer o AstraZeneca generan una repuesta neutralizante en el 95 % de las personas.

MIRA: COVID-19 | ¿Cuál es el nuevo tratamiento que acaba de recomendar la OMS para pacientes graves?

Un estudio que publica “Nature”, encabezado por científicos franceses, también indica que Delta es menos inhibida por los anticuerpos presentes en las personas que han pasado el COVID-19 o que han recibido una sola dosis de las citadas vacunas.

La variante Delta es ya predominante en países como India (donde surgió), Gran Bretaña o Portugal, y se estima que, “en algunas semanas o meses”, será la mayoritaria en toda Europa, señala el Instituto Pasteur, cuyo investigador Olivier Schwartz encabezó el equipo.

Los investigadores estudiaron la reactividad de los anticuerpos monoclonales y de los anticuerpos del suero sanguíneo de 103 personas con una infección previa por SARS-CoV-2 y de 59 vacunadas con una o dos dosis.

Richard Anderson recibe la vacuna Pfizer Covid-19 de la médica Diana Hausman en el Lumen Field Event Center en Seattle, Washington, Estados Unidos, el 13 de marzo de 2021. (Jason Redmond / AFP).
Richard Anderson recibe la vacuna Pfizer Covid-19 de la médica Diana Hausman en el Lumen Field Event Center en Seattle, Washington, Estados Unidos, el 13 de marzo de 2021. (Jason Redmond / AFP).

La variante Delta del coronavirus es “menos sensible a los anticuerpos neutralizantes que la Alfa”, según los resultados del estudio, y sugiere que consigue escapar de los anticuerpos que se dirigen a ciertas partes de la proteína Spike, que es la que usa el virus para entrar en las células.

El análisis de la sangre de pacientes recuperados de COVID-19 en los doce meses previos reveló que necesitan concentraciones de anticuerpos “cuatro veces más elevadas” para neutralizar la variante Delta en comparación con la Alfa.

Además, una sola dosis de las vacunas Pfizer-BioNTech o AstraZeneca fue poco o nada eficaz contra las variantes Beta y Delta; solo alrededor del 10 % de los individuos fueron capaces de neutralizar la variante Delta después de una dosis.

Sin embargo, la administración de las dos dosis de esa vacunas generó una respuesta neutralizante en el 95 % de los individuos, aunque es “de tres a cinco veces menos potente contra la variante Delta en comparación con la Alfa”.

MIRA: COVID-19 | ¿Dónde se detectó la variante Epsilon y por qué los científicos le siguen la pista?

Los autores también descubrieron que la vacunación de individuos con una infección previa por SARS-CoV-2 potenciaba la inmunidad por encima del umbral de neutralización de la variante.

La investigación analizó la eficacia de los anticuerpos monoclonales terapéuticos Bamlanivimab, Etesevimab, Casirivimab y Imdevimab.

De esos cuatro, el Bamlanivimab, “perdía su actividad antiviral” al no ser capaz de unirse a la proteína Spike, mientras los otros seguían activos.

Los investigadores consideran que las mutaciones presentes en la proteína Spike de la variante Delta potencialmente modifican la unión del virus al receptor de la célula, lo que le permite escapar parcialmente a la repuesta del sistema inmunitario”.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

Los genios detrás de las vacunas: los científicos que combatieron enfermedades a lo largo de la historia

TE PUEDE INTERESAR: