Elmer Huerta

En las últimas semanas varios países europeos empezaron a levantar algunas restricciones implantadas para la prevención del . Pese a que Dinamarca tiene la tasa de infección , fue en levantar las restricciones contra el COVID-19, diciendo que la infección ya no es de trascendencia social crítica.

LEE TAMBIÉN | Siete claves para identificar y luchar contra la infodemia

Por su parte, , , , y anunciaron que levantarán progresivamente la mayoría de sus restricciones, empezando en febrero y planeando que en abril deben ya regresar a la vida prepandemia. En el , , ya no se necesita presentar los llamados ‘′ para ingresar a salones de baile o restaurantes, y se dejará sin efecto el mandato de vacunación obligatoria de los trabajadores de la salud.

En , algunos estados como Nueva York, Illinois, Nueva Jersey, Connecticut, Delaware y Oregon están ya levantando algunas de las restricciones. Pero la sorpresa la dio California, que la semana pasada para salir de la pandemia, considerando que el entró ya en la fase endémica.

“El reto es pasar la página de un modo inteligente y planificado, tomando en cuenta las lecciones aprendidas”.


¿Es posible pensar ya en abrir la sociedad en el Perú? ¿Qué se necesitaría para hacerlo? ¿Tiene el Ministerio de Salud (Minsa) un plan de salida de la pandemia?

El plan de California

Basado en siete pilares guiados por datos epidemiológicos precisos, el gobierno estatal de California dio a conocer un para salir de la pandemia, el cual –tomando en cuenta obvias diferencias– podría adaptarse al Perú o a cualquier otro país.

Bajo la fundamental premisa de un activo programa de vigilancia epidemiológica en zonas geográficas precisas, en el que se monitoree el número de casos, hospitalizaciones, admisiones a UCI y fallecimientos, los pilares del plan son: un intenso plan de vigilancia genómica del virus en la comunidad, fortalecimiento del programa de vacunación, uso juicioso de mascarillas, preparación del sistema de salud para reaccionar ante las eventualidades, uso juicioso de pruebas de diagnóstico, poner énfasis en la educación, abriendo escuelas y teniendo niños seguros en las aulas para recibir clases presenciales, y el uso rápido de medicamentos disponibles contra la infección.

Vigilar las alcantarillas

El pilar fundamental del plan es la vigilancia genómica del agua de alcantarillado de una ciudad, buscando la presencia del nuevo coronavirus, intervención que ya se hace en el Perú por el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento. Diversos estudios han demostrado que la presencia del en el agua de alcantarillado precede en varios días la aparición de un brote en la comunidad. El plan de California es reforzar la vigilancia epidemiológica en el agua de alcantarillado en los 58 condados del estado, secuenciar el virus que se encuentre y saber si hay presencia de una nueva variante.

De encontrarse una nueva variante, podrá determinarse si esta responde a terapias existentes, si puede ser diagnosticada por las pruebas disponibles, y si es capaz de escapar a los anticuerpos por una infección previa o vacunas.

En simultáneo, podrán distribuirse las pruebas diagnosticas en las áreas afectadas, dando tiempo para desplegar el personal médico adicional que se necesite para la atención de un mayor número de casos y fortalecer la capacidad hospitalaria.

La alerta haría que se declare la vacunación masiva de la población afectada y se convoque a las organizaciones comunitarias para desarrollar mensajes que garanticen que el público esté bien informado, de un modo culturalmente apropiado, usando mensajeros comunitarios, dando a conocer transparentemente los datos disponibles para garantizar su apoyo al plan.

“Es fundamental entender que el SARS-CoV-2 es un virus que no desaparecerá y que el COVID-19 será una enfermedad más”.


Endemia

Estando ya en el segundo mes de la pandemia causada por las variantes ómicron y su hermana BA.2 –caracterizadas por un explosivo aumento en el número de casos, y un incremento proporcional relativamente modesto en el número de hospitalizaciones y muertes–, el reto de los gobiernos es cómo salir de la fase de y entrar a una fase de endemia, tomando todas las precauciones posibles y aplicando las lecciones aprendidas.

Para eso, es preciso y fundamental entender que el SARS-CoV-2 es un virus que no desaparecerá y que el será una más de las enfermedades virales que afectarán al ser humano por siempre, no existiendo indicador preciso que, de un modo mágico –como quien activa el interruptor de la luz– permita decir que la pandemia terminó.

El reto es, entonces, cómo pasar la página de la de un modo inteligente y planificado, tomando en cuenta las lecciones aprendidas de los errores del pasado.

En ese sentido, es fundamental que las autoridades del Minsa revelen pronto los planes que tengan para salir de esta , planes claros y precisos, que permitan abrir la sociedad y propiciar la recuperación económica.

No conocemos el futuro, no sabemos si aparecerá una nueva variante que nos devuelva al punto cero, pero un Estado activo y vigilante debe estar preparado para afrontar con prontitud y eficiencia lo que pueda venir, siempre con planes basados en ciencia.

El saldo de intervenciones en la pandemia ha sido devastador, teniendo el Perú, por diversas razones que deben tomarse en cuenta en el plan de salida de la pandemia, la tasa de mortalidad más elevada del mundo.

Por eso, es muy importante que, si el Minsa tiene un plan, nos los revele para entrar en la fase endémica de la . Eso nos permitirá prepararnos para vivir con un virus tan cambiante y traicionero.

VIDEO RECOMENDADO

Viven en la calle en espera de que se atienda a sus hijos
Más de 20 familias esperan en carpas una cita médica. Tienen algo en común: todos vienen de provincia a Lima.

TE PUEDE INTERESAR

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más