El chef Shachar Yogev sirve una hamburguesa de pollo fabricado en laboratorio. (Foto: JACK GUEZ / AFP)
El chef Shachar Yogev sirve una hamburguesa de pollo fabricado en laboratorio. (Foto: JACK GUEZ / AFP)
Agencia AFP

Agencia de noticias

Un restaurante israelí cercano a Tel Aviv sirve pollo fabricado en un laboratorio, presentado como un producto ecológico que puede responder a la creciente demanda alimentaria.

MIRA: El novedoso método de un investigador chileno para ayudar a detectar pacientes de COVID-19 asintomáticos

En la planta baja de un edificio sin pretensiones en Ness Ziona, en el centro de Israel, el restaurante “El pollo” sirve hamburguesas en un marco original puesto que, del otro lado de la elegante sala con luz tamizada, los comensales ven, a través de ventanales, el laboratorio donde los técnicos trabajan detrás de grandes tanques de acero inoxidable.

“Es la primera vez en el mundo que se puede degustar carne cultivada en laboratorio mientras se observa su proceso de producción”, comenta entusiasmado Ido Savir, director de la empresa SuperMeat.

MIRA: Terremoto | Por qué ocurren las réplicas (y otras preguntas frecuentes sobre los sismos)

Aquí no hay animales. En su laboratorio se cultivan células de huevos de gallina fertilizados en biorreactores, alimentadas con líquidos de origen vegetal ricos en proteínas, grasas, azúcar, minerales y vitaminas.

Gracias a estos líquidos nutritivos, las células se desarrollan como lo harían en el cuerpo del animal, y se convierten en tejido muscular y grasa.

MIRA: Lo que se sabe de la nueva variante Delta Plus, una mutación más infecciosa del coronavirus

Al final del proceso, el líquido se retira del reactor de donde se recoge la carne artificial.

“Delicioso”, afirma Gilly Kanfi, que se describe a sí misma como una “carnívora”. “Si no lo supiera, creería que es una hamburguesa de pollo como cualquier otra”, explica esta mujer de Tel Aviv.

Kanfi había reservado meses antes para ser conejillo de indias en este restaurante que no hace pagar a sus clientes la experiencia culinaria.

El restaurante no cobra por estas hamburguesas. (Foto: JACK GUEZ / AFP)
El restaurante no cobra por estas hamburguesas. (Foto: JACK GUEZ / AFP)

En diciembre se había servido pollo artificial en un restaurante de Singapur. Y el primer filete in vitro elaborado a partir de células madre de vaca por un científico holandés de la Universidad de Maastricht, Mark Post, fue presentado en 2013.

Desde entonces se han creado varias nuevas empresas en este sector.

¿La carne ‘in vitro’ es carne?

A la cabeza de SuperMeat, el israelí Ido Savir, un informático vegano, se considera en “primera línea de una revolución alimentaria”, destinada a producir alimentos limitando al mismo tiempo el impacto sobre el medio ambiente.

La carne ‘in vitro’ es un sector que puede “aumentar la seguridad alimentaria en todo el mundo, con un proceso sostenible, respetuoso con los animales y eficaz”, según él.

Permite “reducir la cantidad de tierra, agua y muchos otros recursos utilizados” para la producción de carne, asegura, ya que la ganadería intensiva es una fuente de metano, un gas que favorece el efecto invernadero.

Sin embargo, persisten dudas sobre el impacto medioambiental real de la producción de carne de laboratorio, en particular sobre su consumo energético y sobre su seguridad sanitaria.

Un técnico sostiene carne de pollo cultivada en laboratorio en una bolsa sellada en la startup de tecnología alimentaria SuperMeat en la ciudad central israelí de Ness Ziona el 18 de junio de 2021. (Foto: JACK GUEZ / AFP)
Un técnico sostiene carne de pollo cultivada en laboratorio en una bolsa sellada en la startup de tecnología alimentaria SuperMeat en la ciudad central israelí de Ness Ziona el 18 de junio de 2021. (Foto: JACK GUEZ / AFP)

Ido Savir espera obtener certificados que le permitan vender su pollo en Israel o en el extranjero. Su empresa es capaz de producir cientos de kilos de carne cada semana, explica a la AFP.

Tener carne en su plato sin sentirse culpable por el bienestar animal, “es increíble”, estima Annabelle Silver, que no había comido productos cárnicos desde hacía años.

“Una de las razones por las que me convertí en vegetariana es porque [la industria de la carne] no es ética, no es sostenible”, explica.

¿Pero pollo ‘in vitro’ es carne? Los vegetarianos no son los únicos que se plantean la cuestión en Israel, donde muchos habitantes siguen las reglas del código alimentario del judaísmo.

El rabino Eliezer Simcha Weisz cree que la producción de carne respetuosa del medio ambiente y de los animales podría resolver algunos “problemas en el mundo” y que el pollo de laboratorio podría pronto obtener la certificación ‘kósher’.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RELACIONADO

Descubren una nueva especie de gamba en el zoo de Viena
Una nueva especie de gamba acaba de ser descubierta por los expertos del zoológico de Viena, a donde estos minúsculos animales llegaron probablemente hace dos décadas junto con piedras procedentes del Pacífico Índico para crear un arrecife artificial. Mucho que esta especie haya sido registrado ahora por la ciencia. Seguramente procede originalmente del Pacífico Índico". (Fuente: EFE)

TE PUEDE INTERESAR:

Síguenos en Twitter:

TAGS RELACIONADOS